jueves, 5 de febrero de 2009

Dificiles relaciones con el PSOE

Para el común de los ciudadanos, que sintiéndose progresista o de izquierda no militan, o están afiliados a partido alguno, el que entre el PSOE y nosotros ,Izquierda Unida, se produzcan, con cierta frecuencia, sonoros desencuentros, es una situación desagradable y tienen la sensación, y así lo transmiten, de que con ello facilitamos la llegada de la derecha al poder, de una derecha que se muestra aparentemente uniforme, a pesar de tener que convivir posiciones cercanas a una clásica democracia cristiana con la extrema derecha tradicional, pero cuya unanimidad interna es bastante precaria como lo demuestra la red de espionaje tendida en torno al PP madrileño. Independientemente que nuestra condición de entes pensantes, y sobre todo analíticos nos lleva a manifestar nuestras divergencias sin ningún pudor, y ello nos lleva inexorablemente a agruparnos bajo diferentes siglas, se da, en España, y no sé si en el resto del mundo, una peculiaridad que enturbia aún más las relaciones entre el PSOE y nosotros, y es la manifiesta prepotencia que, en algunos asuntos, y no son pocos, tiene el PSOE en relación a nosotros. En concreto, en Alpedrete donde, hasta este momento, las relaciones con el grupo municipal socialista eran más que correctas, la intervención cargada de prepotencia del portavoz socialista Juan Aragoneses ha provocado una contundente respuesta en nuestra nota de prensa, ante la imposibilidad de hacerlo en el pleno al negarnos la alcaldesa-presidenta la palabra en turno de réplica. Para el que desconozca la situación geográfica de Alpedrete, hay que señalar que este municipio , con poco más de 12.000 habitantes empadronados, es limítrofe del de Collado-Villalba, con cerca de 60.000. La corporación municipal villalbina está presidida por José Pablo González Durán, secretario general del PSOE local, que, aprovechando el trabajo de IU en la pasada legislatura en la que participamos en el equipo de gobierno y lo mal que vendimos nuestra labor, goza de una inmerecida mayoría absoluta, que le ha permitido lanzarse a una enloquecida política especulativa, alejada de la acordada por el PSM, por más que él es miembro de la comisión ejecutiva del citado partido, y su influencia sobre una parte, que no toda, la agrupación socialista de Alpedrete, en concreto la que apoya a Juan Aragoneses es notable. Cuando en el pleno del pasado día 30 de enero, y ante una moción socialista atacando a la Comunidad de Madrid por su política privatizadora de la sanidad pública, el grupo municipal de IU-LV, y en concreto este concejal, señaló la contradicción que suponía estar en contra de las privatizaciones, mientras no se deroga la ley 15/97 que las permite, y sobre todo, y circunscribiéndonos a nuestra comarca del Guadarrama, que el alcalde, aparentemente socialista de Collado-Villalba, haya facilitado terrenos en una zona, La Chopera, que gozaba de protección por el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), que aprobaron conjuntamente IU y PSOE de Collado Villalba en la pasada legislatura, para un hospital de gestión privada, y con el mayor grado de privatización posible, el llamado modelo Alcira o Valdemoro, tal y como nos informó nuestra diputada en la Asamblea de Madrid Caridad García en un reciente acto celebrado en la sede de IU-Collado Villalba y convocado por la Plataforma de la Sierra en Defensa de la Sanidad Pública, la reacción del portavoz socialista, señor Aragoneses, amén de maleducada, rozó lo delictivo llegando a calumniar a los compañeros de IU-Collado Villalba al permitirse el lujo de afirmar, lo que es radicalmente mentira, que ,en su día, eran favorables a que en La Chopera se construyeran chalets de lujo.
A los que abogan, sin demasiada reflexión, por una unidad de acción con el PSOE, no me queda más remedio que recordarles que con ellos, las relaciones son buenas cuando se les da la razón, y muy malas cuando se discrepa. Es muy dificil colaborar con el PSOE. Yo diría que imposible, y si algún día, pongamos las próximas elecciones, el PP de Alpedrete pierde la mayoría absoluta, IU de Alpedrete hará lo posible para que la alcaldía cambie de manos, pero, a tenor de como están hoy las cosas, difícilmente participaría en el gobierno municipal. Yo, desde luego, a día de hoy, ahí no pinto nada.

3 comentarios:

Kaneda dijo...

Gloriosa referencia a "pinto" (o "Pinto") ;-D

Pues sí, camarada, las relaciones con el PSOE, siempre muy problemáticas...

Seguro que haréis lo correcto, mucho ánimo y ¡salud!

Gregorio López Martínez dijo...

Reconozco desde mi antigua militancia en el socialismo, aunque tengo excelentes amigos de verdad en Izquierda Unida, que esas relaciones han sido siempre muy problemáticas. Los dirigentes a través de los años no han sido capaces de "pacificarlas" con una mejor colaboración en beneficio de los trabajadores y de los más desfavorecidos. Deberíamos ser los militantes de base los que contribuyéramos a clear ese clima.

SPOOK dijo...

Ese enfrentamiento entre IU y Psoe es natural de suyo cuando el principal, si no único, interés es el protagonismo personal, o lo que es lo mismo, los ciudadanos y sus intereses quedan en MUY segundo lugar.