miércoles, 12 de enero de 2011

Aniversario de Mundo Obrero

8o años, nada más y nada menos, cumple Mundo Obrero, nuestro querido Mundo Obrero. Los que tenemos una determinada edad caemos, irremediablemente, sin querer, sin poder evitarlo, en la nostalgia, quizás porque en el fondo lo que añoramos es nuestra juventud, esa juventud que nos hacía capaces de superar el miedo, y era mucho ese miedo, a la hora de distribuir Mundo Obrero, Órgano Central del Partido Comunista de España, decía debajo de la mancheta, mientras en la parte superior rezaba la máxima que los comunistas nunca debemos olvidar :Proletarios de todos los países, ¡Uníos!, y es que para los comunistas la lucha contra las reformas que quiere imponernos el PSOE está intímamente ligada, por ejemplo, a la que llevan los mineros de Johannesburgo. Se leía Mundo Obrero , ya lo creo que se leía, se leía en las fábricas y los tajos, se leía en las facultades e institutos, y también en los billares, locales que ejercían la función de centros de reunión juveniles, y se cobraba, creo que el último precio clandestino fue de 10 pta, y lo pagaban trabajadores y estudiantes conscientes del valor que tenían ese par de duros, acaso tres. Luego vino la legalización y... , en fin, esa es otra historia.
Ahora tenemos la obligación de relanzar nuestro querido Mundo Obrero

4 comentarios:

///HastaLaVictoriaSiempre\\\ dijo...

Yo aún lo sigo leyendo, en la sede de mi partido nunca falta.

BelphegorRed dijo...

"Ha salido Mundo Obrero, la prensa del Partido Comunista de España"

"No se vaya la señora, no se vaya el caballero, que ha salido el Mundo Obrero"

"Mírenos, mírenos, somos comunistas, no tenemos rabo, ni cuernos ni tridente"

197... y poco. La de carreras que me tuve que pegar por el Rastro madrileño. Entoces mereció la pena a pesar de los pesares.

RioLena dijo...

En contra de lo que se pueda pensar el Mundo Obrero no tenía sabor a papel basto y tinta oscura, sino a algo parecido a sangre, sudor y lágrimas o a resistencia, lucha, ilusiones, ideas. Me obligaron a comerme uno (entonces apenas eran una docena de páginas de tamaño folio) de 1969 y entre golpe y golpe y trago y trago conseguí reafirmarme en mi militancia. Luego desembarcaron Carrillo y el eurocomunismo. Me parece que eso me dolió más.

jotake dijo...

http://wwwelsilenciodeloscorderos.blogspot.com/ por solidaridad visitarlo