martes, 16 de junio de 2009

Resaca Electoral: la Socialdemocracia

Una vez que el periodo de borrachera que acompaña sistemáticamente a todo proceso electoral, y que lleva a grandes declaraciones de autobombo, ha concluido, entramos en la resaca, situación en la que, a pesar del mal cuerpo generado por la ingesta, en exceso, de resultados interpretados de forma sesgada, se puede empezar a analizar, con alguna objetividad, el resultado final. Como hemos tenido un proceso electoral que tenía como marco la Unión Europea (UE) lo coherente sería intentar hacer un análisis, para extraer conclusiones, en ese nivel de agregación de datos. Sin matizar demasiado, simplemente utilizando la brocha gorda, vemos que:
-Triunfa, sin paliativos, la derecha.
-Fracasa, estrepitósamente pero sin perecer, la socialdemocracia
-Avanza, pero muy poco, la izquierda,.
-El teórico ascenso de la izquierda presuntamente radical no era más que un espejismo.
-Los verdes se mantienen.
Sin restar relevancia a otros datos, me parece significativo el hecho de que la socialdemocracia haya entrado en una pendiente, a mi juicio, irreversible. Sin modelo alternativo, ni creíble ni posible, habiendo abandonado incluso sus señas de identidad más reconocibles, la socialdemocracia se ha convertido en una fotocopia, y una fotocopia de pésima calidad, de la derecha neoliberal en el terreno económico, y sólo en el terreno de los derechos civiles, y en un fenómeno que prácticamente se circunscribe a España, es posible encontrar las diferencias entre el Partido Popular Europeo (PPE) y el Partido Socialista Europeo (PSE). La defensa de los servicios públicos, la existencia de un sector público fuerte, y no sólo en servicios como educación y sanidad, sino también en sectores estratégicos como la energía o el transporte, una presión fiscal capaz de minimizar los desequilibrios de la renta, etc,...en definitiva las señas de identidad de lo que se dió en llamar el keynesianismo, capitalismo renano, estado de bienestar, etc. la socialdemocracia tradicional los ha arrumbado en el sobrao , buhardilla, trastero, como eso, como trastos viejos, inútiles. Si acaso es desde la izquierda desde donde intentamos defender esas conquistas de la socialdemocracia europea despues de la II guerra mundial. Para muestra un botón: es desde IU desde donde se está defendiendo la sanidad pública, exigiendo la derogación de la ley 15/97 y la educación pública, abogando por la desaparición de la educación concertada, es el PSOE el que defiende la existencia de participación privada, aunque no con el entusiasmo del PP, tanto en la sanidad como en la educación.
Para el fortalecimiento de nuestras posiciones, y por tanto para que, como poco a medio plazo, nuestra sociedad avance hacia el socialismo, es imprescindible que la ciudadanía tome conciencia de que, independientemente de la carga histórica que puedan tener unas siglas, nosotros somos la izquierda, con nuestro magro 3,74%. Por tanto, y lo manifiesto sin ninguna clase de complejo, el avance de las posiciones de izquierda pasa por el cataclismo definitivo de la socialdemocracia actual, que sólo conserva el nombre, que tiene en España como referente al PSOE.
Algunos, a los que les ha faltado tiempo para, a raiz del acuerdo de Cajamadrid, resucitar la pinza, ya se estarán escandalizando: ¡La pinza! ¡Ha resucitado la pinza! Seamos claros de haber alguna pinza, que la hay, sería de la Patxi López con Basagoiti, la del PS de Navarra con UPN, la de Mayor Oreja con López Aguilar para convertir las elecciones en un mano a mano, y la que intenta establecer, de forma continuada, Tomás Gómez bien con Alberto Ruiz-Gallardón bien con Esperanza Aguirre para hacernos desaparecer de las instituciones, entre ellas Cajamadrid. Nosotros no deberemos facilitar avances del PP, pero tampoco deberemos colaborar a sostener políticas contrarias a los valores y principios de la izquierda. No seremos, mejor no deberíamos ser, quienes ni pongan ni enciendan los cartuchos necesarios para la voladura de esa maquinaria electoral llamada PSOE, pero tampoco quien apuntale el edificio. Nosotros, con nuestro trabajo en instituciones: parlamentos, ayuntamientos, gobiernos municipales o autonómicos, con nuestro trabajo en movimientos sociales, vecinales y ciudadanos, con nuestro trabajo en los sindicatos y en el movimiento obrero, en definitiva con nuestro trabajo político debemos dejar claro que nosotros somos la izquierda. Los demás son otra cosa, y tarde o temprano, y me temo que más tarde que temprano, serán los ciudadanos, los ciudadanos que aspiran a una sociedad de progreso, naturalmente, no los reaccionarios cavernícolas, los que acaben distiguiendo el grano de la paja. El camino es largo, duro y difícil. Y las tentaciones muchas

4 comentarios:

Felipe Medina Santos dijo...

La socialdemocracia está, literalmente,hundida.Y lo está porque ella misma ha profundizado su caida por ser una fotocopia de la derecha liberal económica.
En España,es cierto,que se ha avanzado en los derechos civiles.Sin embargo,en el terreno económico,los socialistas no siguen otro rumbo que la derecha,vease la subida de impuesta de gasolina y tabaco.impuestos indirectos que lo mismo los paga Botín que el más humilde desempleado.
Estos no tienen redaños para meterle mano a la banca,iglesia(de o,5 a 0,7)....etc.
Buen post

Osaposa dijo...

Ille tempore a que no pasaba por aqui.
Pues si la resaca de las elecciones nos deja un profundo pesar con la situacion que ha quedado puesta en mantel, un postre triste para los que somo de izquierdas de toda la vida, pues a pesar de lo que indica en cuanto a avances sociales, lo cierto es que la situacion economica de los mindundis como yo, seguimos padeciendo una desigualdad feroz con respecto a nuestros vecinos del "entorno amigable", sin comparacion con los nuevos miembro del este, pues ellos estan en la estratosfera europea, por lo tanto la tristeza de estos mindundis del oeste, ni tan siquiera tenemos un consuelo con las mejoras de los mindundis del este, es decir la situacion es color hormiga, y estamos muy lejos de poder decir que podemos descansar en nuestra lucha por una situacion social equilibrada, solo puedo decir que animo y aseguir en todos lo frentes.
Republiquita

///GUEVARA\\\ dijo...

El PSOE es una vergüenza ¿¿socialista?? ¿¿OBRERO?? Y encima ahora ZP se queire hacer amiguito de Obama. La socialdemocracia no es más que capitalismo decorado con tintes sociales.

Con la crisis recuperaron el diiscurso marxista, pero tan solo fue eso, discurso.

♫ En El Palacio De La Risa Y El Dolor ♪ ☆ dijo...

Los socialdemócratas, son aquellos que como bien definía el chileno Víctor Jara... "Los ni chicha, ni limoná"....*

Salud y Libertad!

Saludos desde Bs As, Argentina!