miércoles, 18 de febrero de 2009

Ciao! Veltroni

Hace aproximadamente dos años, fue de las primeras entradas que escribí, me permití hacer un poco más que somero análisis de la situación de la izquierda italiana. Eran los momentos en que Romano Prodi se había visto obligado a presentar la dimisión a Giorgio Napolitano , no por la actuación de la entonces oposición, sino por el alboroto que tenía en el gallinero propio. El hecho concreto que había hecho saltar la coalicion de coaliciones coaligadas que sustentaba el gobierno había sido la posición italiana en Afganistán , pero tras esta situación se ocultaban, o quizás no se ocultaban tanto, las múltiples contradicciones existentes. Poco o nada tenía que ver Bertinotti con el mismo Prodi, pero es que incluso dentro de la propia izquierda había demasiadas puñaladas. Eso era hace dos años, unas elecciones han devuelto al poder a Silvio Berlusconi apoyado en la derecha más extrema , Lega Norte , y la extrema derecha , los neofascistas de Finni, un curioso partido sin ideología, parecía difícil encontrar un partido con menos ideología que nuestro PSOE pero lo hay, resultado de la fusión de los restos más centristas del naufragio del PCI, y la DC de la Margarita (la manía italiana de poner nombres vegetales a los movimientos políticos ya da una cierta idea de ridículo), con el poco original nombre de Partido Demócrata ejerce de oposición, y la izquierda, por primera vez desde 1945, se ha convertido en extraparlamentaria.
En estos momentos, después de una derrota, una más, del dichoso PD en Cerdeña el líder del engendro Walter Veltroni anuncia su retirada, espero sinceramente que definitiva, y que ello sea la antesala de la disolución del partido de marras, que los democristianos ocupen su legítimo lugar en la derecha del espectro político, y que la izquierda ocupe su sitio, el que le corresponde por su influencia tanto en el electorado como en la sociedad en general. En este momento, y como se ha podido comprobar en el caso Eluana , solo el presidente de la República Giorgio Napolitano ha sido capaz de ejercer como oposición al Gobierno ultrarreaccionario del cavaliere Berlusconi, y si tenemos en cuenta que Napolitano ya se encuadraba en la facción más socialdemócrata del , ya de por si derechizado , PCI.
En esa situación penosa, se encuentra la otrora revolucionaria izquierda italiana, situación heredada de la política entreguista, mediocre y oportunista del eurocomunista Enrico Berlinguer.
¿Alguien recuerda la foto de Berlinguer y Marchais flanqueando en Madrid, cuando el PCE todavía no era legal, a Santiago Carrillo para presentar el Eurocomunismo como el gran invento de la izquierda ¿democrática?. El PCI no existe, el PCF agoniza y nosotros, en España, las estamos pasando literalmente putas para librarnos de tan pesada rémora.
Ciao! Veltroni y llévate contigo, a los que como tú, merecen un lugar destacado en el estercolero de la historia.

9 comentarios:

Miguel Umlauff dijo...

Excelente análisis,

La verdad es que la situación de la izquierda real en Italia tampoco es para echar cohetes. el PRC otrora referente en Europa, escindido a izquierda y derecha (a izquierda por permitirse el pecado mortal de autorizar y dar pabulo a las corrientes) y al derecha por que los autores del binomio Compromiso Histórico + Confusionismo con los MMSS se creen que el Partido es un juguete suyo. Y mientra masa enardecidas votan a un tipo por que es el asesor fiscal del mayor corrupto del país a la par que primer ministro, yo les veo en breve manifestándose en la calle a favor de la despenalización de la corrupción

Gracchus Babeuf dijo...

Bueno, bueno, don Bolche: Pero el enemigo era Berlusconi ¿No?

Kaneda dijo...

A mi el que me pone de especial mala leche es el Nichi Vendola y su escisión por la derecha del PRC. Ahora tiene el rollito de "por una constituyente de izquierdas" y curiosamente va para las europeas al encuentro de otra escisión por la derecha del PdCI. Es curioso que en toda europa el pretendido embrión de las futuras "fuerzas unitarias de la izquierda" siempre lo hacen escisiones minoritarios de cuatro tipos, una flauta y un perro.

Salud.

Miguel Umlauff dijo...

@Kaneda:

Sobre el PdCI se pueden decir muchas cosas, la primera de ellas es que a Bertinotti y a Vendola no los pueden ver ni en pintura. La Segunda que apuestan por la unidad de los Comunistas.

J. G Centeno dijo...

Querido Babeuf, simplemente recordarle que el camarada V.I.U.Lenin, antes del asalto al Palacio de Invierno dedicó gran parte de su tiempo a desenmascarar a toda clase de oportunistas que se guarecían bajo el paragüas de la izquierda.

Bandiera Rossa dijo...

es curioso lo de la izquierda italiana. Su gerontocracia dominaba la política hace escasamente dos años. Era una izquierda edulcorada, pero mejor que lo que hay ahora. En dos años se ha diluido como un azucarillo, al compás de la disolución del Estado, en manos del fascista de Berlusconi. Vertoni, coincido contigo, era un iluminado que carecía de proyecto.

El problema es que en Italia, en España, en Francia, la izquierda está de capa caída. Sólo queda Alemania, con un megalider como Oskar Lafontaine. Y en España ZP ha tomado la bandera de los derechos y ha cogido parte del electorado de una IU que es un desastre. Y Cayo va de iluminado también...

Y aquí surge la pregunta leninista que hoy no tiene respuesta ¿qué hacer?

SPOOK dijo...

Escribe Bandera Rossa que la Izquierda está de capa caida.
Según y como. Veamos:
- acepto que no hay ningún lider que arrastre a la izquierda
- acepto que en Europa no hay ningún estado donde haya un gobierno de izquierdas
Y poco más. Pero…
- la realidad hoy es la globalización y con ella el multiculturalismo.
- el poder del estado es una realidad en mengua.
- en la sociedad surgen y proliferan múltiples organizaciones, grupos, asociaciones con propuestas y valores de izquierda.

Bienvenido sea el fin de los líderes, partidos, sindicatos y organizaciones que llamados de izquierda viven y con-viven en/con el capitalismo. Son negativos para la izquierda pues llevan a la conformidad con el sistama a los que confían en ellos.

Hay mucha izquierda, izquierda de verdad, izquierda que no quiere llegar al poder en un sistema capitalista.

ELOHIM dijo...

¡Vaya¡ por aquí huele a pesimismo.
Parece que se echa de menos a una izquierda en el poder que, entre algunas cosas buenas, se equivocó en algo fundamental
- en el oeste abandonó su ideología anticapitalista (hay que ser socialista antes que marxista) con el resultado conocido: afianzar el capitalismo abriendo la puerta al más brutal neo-liberalismo y
- en el este tanto se preocupo/ocupó de disputar el campo imperialista con EEUU que abandonó el campo de de la disputa ideológica con el conocido resultado: derrota en ambos campos.

La izquierda al abandonar sus ideas ha perdido poder en las instituciones políticas, pero ahí está su ideología.
La Izquierda es propietaria de las ÚNICAS ideas útiles y necesarias para salir de la actual crisis. El capitalismo auto-regulado por el mercado ha aplicado su ideología en la sociedad global y ha evidenciado su fracaso, la Izquierda tiene la solución, sólo hace falta que ahora no se olvide de sus fundamentos.

Copio dos direcciones web para descargar sendos archivos sonoros con la reproducción (en dos partes) de una entrevista al profesor José Antonio Fernandez Tapias que nos recuerda las raices de la ideología de la Izquierda.
http://www.megaupload.com/?d=7KSZ4O2X
http://www.megaupload.com/?d=RYA9Z7V8

El Ajustador dijo...

Completamente de acuerdo, Bandiera Rossa. La cuestión ahora es: ¿Qué hacer? Y su resolución es urgentísima. Máxime cuando pronto alcanzaremos los cuatro millones de parados y, por ende, existe un potencial enorme para la movilización. Una simple chispa podría hacer saltar todo este tinglado por los aires. El Capital lo sabe, sus siervos políticos también, los sindicatos mayoritarios, amorrados al pilón, están al corriente y siguen "negociando" vaya usted a saber qué, haciendo de bomberos al servicio del Poder. La cuestión es: ¿Lo sabemos nosotros? ¿Somos conscientes de la enorme inestabilidad social existente, que cada día más es como una botella de nitroglicerina haciendo equilibrios sobre la punta de una aguja?

Al qué hacer yo les propongo organizar, coordinar y comunicar. Y rapidito, porque como esto nos pille mirando a Triana como hacemos ahora, perderemos otra oportunidad de resquebrajar los cimientos de este funesto orden capitalista.

Si están de acuerdo, la cosa queda entonces en: ¿Cómo hacerlo?