lunes, 9 de marzo de 2009

Las relaciones con el PSOE dificil reto

Hace notar el, casi, siempre atinado Don Antonio, desde su Rubicón , del deterioro que se viene produciendo en las relaciones, dentro de este mundillo, que como compruebo casi todos los días, tiene un cierto aire de patio de colegio, entre los blogs de la órbita del PSOE, y los de la de IU. Y pone como ejemplo el intercambio de pareceres subido de tono, que algunos de nosotros, mantenemos con Maripuchi , militante alavesa del PSE-EE, que con disciplina cuasi leninista repite el argumentario, muy bien afinado y ensayado, de que la realidad vasca no es la española (argumento al que se le puede extraer alguna conclusión jugosa), de que el PNV que se sienta en la carrera de San Jerónimo no tiene nada que ver con el que ejerce de Miranda hacia arriba, de que el PNV no tiene la rémora del franquismo que tiene el PP, pero tiene otras que hay que suponer iguales o peores (y aquí su juventud la traiciona y la hace demostrar que poco, o nada, conoce de lo que fue la realidad del franquismo, más allá de lo que le hayan contado). para terminar afirmando su cercanía, por razones relacionadas con el terrorismo, en algunos aspectos, dejando claras las divergencias políticas, al PP, o al menos a los militantes del PP.
Dejando al margen la cuestión personal, que por personal es subjetiva, de que el día en que yo me sienta cercano al PP en algo, por nimio que sea, será el día más triste de mi vida, porqué sentiré ese día que definitivamente he sido derrotado, que he dejado de creer en la posibilidad de avanzar hacia una sociedad mejor, que tendría que alistarme en el triste ejército de los que se conforman en pelear por las migajas que la sociedad capitalista, en forma de canonjías institucionales, tiene a bien conceder. Engrosaría ese colectivo, sin duda mayoritario en la sociedad, que sirviéndome de un símil futbolístico, no tienen especial interés en que su equipo gane la liga, se conforman con que no la gane otro, quizás por eso soy madridista porque aspiro a ganar a la liga, y francamente me importa poco el método para conseguirlo, quizás por eso de no ser madridista sería barcelonista, y no me importa reconocerlo, y quizás por eso soy comunista, porque aspiro a que la clase obrera, o como quiera que la nueva terminología políticamente correcta quiera llamarla, alcance el poder, y esto es algo que se me antoja difícil respetando las reglas del juego que nos impone el sistema de Capitalismo Monopolista de Estado, en su fase superior, el Imperialismo (Tengo que reconocer que me encanta recuperar la terminología marxista-leninista, el día menos pensado me lanzo con la dictadura del proletariado y me quedo tan pichi). Pero insisto, esta es una cuestión personal, y por tanto subjetiva. Como será, sin duda, subjetivo que tras el eufemismo de rémoras franquistas se esconde el hecho, yo creo que objetivo y muy objetivo, de que el presidente fundador de ese partido se llame Manuel Fraga Iribarne, que, me parece, algo tuvo que ver en la muerte de Julián Grimau, que, me parece, algo tuvo que ver en los asesinatos de Vitoria en 1976, y creo que también es objetivo que el presidente de honor de ese partido se llame José María Aznar López , responsable de que España entrara en una guerra imperialista como la de Iraq, y también es un hecho objetivo de que personalidad relevante en el PP, y precisamente en el PP vasco, sea Jaime Mayor Oreja para el que el franquismo fue un periodo en el que la gente era feliz. Quizás sea una actitud subjetiva y no extrapolable, pero si algún día yo aceptara que el PP es un partido como los demás, en el juego democrático-burgues (siento la obsolescencia de la terminología, pero no me da la gana usar otra), tendría la sensación de estar traicionando no ya a mi padre y a otros miles de derrotados, encarcelados y asesinados por el franquismo, sino también a los asesinados por la policía con Franco ya muerto, siendo el señor Fraga ministro de la Gobernación, algunos, como Carlos González a escasos metros de donde yo me encontraba, otros como Maria Luz Nájera o Arturo Ruiz también cerca de mi, aunque más lejos, en acciones de lucha, que hoy consideraríamos como borroka. Si la AVT exige respeto para las víctimas, yo también, y si el mundo batasuno está fuera de la ley por no condenar los muertos de ETA, quisiera yo saber porque es legal un partido que no condena los de su presidente fundador. Pero esto es subjetivo, y por tanto no extrapolable.
Tras esta explosión de subjetividad me obligo a intentar objetivarme, y me parece objetivo que la actidud del PSOE, la de ellos y no la nuestra, va a producir unas relaciones , de aquí en adelante, por lo menos, difíciles. No ya en el ámbito institucional en le que me declaro, sin matices, partidario de investirles en el gobierno que sea menester, sin participar en ese gobierno si no hay un programa claro, sino en el día a día, en el codo con codo, que en muchas ocasiones, por ejemplo a nivel municipal, tenemos en contra de la política del PP. Porque ¿quien me dice que, llegado el momento, no vayan a cambiar de amigo?
Y por último, si ha dado la sensación, en estas últimas entradas, de que he criticado más al PSOE que al PP, es porque ha sido ha cierto, y siempre será así. Del PP no espero nada, es el heredero del franquismo, es la derecha cavernaria, no miente, su discurso es el que es, sus votantes, nostágicos del franquismo, aunque muchos no los sepan, saben lo que votan. Pero en el PSOE, esto que refundaron Felipe González, y otros señoritos andaluces de segundo, o tercer, nivel aristocrático, ¿que significa hoy la S de socialista? ¿Porque no hacen como en Italia ha hecho esa confusa mezcla de democristianos, socialistas y eurocomunistas, llamándose Partido Demócrata? ¿Porque dicen que son de izquierda? El ser progresista, el avanzar en temas como la despenalización del aborto, o los derechos de los homosexuales, no etiqueta en la izquierda, etiqueta en el progresismo, y es en lo único en lo que hay apreciables diferencias con el PP. En lo económico Emilio Botín parece muy cómodo con José Luis Rodríguez Zapatero. Sin comentarios (míos, ustedes hagan los que quieran)

3 comentarios:

RGAlmazán dijo...

Totalmente de acuerdo, D. Bolche, a todo lo referido por usted, súmele las caricias proferidas en los últimos cinco años, desde el 11-M, pasando por el "serrompeespaña" y terminado con la cuestión de ETA, y la conclusión no puede ser otra.
No lamento haberlos defendido cuando les han llamado pro-etarras, amigos de asesinos, conniventes con eta, que han ganado las elecciones a costa de 192 muertos, y tantas lindezas más.
Pero, hay que tener estómago para decir que eso no importa, que lo importante es cambiar el rumbo de Euskadi.
¿Dónde están los insultos del PNV? ¿Dónde están los alegatos profranquistas del PNV? ¿Dónde está la corrupción del PNV? ¿Cómo se puede comparar un partido con otro?
Del PP se puede esperar todo, yo, que soy un ingenuo, no esperaba esto de los llamados socialistas. Hoy mismo he oído a Basagoiti y a Arenas decir que son ellos los que van a hacer posible el cambio en el Pais Vasco, que no se le olvide al PSOE. ¡Joder!
Sin comentarios.

Salud y República

AF dijo...

Pues se le olvida a usted otro aforismo famoso que creo que en breve habrá que rescatar del baúl de los recuerdos, desempolvarlo y empezar a pasearlo por ahí: "la emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos, o no será".

Sustitúyase "trabajadores" por "ciudadanos" y refiérase, en lugar de a la lucha político-sindical a la que se referían los clásicos, a la decisión política de cualquier índole, incluyendo la electoral, y tendremos como resultado algo parecido a: "la emancipación de los votantes respecto a las ataduras generadas por los partidos tradicionales, será obra de los votantes mismos, o no será".

(Vaya empanada)

Un saludo.

Blanca dijo...

Habida cuenta de dónde vive cada cual, creo un error gravísimo,que no esperaba por parte de ninguno de vosotros, que deis tantos pelos y señales de una persona que puede ser que se la esté jugando, no solo señalando militancia e ideas.

Hay demasiados temas que tratar con tanta saña como demostráis, que sin embargo obviais.

Y deberías quitar el enlace, javier. El horno en Euskadi no está para según qué bollos y vosotros parece que lo habéis olvidado.