miércoles, 19 de febrero de 2014

Elecciones europeas o la Unidad seguida de ceros

Cuando uno era un párvulo, y ya ha pasado tiempo de aquello, y comenzaba a hacer sus pinitos con la Aritmética, las matématicas estaban en un plano superior, tenía maestros que insistían en enseñarnos a usar el cero. El cero es un concepto abstracto que un niño asimila con cierta dificultad, y de hecho hasta que los matemáticos árabes no lo definen de forma correcta, el cero no existía en la práctica cotidiana.
Es curioso lo que ocurre con el cero. Para cualquier conjunto de números, naturales, enteros, racionales o reales, y en relación con la operación que conocemos como suma o adición, el cero es el elemento neutro, 
 de manera que sumando cero a cualquier número, éste no se modifica.

                                                             A+0=A
Sin embargo no ocurre lo mismo con la operación que conocemos como multiplicación o producto, en la que el cero actúa de forma diferente si va sólo o acompañado o si se ubica en la izquierda o en la derecha. Si el cero va solo el efecto es demoledor puesto que anula, sin paliativos, al número sobre el que actúa.
                                                             Ax0=0
 Cuando va acompañado, por ejemplo de la Unidad, del uno (1), su acción va determinada por su ubicación:
Si está en la derecha, hablaríamos con propiedad de la unidad seguida de ceros, su efecto multiplicador en el número sobre el que actúa es importante, y cuanto más cantidad mejor. 
                                                            5x10=50
                                                            5x100=500
Los ceros aumentan el valor en la derecha.
En la izquierda va a depender  de si van, los ceros, solos  o acompañados. Si van solos, dando igual su si son muchos o pocos, su efecto es ninguno.
                                                            Ax01=A
                                                            Ax001=A
La cosa cambia si los ceros van acompañados de una sutil partícula llamada coma (,) o, en alguna notaciones punto (.), puesto que, dependiendo de la ubicación de la partícula en cuestión pueden disminuir, en mayor o menor medida, el valor del número tratado
                                                           5x0,1=0,5
                                                           5x0,01=0,05
Los ceros disminuyen, o en el mejor de los casos no afectan, el valor en la izquierda.
A estas alturas, y siempre suponiendo que alguien lea esto que escribo, habrá quien se malicie el porque escribo esto, sobre todo teniendo en cuenta que en el título de la entrada hago referencia a las elecciones europeas, a la unidad y a los ceros.
Al calor de las elecciones europeas, y estoy seguro de que el fenómeno se agrandará a medida que nos vayamos acercando a  las municipales y generales, están naciendo ceros por doquier, en la derecha y en la izquierda.
 En la derecha con un efecto positivo, para la derecha se entiende, recogiendo el voto desencantado por los "incumplimientos prográmaticos" gubernamentales.
En la izquierda con un efecto negativo, divideinedo, curiosamente en nombre de la unidad, las posibilidades de avanzar hacia otro tipo de sociedad.
Termino con dos preguntas y una reflexión:
¿Sabemos quién, y porqué, elige los participantes de, no importa cual, tertulia telesiva?
¿Sabemos porqué se oculta el dato de que miles de activistas afiliados a IU  forman parte destacada, en plataformas y mareas, de la respuesta social a la agresión del sistema.?
El, por algunos alabado, movimiento 5 estrellas italiano, es uno, aunque no el único, de los elementos objetivos que han contribuido a que Berlusconi conserve una cuota de poder político.
                                

1 comentario:

Ismael Valero dijo...

Yo lo veo muy claro, habiendo un llamamiento ciudadano a la unidad de los ciudadanos, el que no se quiere unir quiere la división ¿Por qué el que habla de que otros crean la división no se cuestiona si no el querer unirse es lo que provoca la división?¿Este sistema político es válido? IU tiene un tope de votos, hay gente que jamás votará IU, para conseguir eso hay que transcender eso. Y ahora IU tiene la oportunidad de contar con quienes sufre los recortes. ¿Acaso los cargos institucionales o internos son más importantes que los que sufren los recortes? ¿Hacia dónde nos lleva el camino actual? Creo que la dictadura financiera ha quedado clara y tiene demostrado que este sistema lo tiene muy controlado ¿Por qué seguir con su juego?