miércoles, 22 de abril de 2009

¡Así, así, así gana el Madrid!

O de cualquier otra forma. Para nosotros lo importante es ganar, ganar por lo civil, por lo militar, por lo criminal o como sea. Jugando bien o jugando de pena. Con ayudas arbitrales o sin ellas. Lo único importante es el triunfo.
Ayer, mientras grababa a Cayo Lara para verlo despues tranquilamente, sufrí lo indecible viendo jugar al Madrid contra el Getafe. No suele gustarme sufrir y normalmente suelo grabar los partidos, después, si hemos ganado disfruto con el triunfo y si han perdido borro lo grabado. Pero ayer la intervención de Cayo en el programa Tengo una pregunta para usted modificó mis costumbres y me obligó a torturarme durante cerca de dos horas, hoy me alegro. Tengo que decir que en ningún momento perdí la esperanza, se palpaba, a pesar de que a través de la TV se pierde gran parte de la mística, en el ambiente que estabamos ante uno de esos días que sólo siendo madridista se pueden comprender. Ayer el rival era lo de menos, el Getafe jugó mucho mejor que el Madrid y palmó y hubiera perdido igual el mismísimo Barça que arrolló al Bayern jugando al fútbol. Solo la excitación del ambiente puede explicar, que no justificar, la reacción de rabia de Pepe al cometer el penalty y solo el miedo escénico puede justificar, que no explicar, que Casquero centrara a Casillas en lugar de tirar un penalty. Sin embargo, y a pesar de mi euforia, sigo creyendo que este año la Liga tiene color blaugrana.
Con toda la adrenalina en ebullición me dispuse a ver, y escuchar, la intervención de Cayo y puede que fuera la euforia que embargaba, pero tengo que decir que me gustó mucho, me gustó la claridad con la que dice las cosas, además de la sensatez que imprimió a sus palabras. Cada vez que pudo dejo claro, sin decirlo explícitamente, que es el sistema capitalista el que produce los desequilibrios y las desigualdades. Abogó por un aumento de la presión fiscal, sin que nadie se le tirase al cuello, y es que hablaba de aumentar esa presión sobre los que más tienen. Desnudó, sin contemplaciones, la política económica del PSOE, como una política de derechas, si bien le aplicó, a este partido, el beneficio de la duda, o más bien el in dubio pro reo, al intentar salvar su política social. Intentó, y a mi juicio consiguió, ser extremadamente respetuoso con la realidad plural que es IU hoy en día, sobre todo despues de que una joven ciudadana preguntara, o se preguntara por el PCE. Cayo fué claro y taxativo, los comunistas existimos, y tenemos nuestra política, y la defendemos leal y honestamente dentro de IU, en la que hemos depositado tanto la estrategia electoral como la política institucional.
Ayer me acosté feliz como madridista: lo único importante es la victoria no como se consiga y esperanzado como comunista: lo único importante es el poder no como se acceda a él.

6 comentarios:

RGAlmazán dijo...

Es usted además de maquiavélico, inaccesible al desaliento. Pero, ¿no le parece que es engordar para morir? Por cierto, ¿dónde le han regalado la finca a Casquero?

Salud y República

Fernando Jiménez Briz dijo...

Otra victoria épica del Madrid con un Pepe que ha demostrado que muere por la camiseta blanca. Lleva a Juanito en su sangre..

J. G Centeno dijo...

Querido amigo, se dice inasequible al desaliento. Comprendo que para ustedes, instalados en el victimismo y con cultura de derrota nuestra postura les parezca extravagante. Pero mientras haya árbitros sobornables, y estamentos federativos prevaricables seguiremos peleando.

rafa hortaleza dijo...

qué asco de real madrid... siempre igual ;-P

RGAlmazán dijo...

Disculpe por la rrata, pero no me contesta, ¿dónde le han regalado la finca a Casquero? ¿Cuánta tela les ha costado el soborno? ¿Les queda dinero para Cris Ronaldo o se lo va a llevar todo el presupuesto de árbitros? ¿Son estas las glorias deportivas que cita su lamentable himno?
Etc., etc. etc.

Salud, República y Atlético

J. G Centeno dijo...

Pincha en hueso querido kabileño, porque no tengo ningún tipo de atadura moral, y si sobornamos a Casquero mejor para él, y para nosotros que podemos. En cuanto al dinero, estamos sobraos y si nos hiciera falta daríamos otro pelotazo tipo torres de la ciudad deportiva sin importarnos cual es el color político de la corporación a la que haya que sobornar o chantajear. Lo importante es que nosotros ganamos y ustede lloran, ahí reside la diferencia.