martes, 23 de abril de 2019

Sorber y soplar

Dice el, a veces, sabio refranero español que soplar y sorber no puede ser. Los ingleses que, parece ser, son más golosos que nosotros para reflejar, aproximadamente, lo mismo dicen: You can't have your cake and eat it.
Puede que aquellos que siguen lo que yo escribo, y nunca estaré ni suficientemente agradecido ni asombrado de su misma existencia, se pregunten porque comienzo esta entrada haciendo mención a la imposibilidad de hacer dos cosas contradictorias al mismo tiempo, y es que en efecto no podemos comernos la sopa hirviendo al mismo tiempo que soplamos para enfriarla ni podemos conservar un pastel si nos lo comemos. En lingüistica una figura gramatical de estas características recibe el nombre de oxímoron y suele usarse en lenguaje poético silencio clamoroso, frio ardiente, etc.
En la vida cotidiana hay muchos ejemplos de cosas contradictiorias, uno no puede ser, por ejemplo, cristiano y ateo, al mismo tiempo o, sin llegar a tanta trascendencia, ¿un forofo del Atleti puede serlo a la vez del Madrid o viceversa? imposible, fundamentalmente por cuestiones emocionales pero también porque compiten entre ellos.
Si nos trasladásemos a la política no nos parecería razonable que alguien afiliado al PP estuviera afiliado a su vez a Ciudadanos, aunque sus propuestas sean casi idénticas, más que nada porque llegadas las elecciones tendrían que competir, y de hecho, la mayoría de los partidos contemplan en sus estatutos como motivo de expulsión la pertenencia otro Partido. Un caso peculiar  es el de Izquierda Unida, que aunque es un movimiento político social en el que conviven diversos partidos, junto con otras organizaciones y colectivos, está inscrita en el registro de Partidos Políticos, condición sine qua non para poder presentarse a las elecciones. Los Partidos que están dentro de IU, yo mismo soy militante del PCE, han renunciado, expresamente, a la acción electoral, y en el momento que recuperasen su papel electoral quedarían, automáticamente, fuera de IU. Recientemente hemos vivido un caso curioso, el de Mas Madrid, al mismo tiempo que su fundador, que también lo fue de PODEMOS, anunciaba el feliz acontecimiento,  manifestaba, argumentando su papel fundacional, su permanente permanencia a PODEMOS, "lo llevo en la sangre" manifestaba muy gráficamente, sin embrago a la Comunidad de Madrid se va a presentar una lista de PODEMOS, pactada con IU y otras organizaciones y movimientos. ¿Es esto sorber y soplar? ¿Es que querer guardar el pastel y comérselo al mismo tiempo?
Y ahora vamos al grano.
Nos llegan noticias de que la aparición del logotipo PODEMOS en la papeleta de la Coalición Unidas Izquierda Unida /RPS ha sentado muy mal en lo que fue la agrupación de electores Alpedrete Puede, entonces auspiciado por PODEMOS, convertida hoy, creo, en partido político fuera de la estructura orgánica de PODEMOS.
¿Porqué?
Si Alpedrete Puede es una estructura distinta de PODEMOS, ¿Porqué le molesta que PODEMOS, que SI ha firmado un acuerdo marco con Izquierda Unida al que se suma la Federación de Republicanos (RPS) en el ámbito de Alpedrete aparezca en su logo? Si hay, y parece ser que los hay, inscritos, figura que reconozco no saber que obligaciones exactas conlleva, en PODEMOS que a su vez se han afiliado a Alpedrete Puede, francamente están "soplando y sorbiendo" "comiéndose el pastel y guardándolo". A no ser que alguien hubiera diseñado una campaña basada en recoger un posible voto a PODEMOS, sin explicar, y yo no soy quien para hacerlo, el porqué ya no se está en PODEMOS, sería propio de la vieja política, no lo creo.
Por otra parte, nuestra intención no es competir con Alpedrete Puede, nos unen muchísimas más cosas de las que nos separan y más temprano o más tarde tendremos que entendernos, aunque vayamos en distintas listas a las elecciones municipales. Yo tengo muy claro que en las elecciones generales votare la lista de Unidas Podemos en la que figura mi camarada Enrique Santiago y que encabeza Pablo Iglesias, como en las autonómicas a la lista de Sol Sánchez y Fernando Jiménez que encabeza Isabel Serra, en las europeas a la lista de Sira Rego, y si viviera en Madrid ciudad, no dudaría en votar la lista de Carlos Sánchez Mato.
Y termino repitiendo algo que, creo que expliqué ayer, desde que decidimos reanudar la actividad política en Alpedrete hemos buscado a PODEMOS en Alpedrete para negociar con ellos un espacio de convergencia, y aunque parezca raro no lo hemos encontrado, solo encontrábamos a Alpedrete Puede, y con ellos lo intentamos, con el resultado conocido. Y en ese proceso yo no participé, consciente de que  mi persona podía entorpecer el proceso, consciente, y no sé porqué y sinceramente lo siento, que a alguno sectores de Alpedrete Puede les caigo muy mal, alguno llegó a decir Con esa gente (sic) yo no voy a ninguna parte.
Y termino reiterando que los compañeros, yo los siento como tales, de Alpedrete Puede no son nuestros enemigos,  nuestros enemigos están enfrente en lo que representa C's, PP y Vox y ahí va a estar nuestra campaña.