martes, 8 de febrero de 2011

Hipocritas

El Espía otomano opina:
Tienen los occidentales, y a estos efectos los españoles lo son con todas las consecuencias, la tendencia de considerar a los orientales como taimados, tramposos y muy amigos de artimañas y añagazas con el fin de alcanzar sus objetivos, objetivos, casi siempre, turbios o sórdidos. La imagen del judio, de mirada torva, siempre dispuesto a martirizar a un aprendiz de cristiano, junto con la del moro, alfange en mano, siempre sediento de sangre están en el imaginario de cualquier español medio. Por contra, el hidalgo castellano, paradigma del mejor español, siempre se encuentra presto, no sólo a decir la verdad, sino además a defenderla hasta con su vida si es preciso. Quizás su máxima pueda resumirse en el dicho al pan pan y al vino vino.
Bueno, pues lo anteriomente dicho no es más que una leyenda urbana. Los españoles, y muy especialmente quienes les gobiernan son perfectamente capaces, muy capaces se atrevería a decir este espía, que presume de conocerlos bien, de ser los más mentirosos e hipócritas entre los hipócritas y mentirosos que en el mundo han sido.
Despues de años de asegurar que el paso que debía dar Batasuna, o lo que impropiamente se llama izquierda abertzale, para poder sentarse en las instituciones, consistía en desmarcarse de E.T.A. condenando su violencia, resulta que una vez dado, parece ser que no sirve. Mayor hipocresía es difícil. ¿No hubiera sido mejor decir: Hagan lo que hagan, no les legalizaremos jamás? Ahora se hace un juicio de intenciones, tienen que demostrar ser sinceros. El colmo. Incomprensible. Si los españoles se han creido que Manuel Fraga Iribarne, ministro de Información y Turismo del gobierno que asesinó a Julian Grimau, justificando de forma abyecta el asesinato, es hoy un ferviente demócrata y si los españoles creen que Jaime Mayor Oreja , defensor de la placidez del franquismo tiene autoridad moral para algo, este sencillo otomano no entiende, o lo que es peor lo entiende muy bien, como los españoles no se creen que Urrusolo Sistiaga haya podido hacerse un convencido pacifista.

5 comentarios:

Espartaco dijo...

Se equivoca caballero. Ellos son unos demócratas. Demócratas de toda la vida.

Tengo mi opinión sobre lo que es un demócrata. La puede conocer en:

http://espartaco-ysinembargosemueve.blogspot.com/2011/02/que-es-un-democrata.html

Pedro dijo...

"Es evidente que el glorioso alzamiento popular del 18 de julio de 1936 fue uno de los más simpáticos movimientos político-sociales de que el mundo tiene memoria. Los observadores imparciales y el historiador objetivo han de reconocer que la mayor y la mejor parte del país fue la que se alzó, el 18 de julio, contra un Gobierno ilegal y corrompido, que preparaba la más siniestra de las revoluciones rojas desde el poder". (discurso de Manuel Fraga Iribarne en los años 50, siendo ya catedrático de Derecho político en Valencia y afiliado, por supuesto, a FET y de las JONS).

Polaroid dijo...

Señor Espía otomano: ¿cuántos votos le supondría al PSOE, con Rubalcaba o Zapatero al frente, una declaración de Sortu admitiendo su reconocimiento del Sistema y su integración en él?. La victoria sobre el terrorismo, la constatación clara y patente de que hemos ganado y de que no tienen importancia los medios utilizados, sean los que sean. Por fín podría proclamarse de nuevo que España es la tierra de María Santísima y que el próximo mundial de fútbol, si no lo ganamos, es por la envidia que nos tienen los demás. Ejjjjpaña es asín.

RioLena dijo...

Otro tipo de hipocresía: las encuestas que publican los medios de comunicación reflejan que cerca del 78% de los españoles siguen en contra de la legalización de Batasuna (ahora Sortu). Entre ellos destaca un 45% de votantes de IU que se muestran de acuerdo con la Ley de partidos y la ilegalización de la izquierda abertzale.

BelphegorRed dijo...

Nunca hay que dejar de recordar que hay tres tipos de mentiras: mentiras grandes, mentiras pequeñas y mentiras estadísticas.