lunes, 8 de diciembre de 2008

La décima o espinela

La décima, también llamada espinela en recuerdo de Vicente Espinel (1551-1624) quien además de novelista, su obra más importante es la novela picaresca la vida del escudero Marcos de Obregón, fue poeta, escribiendo numerosas décimas, de ahí el sobrenombre de la estrofa, y músico al que se atribuye la quinta cuerda de la guitarra.
La décima no deja de ser el equivalente en arte menor del soneto (ABBA CDDC ACA BAB, aunque los tercetos finales admiten muchas variantes), trasladando los versos endecasílabos a octosílabos y manteniendo el esquema de la rima en la primera cuarteta, abba, también en la última ,cddc, y utilizando los dos versos centrales como nexo , sirva ésta de Andrés Díaz Marrero como ejemplo:

Cuando quieras escribir
una décima bonita
que te salga redondita
diez versos tienes que unir.
Para que logres seguir
rímalos en consonante;
su octosílabo vibrante,
cumbre del Arte Menor,
será un gorjeo de amor
para que el alma lo cante.

La estructura de esta estrofa, sencilla de construir, y con un ritmo adecuado a su sencillo recuerdo, la han hecho muy popular, tanto a éste como al otro lado del océano. Don Pedro Calderón de la Barca construyó su La vida en sueño, en décimas de las que todos recordamos aquella que dice:
Cuentan de un sabio que un día
tan pobre y mísero estaba,
que sólo se sustentaba
de unas hierbas que cogía.
¿Habrá otro, entre sí decía,
más pobre y triste que yo?;
y cuando el rostro volvió
halló la respuesta, viendo
que otro sabio iba cogiendo
las hierbas que él arrojó.
Y aunque puede que no venga a cuento no está demás apuntar que el tema de este poema: no te quejes demasiado que siempre encontraras a alguien más jodido que tu mismo, ya aparece en el conde Lucanor del infante Don Juan Manuel que en el enxiemplo XXXI: "De lo que acontesció a home que sólo comía atramuces" en el que dos hombres, otrora ricos y poderosos, se encontraban en tan penosa situación que sólo tenían para comer un plato de altramuces y mientras comentaban sus desdichas se dan cuenta de que detrás de ellos va otro desgraciado recogiendo las cáscaras de los altramuces que ellos comían, y termina el infante poniendo en boca del prudente y sabio ayo Patronio un didáctico pareado, todos los ejemplos o cuentos acaban igual :
Por pobreça e merma de viandas nunca desmayeres,
que otro más pobre que vos veredes.
El tema ya aparece en la traducción del Panchatantra , que la escuela de Traductores de Toledo, fundada por Alfonso X el sabio, bautizó como Calila e Dimna. Y es que aunque parezca increíble ha habido a lo largo de la historia, aunque en escasísimas ocasiones, reyes que han merecido pasar a la historia por algo más que provocar guerras, destrucción e invasiones, por follarse a todo lo que se pusiera a tiro, sin importar sexo, edad o condición, con su consentimiento o sin él, o por cazar osos borrachos. Por cierto que en Asturias, se está poniendo de moda, coincidiendo con el 6 de diciembre, celebrar la fiesta del osu , recordando aquel heróico animalito que se comió a Favila. Y una vez terminado mi demagógico discurso antimonárquico, ¿Que harían con uno que yo me sé, los parientes plantígrados del que fue abatido por un descerebrado con abundante prognatismo y notable dolicocefalia? El diputado Tardá tiene las claves. Por segunda vez, y es que hay temas que me provocan, intento volver al tema de la entrada: Las décimas o espinelas , y es que me ha llegado una referida al compañero Castro, Pedro que me ha gustado:
Los tontos de los cojones
los cojones de los tontos
y esos nenes pavitontos
criados entre algodones
que ignoran los lexicones
del acervo castellano
de jerga y lenguaje llano,
que hoy mismo los va a mandar
no a coger y sí a ´tomar
por el culo´ o por el ano.
Excusándome de antemano por si algún lector, de orientación sexual distinta, que no contraria, de la mía se siente ofendido, y recordando que determinadas prácticas sexuales no son, en absoluto, privativas de ninguna clase de parejas, y refiriéndome exclusivamente a una acepción, puede que un tanto conservadora, cargada de sentido despectivo que ignora el carácter potencialmente placentero de dicha práctica, con todo placer a los que protestan por las palabras del alcalde de Getafe les mando a.....


tomar un ....


supositorio Rovi (con propano triol o glicerina)

Son suaves e indoloros

3 comentarios:

AF dijo...

O usted ha sido muy hábil al pasar de las décimas calderonianas a las enésimas manifestaciones del señor Castro, o yo no veo la hilazón. Sin embargo, me ha parecido muy didáctico su comentario, además de educativo y muy respetuoso con los apuntes de Bachillerato del colegio San Saturio (me falla la memoria para identificar el curso, aunque creo que sería alguno de los anteriores a que eligiera usted la despreciable rama de Ciencias, en lugar de la caballeresca y harto sojuzgada de Letras).

Un saludo y a ver si quedamos a comer con otras dos personas que usted ya sabe.

J. G Centeno dijo...

6º de bachillerato de Ciencias mi querido amigo. Le recuerdo que los de Ciencias teníamos Literatura, Filosofía e Historia del Arte en 6º curso, lo cual reforzaba nuestra evidente superioridad en todos los terrenos.

AF dijo...

¡Pardiez, amigo Javier, que es su osadía rayana en la locura...!

Un saludo, no obstante.