jueves, 30 de octubre de 2008

Inesperado acuerdo

La irrupción en proceso preasambleario de la alcaldesa de Córdoba Rosa Aguilar (elegida en las listas de IU, con el programa de IU y gracias a los esfuerzos de los afiliados de IU, muchos a su vez militantes del PCE) ha tenido el benefactor efecto de poner en sintonía a la inmensa mayoría de los afiliados y simpatizantes de IU. Son contundentes tanto Ricardo Royo desde su Moscú natal como JavierM mientras se come su sopa . No consideran necesario que en Izquierda Unida esté nadie a disgusto, y yo tampoco, y además no somos los únicos, porque los compañeros que a su vez añaden entradas tampoco parecen mesarse los cabellos, rasgarse las vestiduras o sacarse o los ojos por desesperación o disgusto, es más la invitan a que se marche de una puta vez, incluso los que apoyan esa que parece se va configurando como cuarta opción (al menos en Madrid) , sin tener pruebas fehacientes de ello, estoy seguro de que se sentirán más cómodos cuando personajes como esta señora, que está convencida de haber sido ella quien diseño la mezquita e incluso la que decidió que sea el Guadalquivir y no el Pisuerga el que atraviesa Córdoba, abandonen nuestra organización. Puede, sólo puede porque somos excesivamente respetuosos con gentes que en absoluto se lo merecen, que ahora los que no queramos que se quede, sea cual sea el resultado de la asamblea, sea cual sea el rumbo que tomemos, seamos nosotros, y en lo que a mi respecta puede irse tranquilamente a la mierda que yo no moveré un dedo.
Actitudes como las de esta señora, me cuesta mucho llamarla compañera, hacen muchísimo daño a nuestra organización, una organización en la que nadie, absolutamente nadie, tiene derecho de veto, ni Rosa Aguilar, ni los mismísimos Marx y Engels, si estos tuviesen la ocurrencia de resucitar, claro que a estos últimos nunca les dió por vetar a nadie y más bien por discutir todo y con todos.
Que esta ciudadana ocupe un cargo de gran importancia en la dirección federal debería movernos a reflexión, y flaco favor hace a los que honestamente, estoy convencido que la mayoría de ellos, defienden el documento que ella mancha con su firma.
Para mi desgracia, para nuestra desgracia, estoy convencido de que hay más gentuza como esta señora, en todas las familias y corrientes de IU. Pero también estoy convencido de que poco a poco se iran descubriendo en su inevitable camino hacia el pesebre del PSOE es cuestión de tiempo.

2 comentarios:

AF dijo...

No creo que a Rosa Aguilar le importe todo esto nada más que a efectos de poder contarlo en "su" tertulia de la SER.

Un saludo.

Adanero dijo...

Tiene toda la razón del mundo AF, lo de Rosa Aguilar tiene toda la pinta de tratarse de un SER o no SER.

Saludos.