lunes, 18 de febrero de 2013

PGOU de Alpedrete: El disloque final

En la anterior entrada hacía referencia al sinsentido, en todos los aspectos, que iba a suponer la aprobación en Pleno Municipal Extraordinario del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Alpedrete. El análisis que hace del plan nuestro canterano de referencia, Fernando Jiménez, es claro y suficiente, y en esos aspectos no voy a entrar porque sería reiterativo y redundante. Sirva un resumen: Este plan es una mierda se mire por donde se mire. 
Cualquier persona normal, con una inteligencia media y un sentido común corriente, que hubiera asistido al pleno del 15 de febrero en el que se aprobó el PGOU, sin más información que lo ocurrido en el propio pleno hubiera llegado a la conclusión de que en Alpedrete hay algún tipo de influencia paranormal que lleva a la gente a comportarse de forma estrambótica, o al menos a alguna gente.
De las intervenciones de los portavoces de los grupos municipales ese observador normal, con inteligencia media y sentido común corriente hubiera deducido sin esforzarse demasiado que el PGOU iba a aprobarse con los votos afirmativos del PP (8) y los teóricos independientes de Unión por Alpedrete- UNPA- (3) y los negativos del PSOE (3) e IULV (2), es decir 11 a 5. Sin embargo el resultado final fue 9 a favor, 4 en contra y 3 abstenciones.
 ¿Qué ocurrió?
Despues de unas extrañas intervenciones de la portavoz de los teóricos independientes, en las que defendió que el plan que se sometía a dictamen estaba muy mejorado, con respecto al inicial, gracias a su concurso, hasta el punto de que se trataba de un plan del PP y de ellos mismos, los teóricos independientes acabaron absteniéndose ante la estupefacción general. No voy ni a intentar analizarlo. Ya ,cuando en el pasado mandato, cambiaron de posición, en este tema, de un día para otro hice el pertinente análisis sobre los partidos teóricamente independientes de ámbito local, y de ahí, de ese análisis, que preceda siempre el calificativo teórico a su supuesta independencia. Nunca, y al estar desideologizados menos, podrán ser independientes del vecino, el hermano o el primo con intereses concretos. En definitiva de los teóricos independientes se puede esperar cualquier cosa, aunque hay que reconocer que defender una cosa y votar otra riza un poco el rizo.
Mucho más preocupante es lo ocurrido, lo que está ocurriendo, con el PSOE de Alpedrete. Como primera medida tengo que decir que lo que voy a expresar a continuación es una opinión mía personal. No es ni la de la Asamblea de IU Alpedrete, ni la de su Consejo Político ni la del Grupo Municipal IULV, instancias colectivas, todas ellas, que si tienen que decir algo, lo dirán cuando lo consideren oportuno. Que la secretaria general de la Agrupación iba a votar en disenso con su grupo era algo sabido a tenor de lo publicado con anterioridad, de hecho la Ejecutiva Local había manifestado su apoyo al PGOU 
se había manifestado favorable al Plan lo que generaba un cierto desconcierto estatutario visto desde fuera, y es que para nosotros, y en Izquierda Unida es sabido que hay mil y una familias o sensibilidades, sería difícil que el grupo municipal, más allá de lo que digan los estatutos, vote en desacuerdo con la organización local. El PSOE de Alpedrete se presentó a las elecciones con un programa, que siempre es un compromiso con los ciudadanos, una especie de contrato, que era claro y rotundo en lo relacionado al PGOU, y ya puede decir la Ejecutiva Local misa en arameo. Lo hecho por la secretaria general el viernes es extremadamente grave, una quiebra de cofianza total. Nadie, en su sano juicio, deberá volver a confiar en el PSOE de Alpedrete mientras siga gestionado por esta ciudadana y quienes le han mostrado apoyo. Si no me parece de recibo que Mariano Rajoy manifieste con total impunidad que "incumple las promesas electorales pero cumple con su deber", tampoco me lo parece lo ocurrido el viernes.Tengo certezas morales, aunque no tengo pruebas de nada por lo que mi prudencia ha de ser extrema. Solo le pido al avispado lector que eche un vistazo sobre la composición de la Ejecutiva Local.
No creo que lo ocurrido en Alpedrete sea extrapolable al conjunto del PSM ni al PSOE. Una serie de peculiaridades locales marcan un conflicto que no es de ahora, aunque ahora haya estallado con todo su dramatismo, que lleva mucho tiempo instalado en el PSOE local, pero este tipo de conflictos, que poco o nada tienen que ver con la política, solo pueden sostenerse en una formación que haya perdido toda clase de referente ideológico, y eso es lo que le ocurre al PSOE. A diferencia de muchos compañeros de IU, que no comparten este análisis y argumentan válidas razones de peso para no hacerlo, yo considero al PSOE una formación sociológicamente de izquierda, con apoyos electorales de la izquierda pero que ejecuta una política claramente inmersa en la derecha neoliberal más característica. Esta contradicción está produciendo efectos devastadores, y así, porque el corto plazo puede justificarlo todo, igual se puede oponer uno al PGOU que apoyarlo. Si además se entrecruzan intereses espurios miel sobre hojuelas.
El PSOE, y no solo de Alpedrete, y lo que un día dimos en llamar Socialdemocracia se encuentra en una encrucijada de la que dudo mucho que pueda salir con bien. Los poderes reales del sistema capitalista ya no la consideran útil, ha dejado de ser un interlocutor válido, y sus bases sociales cada día se alejan más, aunque desgraciadamente se van, mayoritariamente, hacia la nada. Ahí, creo yo. tenemos un intenso trabajo que hacer.


1 comentario:

newshub. es dijo...

pues ha trabajar intensamente