miércoles, 5 de diciembre de 2007

Ridículo Antiterrorista

No solo se ausentaron a la concentración antiterrorista la AVT y el foro de Ermua, también se ausentó la ciudadanía y de manera clamorosa. La lectura que puede hacer ETA del fiasco de ayer, es que han ganado una batalla, la batalla de la opinión pública. Da la sensación que sólo se movilizan, y cada vez menos, los partidarios de la via policial como único elemento a considerar, es decir los más duros entre los duros, en definitiva los que no quieren que se acabe la violencia sino es con una humillante derrota no sólo de ETA sino de toda clase de nacionalismo autodeterminista o independentista, y no sólo vasco, sino también catalán o gallego. Los partidos partidarios, en mayor o menor medida, de una salida negociada, todos menos el Pp, hicimos un considerable ridículo, ridículo que nos debe hacer reflexionar sobre los mensajes que mandamos a la sociedad en este tema, y también sobre el incontestable hecho de que hemos regalado la calle a la reacción, hemos aguantado imperterritos toda clase de manifestaciones cada cual con más caspa, contra los matrimonios homosexuales, contra la escuela pública, etc..., y hemos terminado por desmovilizarnos. Yo mismo, aproveché la rotura, lamentable por cierto, de la caldera de mi casa para quedarme a la espera del técnico, que apareció a una hora en la que me era imposible asistir, y siendo sincero sentí alivio, porque no tenía ninguna gana. Bien es cierto que a estas concentraciones unitarias no suelo asistir, pero a esta me había hecho el propósito de ser disciplinado y seguir las directrices de Iu. No debemos olvidar que si el ridículo de la izquierda ha sido espectacular el Pp no ha salido mejor parado, y sus huestes prefieren seguir los dictados de la COPE y Fedeguico que los de la dirección popular. Es decir que a parte de ETA, que podido apreciar que la división de la sociedad en el tema antiterrorista es absoluta, división propiciada en gran medida por la conducta suicida del Pp, pero también por la ambigüedad e indefinición en la que se ha movido Rodríguez Zapatero, los grandes beneficiados son los sectores más duros de la derecha, que le han dado al presidente del gobierno una patada en el culo de Mariano Rajoy. Hoy no me he sentido con ánimo de escuchar a Federico Jiménez Losantos, pero intuyo que debe andar crecidísimo. ¡Ah! y que no se me olvide, también deben andar cariacontecidos los buscadores del centro sociológico, ese que dicen que hace ganar las elecciones, ayer era un día para que fuera ese centro el que se manifestara. ¿Y si no existe?
Cuidado compañero Rodríguez Zp, no mire tanto a donde a lo mejor no hay nadie y cuide a los que sí le hicieron ganar el 14-M. Menos Bono y más izquierda.

9 comentarios:

SPOOK dijo...

Estoy de acuerdo con usted en la crítica a la clase política.
Pero soy mucho más optimista valorando a la ciudadanía.
ETA puede hacer la lectura que le plazca de la fracasada manifestación de ayer, pero se equivocan si piensan que han ganado una batalla. ¡NO¡ no han ganado ninguna batalla contra el rechazo social a la violencia.

Exactamente al contrario, lo que pone de manifiesto la NO participación es la clamorosa exigencia de unidad contra el terrorismo. Y el MUY mayoritario rechazo a los políticos de todos los colores que en esta legislatura han utilizado un asunto de estado en su mezquino interés partidista.
Y ahora tenemos que escuchar las quejas y reproches de los políticos y sus portavoces intentando explicar SU fracasada convocatoria con esa moderna teoría Lakoff-iana, panacea de amplio espectro que emplean para derivar las causas de los males políticos hacia la ingenuidad del ciudadano que falto de espíritu crítico es víctima de la maldad del contrario.
Estrategia muy útil para ocultar las carencias propias, pero absolutamente inútil para realizar un trabajo socio-político válido en una democracia.

La ciudadanía ha enviado un inequívoco mensaje de rechazo a los políticos que han sido protagonistas de esta aciaga legislatura.
No les concedemos ninguna credibilidad cuando hablan de unión frente al terrorismo.
¿Recuerdan las manifestaciones por los asesinatos de Miguel Anel Blanco, Francisco Tomás y Valiente, Ernest Lluch…o más recientemente el del 11-M ?
¡No¡ No es el ciudadano el responsable del fracaso de ayer.
La ciudadanía española está muy curtida en el asunto del terrorismo y no serán los Lakoff-ianos ni los anti-Lakoff-ianos con sus teorías, y sus prácticas, los que consigan envolvernos en su “mierda”.
TODOS los protagonistas de la actual legislatura son rechazados por los votantes. No les pagamos el sueldo para que se pasen el tiempo echando la culpa al contrario.
Esta legislatura ya está agotada, y estos políticos también.
La democracia española necesita otros políticos.

Dardo dijo...

En la ciudadanía estaremos de todo. Por una parte los que hagan (o hagamos) juicios críticos y que se cuestionen (o cuestionemos)determinados discursos políticos; y de otra, los que no los hagan (o no los hagamos) y no los cuestionen (o no entremos a enjuiciarlos). Así que habría que moderar el optimismo sobre la ciudadanía, Sr. Spook. Sí tengo claro que mayoritariamente rechazamos socialmente la violencia.

Coincido en el fondo con Vd. en que se impone una unidad verdadera sobre el asunto. Es que a mí ya se me antoja como insufrible que no haya entendimiento básico sobre la cuestión más allá del oportunismo.

Me sorprende (y no) que precisamente Vd. desdeñe la teoría sobre el papel central de la metáfora como instrumento básico del pensamiento humano. Si no lo conociera ya algo me alarmaría por su crítica a la clase política (no se enfade; he leído bien: a los protagonistas de la actual legislatura). Algo de razón tiene.

SPOOK dijo...

Para Dardo
Leido en conjunto su comentario entiendo algo así como: “Ni si ni no sino todo lo contrario”.
Si deseo hacerle notar que mi optimista valoración sobre la reacción de los ciudadanos de reduce en este comentario al tema del terrorismo. Deliberada reducción para evitar disputas considerando que en este asunto los españoles todos tenemos suficiente información y un criterio formado.
Por lo demás, en el asunto de la moda Lakoff-ina poco que añadira a lo escrito más arriba.
Le hago notar mi perplejidad ante las consecuencias que Vd. parece deducir. Es un fenómeno derivado del librito de divulgación que ha escrito Lakoff para el público americano costumbrado a libritos de auto-ayuda. (hay un autor español, Luis Raimundo Guerra, que ha publicado un libro con el título “este NO es un libro de autoayuda”. Librito sobre desarrollo personal a nivel elemental y con sentido común tan ausente en este tipo de autores)
Como toda pseudo-teoría reduccionista que pretende haber descubierto la fórmula magistral que explica la complejidad social con una sóla idea se le debe aplicar aquella máxima: “Los asuntos complejos tienen soluciones sencillas, fáciles de vender Y ERRÓNEAS”.
Por favor, antes de condenar mi iconoclasia le hago notar que me refiero, excusivamente, a la moda Lakoff-iana del librito “No pienses en un elefante” que está siendo utilizado por los políticos de este pais para justificar la penuria de ideas y propuestas realmente interseantes al elector.
¡NO¡ no niego la importancia de la metáfora en el pensamiento, pero si los políticos ofrecieran respuestas válidas a los verdaderos problemas sociales no habría metáfora que engañase al ciudadano

Dardo dijo...

Mire Sr. Spook me parece muy bien que crea que en la cuestion del terror los ciudadanos tengan (tengamos) "un" criterio bien formado y suficiente información. Vd. me resulta sugerente por su solidez y por su opitimismo. Sin embargo yo advierto una fractura (más allá de los protagonistas políticos). ¿Existe en verdad únicamente "un" criterio?.

Compruébelo simplemente en la blogosfera. Unos dicen que "en mi nombre sí" y otros que "no", que nada de diálogo. En injustos simétricos extremos estarían además, de una parte los que hablan del "conflicto vasco" dando de alguna manera legitimación al contexto de violencia, y de otra los que acusan al propio gobierno de complicidad con los propios terroristas, deslegitimando de esta manera a un poder constitucional.

No he deducido ninguna consecuencia negativa de su posición en la cuestión de los "marcos". Bien sé ( y se lo he dicho veladamente) que es Vd. un demócrata (y ahora se lo digo abiertamente). Y, por supuesto, que yo no le he condenado, ¡faltaría más!. Simplemente le he criticado su actitud desdeñosa; algo que es Vd. muy libre de hacer.

Y lo de perplejidad ante lo que Vd. interpreta como un "ni si, ni no, sino todo lo contrario" se lo voy a explicar: Vd. es un materialista así que evidentemente no me sorprende que tenga dudas sobre el pensamiento metafórico. Pero a la vez me sorprende porque esta pseudo teoría (como Vd. la califica) conecta con la propia teoría de la alienación y porque yo le tengo a Vd. por un defensor del pluralismo político (aunque bien me he cuidado de remarcar que se refería a esta clase y a esta actual legislatura).

SPOOK dijo...

Vamos a ver Dardo.
Intentemos “recapitular”
- Los políticos convocan una manifestación unitaria
-Los ciudadanos están hartos de estos politicos que llevan toda la legislatura utilizando a ETA como arma arrojadiza.
- En el asunto de ETA los españoles estamos suficientemente informados y tenemos nuestra opinión, no necesariamente idéntica, pero si coincidente en la necesidad de unión de todas las organizaciones democráticas como único camino para acabar con la violencia en el pais vasco.
¿Dónde está la fractura??
Unanimidad en la necesaria unión de todos frente a la violencia.
¿Soluciones diferentes? Pues sí… ¿y?...
Cada ciudadano puede tener su opinión sobre la mejor forma de acabar con el terrorismo, pero a LOS POLÏTICOS les corresponde optar entre las posibles y conseguir el consenso de todos los grupos en este y otros temas que son asunto de estado. (Como dijo el presidente del Congreso esta palabra no está muerta).

A cada uno su responsabilidad. Los ciudadanos a exigir unidad en la lucha y los políticos a ganarse el sueldo lográndola.

SPOOK dijo...

No voy a extenderme sobre la moda Lakoff-iana, considero que está suficientemente matizada mi opinión.
Le remito al último párrafo de mi comentario ”no niego la importancia de la metáfora en el pensamiento, pero si los políticos ofrecieran respuestas válidas a los verdaderos problemas sociales no habría metáfora que engañase al ciudadano”. ¿Es esto lo que llama materialismo?, ¿es esto estar alienado?

SPOOK dijo...

para Dardo
No creo que sea necesario, pero como estamos hablando de metáforas, aunque no sea muy partidario de ellas, voy a colocar una para mejor explicar mi posición en el tema de la lucha contra la violencia terrorista.

TODOS los simpatizantes del F.C. fútbol club están de acuerdo -¡¡sin fracturas¡¡- que gane su equipo y para ello saben que es necesario acabar con las trifulcas en el vestuario.
Puede haber, seguro que hay, distintas opiniones de cómo conseguirlo, pero el responsable de aplicarlas es el técnico (o presidente de gobierno según el caso) y alguna responsabilidad les cabe a los jugadores (o políticos de la oposición). El aficionado cumple su tarea pagando la entrada (o impuestos en su caso).

Hay un punto que diferencia este símil de la realidad: en la política no se puede despedir al técnico a mitad de liga. Tenemos que aguantarlo aunque sea incapaz de ordenar el vestuario.

Dardo dijo...

Bien. Sí es cierto; en la unidad estaríamos de acuerdo. Disculpe.

Mire le he denominado como materialista (Vd. me disculpará si esto le ha disgustado) simplemente porque me ha parecido verle en la pretensión de la lingüística generativa (Chomsky) de reducir el hecho lingüístico únicamente a la sintaxis; desdeñando la semántica; en el afán de una interpretación lógica del lenguaje (reducción de la gramática a un sistema formal autónomo). Este afán chomskiano se ha calificado en la filosofía del lenguaje como una pretensión tributaria del cientismo materialista. Sinceramente; no pretendía ir más allá.

Su metáfora del f.c. se le agradece. Siento decirle que a mitad del período legislativo también se puede echar al presidente del gobierno al igual que al técnico. Para eso está el instituto de la moción de censura (y de confianza).

Por lo demás; me parece que en este asunto coincidimos bastante; como la mayoría de los ciudadanos.

SPOOK dijo...

Dardo
O K
Ningún problema. Ninguna molestia. Ningún disgusto. Encantado de polemizar con Vd.
Y disculpe que no aclare su valoración sobre mi opción lingüística. No me parece relevante. Lo importante es lo que se dice no quién lo dice.
Las etiquetas personales son, habitualmente, pre-juicios que nos “ ayudan” a mal-interpretar, a reprobar o elogiar sin molestarnos en analizar.

Le agradezco su corrección sobre la moción de censura. La escasa práctica me había llevado a olvidarla.