jueves, 17 de enero de 2008

La exactitud es importante

Parece una tontería, pero la precisión en el lenguaje ahorra muchos disgustos. La afortunada incorporación completa de la mujer a esferas tradicionalmente ocupadas por personas de sexo masculino genera no pocas dudas, resueltas no siempre de forma acertada. No presenta dudas hablar de médicos y médicas, abogados y abogadas, carpinteros y carpinteras..., y en general todos aquellos oficios y profesiones que en inicio tenían una denominación netamente masculina, para entendernos las que acaban en o, basta sustituir la o por una a para obtener un término perfectamente femenino. Tampoco presentan dudas, o son pocas, aquellas profesiones u oficios que terminan en r, pues basta añadir una a para construir inmediatamente el femenino y así tenemos conductor y conductora, doctor y doctora, escritor y escritora, etc. Las dudas pueden comenzar cuando la terminación es una consonante que no es la r. Por ejemplo juez. Se podría haber utilizado el término indistintamente diferenciando únicamente por el artículo, podríamos hablar con toda tranquilidad de: el Juez o la Juez, sin embargo las propias mujeres, y en definitiva son ellas las que tienen que decidir como quieren llamarse, han optado por acentuar ostensiblemente el carácter femenino y hoy un término como la jueza es de uso común. Las profesiones o cargos que directamente terminan en a no han sufrido modificación cuando se ha tratado de referirse a personal masculino de manera que nadie en su sano juicio llamaría periodisto a Federico Jiménez Losantos, le llamaría cualquier otra cosa, pero exactamente eso no. Ocurren anécdotas curiosas cuando se trata de profesiones que tradicional y secularmente han sido desempeñadas por mujeres, por ejemplo las que colaboran con los obstetras en los partos. Existe, escaso pero existe, personal sanitario masculino que se encarga de esa tarea y que yo sepa no se les llama matrones o comadrones. Pero la duda que me conturba, la que me quita el sueño, la que me hace tener los dedos las manos desprovistos de uñas, una duda que,inevitablemente, hubiera provocado que William Shakespeare causara más tribulaciones al siempre dubitativo principe danés inspirador de Hamlet. ¿Como denominar al primer edil municipal cuando el cargo es ocupado por una señora? Se utiliza sin cortapisas el término alcaldesa, y tengo que manifestar mi firme, aunque siempre respetuoso, desacuerdo. Alcaldesa es una palabra que tradicionalmente se utilizaba para referirse a la esposa del sr. Alcalde, y así creo que lo recoge el DRAE. La cuestión se ha ido dejando pasar teniendo en cuenta el escaso perfil de las mujeres que han ocupado el cargo en grandes ciudades todas del Pp con la honrosa excepción de Córdoba donde Rosa Aguilar continúa la excelente labor iniciada por el comunista Julio Anguita. Sin embargo, en un futuro no muy lejano, puede que incluso antes de las próximas elecciones locales si a Alberto Ruiz-Gallardón no se le pasa el berrinche que actualmente le acompaña, sea, ¡ojo al parche!, ni más ni menos que Ana Botella, la persona que comparte cama, y suponemos que coitos, con José María Aznar. Ahí está la verdadera sucesión de los conservadores españoles. Si Cristina Fernández ha recibido, en la República Argentina, el bastón presidencial de manos de su marido sin mayores problemas, si Hillary Rhodman aspira a suceder a su Bill Clinton en el despacho oval , suponemos que con sus correspondientes becarios, ¿No será el momento de que esta gran mujer inicie su carrera política? Cualidades no le faltan, su excelencia oratoria, su conocimiento profundo de la agricultura española que la llevó a explicarnos, a todos los españoles, sin distinción de credo o sexo, y ahí está su grandeza, que las peras y las manzanas, a pesar de ser ambos frutales de planta leñosa y originaria de clima templado, como el albaricoque, el melocotón, el cerezo, el guindo, el ciruelo y la higuera, y no como el plátano, el aguacate, el chirimoyo y el kiwi que son originarios de clima subtropical, y aunque también son leñosos, tampoco, siempre refiriéndonos a la peras y las manzanas, tienen nada que ver con almendros, avellanos, castaños y nogales que no dejan de ser frutos secos. Obvia es la diferencia con los olivos, tanto en su variante de aceituna de mesa como de aceituna para almazara, e igualmente obvia lo es con los viñedos, bien sean de uva de mesa, uva para pasas o uva para vinificación, en su vertiente de vinos con denominación de origen o de vinos de cualquier clase. Parece ser que en este último apartado su marido es un auténtico experto. Pues bien, insisto porque es la idea clave, a pesar de las muchas cosas que unen a peras y manzanas, y las diferencian de otras, nunca podremos sumarlas, nunca podremos sumar una pera y una manzana, podríamos hacerlo agrupándolas en un clasificación superior y decir: Un fruto de planta leñosa originaria de clima templado (una pera) más un fruto de planta leñosa originaria de clima templado (una manzana) nos da como resultado dos frutos de planta leñosa originaria de clima templado. La conclusión a que nos lleva el brillantísimo razonamiento de esta maestra de la lógica, el razonamiento y el silogismo, de esta verdadera diosa de la razón es :"Los homosexuales no pueden casarse", y el que no quiera verlo lo hace podrido por el sectarismo, obnubilado por la presión que el lobby gay , del que sin duda forman parte no sólo Pedro Zerolo , sino la Comisión Ejecutiva federal del PSOE en pleno, está ejerciendo sobre los medios de comunicación.
Y a esta mujer un termino como el de alcaldesa se le queda evidentemente corto, una mujer que, conociendo muy bien el palacio de la Moncloa, será sin duda presidenta, ¡Ay sita Espe que se lo has puesto a huevo! y puede que, legítimamente, aspire a ser Reina, ¡tate con ojo Leonor de Borbón y Ortiz-Rocasolano! Una mujer con esta categoría debe recibir el más sonoro y contundente de ALCALDA, la alcalda Botella, ¡ahí es !

6 comentarios:

Maripuchi dijo...

jajajajajajajajajaja
me postro a tus pies!!!!


Por cierto, sí que se usa la palabra matrón. Comadrón no la he oído nunca, pero matrón es habitual. ;-)

Selma dijo...

Je viens de te lire dans le Blog de Freia, et je tiens à te féliciter ton français est remarquable..

Y si no ves ningún inconveniente..por otra parte será demasiado tarde para negarte..te enlazo en blogs amigos.

Bisous de la part d'une professeurE, ahora se dice así en mi tierra...
Con tu permiso volveré..

Manuel Ortiz dijo...

No creo que haya que complicarse tanto. Una palabra adecuada y sin discusión de género puede ser simplemente IMBÉCIL.

Freia dijo...

ALCALDA, ALCALDA... claro es lógico. Al fin y al cabo, su marido le tiene querencia AL/CALDO.

Por cierto, que conste mi más enérgica protesta por lo de "professeure". Hombre no, señores de la Francia... al menos, "professeuse"

Selma dijo...

Pues si Freia..así es y professeure es horroroso, por suerte los alumnos aquí me llaman por mi nombre, en francés y no es Selma...;-( y soy su profesora..

Un beso a ambos.

Los pasos que no doy dijo...

Ya... es cierto, lo que pasa es el género neutro siempre es sospechosamente masculino. Pequeños casos como periodista o taxista no hacen granero, teniendo médico, abogado, fontanero, etc, etc, etc... hasta han inventado poetisa para designar a los ¡poetas¡ femeninos. Curioso, verdad?

En fin, que cuando todo lo bueno deje de ser cojonudo y todo lo malo un coñazo podremos decir que el diccionario no es sexista.