sábado, 14 de noviembre de 2009

adolescencia, pubertad y juventud de Manolito Gafotas

Era Manolito Gafotas una encantadora criatura, que con sus ojos, ojos de niño, inocentes, tiernos, nos daba desde su barrio de Carabanchel (alto), una irónica visión del mundo. Supimos así de la existencia de su amigo Orejones , que siempre celebra sus cumpleaños por duplicado, y de Susana bragasucias. Nos hicimos una idea de como es el parque de El Ahorcado, de cuales eran las travesuras de la Boni, de los esfuerzos del abuelo por mantener pulcra su dentadura, de las travesuras sin límite de El Imbécil, de las frustraciones de su madre Catalina y ¡como no! de los apuros, de todos pero sobre todo de Manolo y Catalina, para pagar las letras del camión Manolito. Muchos recordamos nuestra infancia, en alguna medida volvimos a ella, escuchándole, en la voz de su madre literaria Elvira Lindo las mañanas de los sábados en A vivir que son dos días, un programa que creó, para la S.E.R. Concha García Campoy, y que por aquellas fechas conducía y dirigía Fernando Delgado un periodista que tiene la virtud, así lo cree él, de estar ungido por una especie de ciencia infusa que le permite, al tener la posesión de la verdad absoluta, hablar ex cathedra sobre la casi totalidad de los temas, con especial énfasis cuando la cuestión a tratar versa sobre destacar los aspectos mas discutidos, y discutibles, de la Revolución Cubana ignorando y ocultando, sus aspectos más positivos.
En un momento determinado, y estaba en su derecho, su autora dejó de contarnos como era la vida cotidiana de Manolito, de manera que desconocemos cual ha sido su evolución haata convertirse en un joven adulto. Pero lo que si podemos hacer es utilizar nuestra imaginación para hacernos una idea de cual ha sido ese camino. A mi se me ocurren dos posibilidades.
La primera : Manolito continúa en su barrio de Carabanchel (alto) o se traslada a uno similar, terminó, mejor o peor, es lo de menos porque en cualquier caso la economía familiar le hubiera impedido continuarlos, sus estudios en el baronesa Thyssen. Y hoy, al igual que bragasucias, con la que convive en amorosa unión en un piso con goteras por el que pagan un congo, sobrevive a base de contratos basura y trabajos sin contrato de economía sumergida. A Manolito , independientemente de que él mismo a lo mejor también lo es, no le parece extraño, ni extravagante, ni estrambótico que haya jóvenes que se identifiquen como comunistas y busquen una sociedad más justa y más solidaria.
La segunda: A base de esfuerzo y trabajo, porque esta es una sociedad que premia el esfuerzo, Manolo no solo consiguió pagar las deudas del camión, sino que compró otro para el que contrató un asalariado al que estrujó como él mismo se había estrujado, y partir de ahí llegar a Transportes don Manuel . Manolito, aunque no era un buen estudiante, terminó sus estudios secundarios en el baronesa Thyssen para continuar en el extranjero, da lo mismo en que extranjero, donde, en prestigiosas Universidades privadas en las que la excelencia académica se mide en dólares, acabó obteniendo másteres diversos que le permiten hoy cobrar un estupendo sueldo en los negocios familiares, que se han ido diversificando desde Transportes don Manuel. A Manolito le parece extraño, incluso le molesta, que haya jóvenes, jóvenes comunistas que quieran subvertir el orden de una sociedad tan justa como esta.
A tenor de lo escrito por la creadora del personaje en el El País estoy seguro de que se siente mejor con la segunda hipótesis. De la respuesta de Esther López Barceló no comento nada, ya lo tratan otros compañeros de la blogocosa

4 comentarios:

Esther L. Barceló dijo...

Me ha gustado mucho tu análisis. Es muy ingenioso y está muy bien llevado.

Un abrazo,

Esther

José Manuel Cecilia Contreras dijo...

Estimado J.G Centeno,

En primer lugar me gustaría agradecerte el comentario que has dejado en mi post. (lo siento por responderle por aqui,pero no encontré su correo electrónico) Con este artículo no pretendía subir las visitas de mi blog en absoluto (como me han tachado muchos) sino pretendía una pequeña reflexión interna, algo que deberíamos hacer de vez en cuando...

Quiero expresarte mi total desilusión por las críticas que ha levantado mi artículo, parece ser que ha sido tomado como una "guerra contra el PC" o como "una expulsión del PC de Izquierda Unida"; y no es así.

Yo en ningún momento he propuesto la expulsión en IU del PC, solo he manifestado mi deseo de cambio y mi deseo de avance dentro del PC, con nuevas propuestas e iniciativas.

Pero tal y como dije al principio de mi artículo, mucho de vosotros no podeís oir hablar mal del comunismo. Y lo vuelvo a decir, hay que reconocer las cosas buenas y las cosas malas. Y Cuba no es perfecta... y lo que no se puede hacer es defenderla a capa y espada, porque eso quita credibilidad y seriedad... Si Cuba detiene a una periodista por informar, como ocurrió hace unas semanas, lo que hay que hacer es criticar y alzar la voz contra esa acción... no respaldarla como hacemos en muchas ocasiones...

He intentado de verdad expresarme, y explicarme de la mejor forma posible. No sé si lo he conseguido (de verdad no pretendo la expulsión del PC porque es la que propone la mayoría de las propuestas; además la mayoría de IU es del PC)

En cualquier caso, no me arrepiento en absoluto de haberlo escrito y publicado, ya que es mi opinión. Y lo que no esperaba era que mi blog en la República.es fuera a ser eliminado por dicho artículo. Después la gente de izquierdas somos las más tolerantes, ¿algun topo de la derecha se habrá dentro de República.es?


Salud y República!

J. G Centeno dijo...

Estimado compañero José Luis, y digo bien, compañero. Lamento, sinceramente la censura de su artículo. Por lo demás, no es difícil adivinar que soy comunista y no es que no me gustan las crítica a mi Partido, que no me llenan de placer, todo hay que decirlo, es que procuro rebatirlas. Ustedes pretenden llevarnos a un debate en el que no queremos entrar, porque, desde nuestro punto de vista, no es el momento. Cuando hablemos de Cuba, me parece a mi, que lo justo es compararla con países de su entorno. ¿Hay más libertad en Colombia que en Cuba? ¿Más democracia? ¿En Guatemala? ¿En Costa Rica?. Yo le respondo NO. Ustede quiere oir de nuestros labios una condena de todo un sistema porque un periodista ¿Y si yo le digo que es un periodista a sueldo de USA? tiene problemas para poder intoxicar a sus anchas. Lo siento nosotros no pretendemos importar ningún modelo de socialismo, intentamos aprender de los aciertos de todos y procuraremos no cometer sus errores, pero yo, ni mi Partido, somos quien para decirle al pueblo de Cuba como tiene que encauzar sus problemas. A mí, hasta este momento, lo que me dan es una lección de dignidad

Nikolái dijo...

Me ha costado bastante encontrar, tanto el artículo de Elvira Lindo que hablaba sobre el tema como la respuesta que mencionas después pero ha merecido la pena. Deberías enlazarlo porque es muy interesante leer el artículo original, todavía más vomitivo de lo que cabría esperar. Está bien saber de qué va la gente...

Un saludo,