jueves, 28 de abril de 2011

Empezando

Estamos a punto de comenzar. La precampaña es ese invento absurdo en el que hay que pedir el voto sin que se note. Cosas de este sistema que ingenuos e interesados califican de democrático, a mi me parece simplemente partitocrático y los más audaces o arriesgados tildan, sin matices de cleptocrático. En mi pueblo, Alpedrete, la izquierda real, es decir nosotros, es decir Izquierda Unida, hemos hecho un notable esfuerzo para abrir no sólo la candidatura, al fin y al cabo figurar en una lista no comporta esfuerzo, sino todo el trabajo que supone elaborar todas las líneas programáticas con las que concurrimos a las elecciones. Ha sido un trabajo serio y riguroso en el que hemos huido de la tentación, siempre presente, de elaborar un programa de máximos, en la práctica irrealizable en el marco de la sociedad capitalista. Todo lo que vamos a proponer, el programa aún no lo desvelamos porque no estamos en campaña y porque corremos el riesgo, y no sería la primera vez, de nos plagien, es factible, con mayor o menor dificultad, en el marco sociojurídico en el que desgraciadamente nos movemos. Y lo hemos hecho así, pragmático y realista a la vez que optimista y avanzado, porque nos presentamos ante los ciudadanos con la intención de gobernar el municipio, porque tenemos la convicción de que solo nosotros tenemos la capacidad, y la voluntad, de avanzar hacia un Alpedrete diferente. Habrá quien piense que soy un visionario o un loco, aporto un dato: en las pasadas elecciones iba el número 8 en la lista y soy concejal desde hace tres años.
No tenía, ni mucho menos, previsto ser candidato a la alcaldía de mi pueblo. De hecho, tenía mi trabajo político planificado de otra manera, centrado en tareas en el Partido Comunista de Madrid, y en función de los resultados del 22 de mayo, estoy convencido de que muy positivos para nosotros, puede que tenga que reorganizar mi trabajo político. De lo que estoy seguro, y más que convencido, es de que si los ciudadanos nos dan su confianza, Alpedrete demostrará que hay otra forma de hacer política. Dejamos claro que no aspiramos a gobernar, ni aún con la más absoluta de las mayorías, sino a que sean los ciudadanos los que gobiernen. Vamos a poner a los ciudadanos a trabajar, a decidir ellos mismos, que saben muy bien lo que quieren, sobre las cuestiones que les afectan. En un pleno municipal, ahora mismo no recuerdo la fecha, que trataba sobre participación ciudadana, a la actual alcaldesa en funciones, Doña María Casado Nieto, presidenta del Pp alpedreteño, le traicionó el subconsciente comparando la participación de los ciudadanos con la inresposabilidad (sic) que supondría dejar un cuchillo a un niño de tres años. Para nosotros los ciudadanos no son irresponsables niños de tres años, para darles voz y voto nos presentamos.





3 comentarios:

Agustin dijo...

Buena nota. Patria Socialistas! Venceremos!

BATDELSAL dijo...

Aunque no te conociera, Don Javier, y además fuera votante, mi voto ya lo tendrías simplemente por el afoto. ¡Qué nivel!. Casualidad lo de Gregorio Gordo a la derecha del cartel, supongo. Un abrazo. Salud y adelante.

BATDELSAL dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.