martes, 10 de marzo de 2009

La demagogia como arma política

Intento superar el estupor que me ha producido el comentario de una bloguera, presuntamente en retirada, Blanca , en mi anterior entrada referida a las dificultades que nos plantea, a los afiliados de IU, el seguir manteniendo relaciones políticas coherentes con el PSOE, un vez que este ha dado el paso, un importante cruce del Rubicón, de considerar al PP como un partido más, Rubicón este muy diferente al que protege al admirado AF y desde el que nos da múltiples razones para que ese partido el PP, no sólo esté siempre en la oposición, sino que no tenga posibilidad de influencia en absolutamente nada. Inicialmente, mientras leía y releía lo que había escrito, y por supuesto el comentario en cuestión, pensé en contestar igualmente con un comentario, pero dado que el comentario iba a ser necesariamente largo, entre otras cosas porque quiero dejar las cosas claritas, pero que muy claritas, he preferido hacer una entrada por más que al ser ad hominem pueda parecer una especie de proceso sumarísimo. Me pide, en su comentario, la precitada escritora de bitácoras que retire el enlace a otra conocidísima bloguera con el peregrino argumento, peregrino si no fuera porque esconde una sutil perversidad, de que desvelo cuestiones, tales como su militancia, que, dadas las circunstancias que viven las vascongadas, podrían poner en peligro, ¡ojo! estamos hablando de peligro físico, de integridad personal, a la bitacorera en cuestión. Un castizo como yo, que lo soy por nacimiento y crianza, hubiera podido contestar ¡Que te ondulen! o incluso ¡Pá tu culo un barbo!. Pero me he puesto un pelín de mala leche, y se me ha saltado un resorte, que puede convertirme, no siempre ocurre, en persona poco amable, y en darme por argumentar un tanto ácidamente.

Yo no he puesto en mi entrada, nada, absolutamente nada, que la propia interesada haya puesto una y mil veces en su propia bitácora, haciendo referencia a sus deseos de victoria de Patxi López y nunca ocultando, ni tendría porqué, su militancia activa en el PSE-EE. ¿Porque entonces debería yo quitar el enlace? ¿Es que hay alguien que pueda pensar que soy yo una especie de señalador de objetivos ? El que lo piense, si es que hay alguien que funciona con tan rastreros planteamientos, no me importa en calificarlo (o calificarla) como un perfecto hijo ( o hija) de la gran puta, sin matices pero añadiendo a continuación que no creo que vayan por ahí los tiros. Estoy casi seguro de que los tiros van por otro lado, un lado patético, miserable, propio de quien al no tener argumentos políticos recurre a la peor de las demagogias, la de la persona en peligro, pobrecita ella, amenazada por los malos, pero no sólo los malos que llevan pistolas y ponen bombas, sino los malos más malos, los que tienen una idea del Estado distinta de la suya, y que además tienen la poca vergüenza de ganar una elección trás otra, incluida ésta en la que, sin mediar resolución judicial alguna más de cien mil electores han sido privados del derecho al sufragio. También están peligro los trabajadores, y no son pocos, que obligados a trabajar en precario, están en condiciones objetivas de sufrir graves accidentes de trabajo, mientras el gobierno del PSOE, el gobierno de ¡ESPAÑA!, ¡VIVA ESPAÑA!, ¡QUE ES POR ESPAÑA! ¡COÑO!, mira para otro lado no vaya a ser que los señores empresarios, elemento fundamental en la ¡ESPAÑA!,¡VIVA ESPAÑA Y LO ESPAÑOL!, a la que nos conduce don José Luis Rodríguez Zapatero, se enfaden. Y también están en peligro los inmigrantes perseguidos por la porra del fascista, ¡si, si, fascista!, Rubalcaba , que se arrepiente ahora, demostrando lo endebles que son los principios de los dirigentes del PSOE, de una medida progresista, que en su día aplaudimos, cuando queríamos creer, sorteando un más que lógico escepticismo, que esta vez sí, que esta vez el PSOE , no se iba a comportar como la banda de delincuentes y terroristas de estado en que le convirtieron algunos personajes cercanos a Felipe González, de él nunca se pudo probar nada de manera que me abstengo de calificarlo. Pero este es un peligro diferente, un peligro que molesta, un peligro que no es heróico, por tanto ocultémoslo.

Tantas veces como ha sido pertinente he dejado clara mi postura en lo que se refiere a ETA, el entorno de la llamada, es un término discutible, izquierda abertzale y en general a la violencia gratuita, no voy a repetirla ahora, es más que clara y contundente. Por tanto lamento y deploro, e incluso me indigna, que haya gente amenazada de muerte en vascongadas o donde sea. Pero el estar en esta desagradable situación de amenaza no concede ninguna patente de corso que permita, de forma que se pretende impune, decir y escribir auténticas barbaridades sobre EB y Javier Madrazo, y desde luego en el caso del PP no le concede ninguna legitimidad democrática. En algun lugar he escrito, y repito aquí porque me gusta el argumento, que a la Cosa Nostra siciliana no la hace respetable el que sus miembros estén amenazados por la Camorra napolitana. Exactamente es lo que siento, y los sentimientos son los que son, hacia los militantes del PP amenazados por ETA. Insisto en que la situación de amenaza objetiva que pueda tener alguien no le concede impunidad para depende que cosas y ha habido cosas que han clamado al cielo, o al infierno para no ofender a nadie, se nos ha denostado como conniventes con el terrorismo al tiempo que se proclamaba: los socialistas somos laicos, republicanos y de izquierdas. Llegados a este punto puedo afirmar, con los elementos objetivos que lo respalda, que eso es radicalmente mentira, el PSOE, su secretario general sin ir más lejos, defiende, y no a corto ni a medio plazo, sino como proyecto de furturo, la monarquía parlamentaria, aunque haya militantes que quieran creer otra cosa. Más allá de que haya militantes del PSOE que se hayan empeñado en la tan legítima como inútil campaña por la apostasía, el PSOE, el gobierno de ¡ESPAÑA! ¡VIVA ESPAÑA Y LA MADRE MARAVILLAS!, colabora fielmente al sostenimiento de la burocracia eclesial, y aunque haya militantes que, día a día, se confiesen de forma privada, y casi clandestinamente como ateos o no creyentes, la realidad, que es tozuda, nos muestra a Juan Alberto Benlloch, que no es José Bono o Paco Vázquez, dedicándole una calle al fundador del Opus Dei. Y de izquierdas, pero...¿Que es ser de izquierdas? La socialdemocracia, aunque el PSOE de hoy está más cerca de un cierto neokeynesianismo con tintes liberales que de la socialdemocracia clásica, lleva más de cien años diciéndonos que esperemos, que hay que ir poco a poco, que lo importante es la democracia, así lo afirma Blanca, sin tener en cuenta que para alguien de izquierdas, y no hace falta ser un ortodoxo marxista revolucionario, sin igualdad, y para nosotros esa igualdad sólo se puede dar en el socialismo, no hay democracia. Puede haber socialismo sin democracia, ejemplos hemos tenido, pero nunca democracia sin socialismo. ¿Tan loco estaba Javier Madrazo cuando afirmaba que el pacto PP-PSE era un hecho? Parece ser, más bien, y a tenor del desarrollo de los acontecimientos, que entonces," cuando volaba la imaginación del coordinador de EB-B", que el pacto hace tiempo que esta cocinado, no tan evidente como la liquidación por derribo que Nicolás Redondo Terreros , con Rosa Díez tocando la dulzaina , que nunca el txistu, intentó perpetrar regalándole el PSE-EE, incluyendo más de cien años de lucha obrera, nada más y nada menos que a Jaime Mayor Oreja. Hoy cambian los actores, incluso el sentido político del actor principal, pero el objetivo de hoy es punto por punto el mismo de entonces, reprimir el legítimo derecho de autodeterminación de los pueblos. No voy a entrar en mentiras prevaricantes, término que no se si existe pero que me sirve para hacer referencia a las mentiras a sabiendas, aunque todas lo son en el fondo: Mentir es decir lo contrario de lo que se piensa con intención de engañar, nos enseñaban en la escuela, y yo me lo aplico, porque lo enseñaban en clase de Religión y yo no he apostatado, entre otras cosas porque tengo trabajo político más que suficiente como para no perder tiempo en, a mi juicio, semejante chorrada. Un habitual interveniente en el blog referido, que tiene la pésima educación de dar clases de moral y ética a los comunistas, mientras él jalea y aplaude la política, a su juicio defensiva, y al mio genocida del Estado Terrorista de Israel, parece ser que ha dicho, yo personalmente no le he escuchado, que :El que no sabe bailar , que no salte a la pista. Y no se puede pedir, y aqui hago constar que ella nunca lo ha hecho, que los demás guardemos silencio cuando, literalmente, se nos está llamando de todo. No ha sido ella, la que me ha pedido, que retire el enlace, algo que en ningún caso pienso hacer, y menos cuando se utilizan chantajes emocionales, y es a quien me lo ha pedido a quien me voy a referir a partir de ahora. Brevemente, porque lo que tengo que decir es poco y claro. En pleno proceso de genocidio en Gaza, una de las personas que más quiero en este mundo, y, si existiera, en el otro también, indignada por lo que estaba ocurriendo, publicó una sencilla entrada que representaba un lazo negro y reflejaba el dolor que le producía, dolor de ser humano con algo de sensibilidad, lo que estaba sucediendo. El comentario de Blanca no tiene desperdicio:

No me queda claro si hablas de israelíes o, generalizando, de judíos, así todo en bloque... metiendo en el mismo saco a los nacionales de Francia, Bélgica u Holanda, los de Argentina, Venezuela o el norte de África...

... qué pena que Hitler no acabara con esa raza despreciable...

Pura y dura demagogia, que desde luego, no esperaba de muchos de vosotros. ¡¡Todos los judíos a la hoguera!! ¡¡Lástima de holocausto que no acabó con todos!! Es más... ¿existió el holocausto? ¿los árabes son unas hermanitas de la caridad que no ponen bombas ni tiran misiles a cientos?

Es muy sencillo hablar desde España, con un pañuelo palestino enrollado en el cuello, exactamente igual que los borrokas que dan datos a los adorables chiquillos de ETA... moritos buenos, jodíos judíos, todos los que estén circuncidados malos malísimos...

Enfín, desde la más clara equidistancia, lo mismo que decís vosotros, ese cabo austríaco lo pensó antes y gaseó a millones de personas que todos despreciáis... oh, se me olvidaba, el holocausto no existió, o en su defecto, mató a pocos... debería haberlos matado a todos... uy, se me olvidaba, Israel no existía...

En unas cuantas líneas se despacha a gusto, no sólo ya con mi amiga del alma, algo injusto de todo punto de vista, sino con todos los que nos hemos solidarizado con el pueblo palestino, de manera que somos:
Hitlerianos, negadores del holocausto, y hasta tal punto antisemitas que odiamos a los circuncidados. Además de colaboradores de ETA por llevar un pañuelo palestino
La educación, verdadera educación, de la editora una de las más interesantes bitácoras de este mundillo, las variaciones Goldberg le impidió contestar merecidamente a tan verdulera y arrabalera intromisión, y yo, que sin que sirva de excusa me enteré tarde, en un acto de cobardía del que, desde luego, me arrepiento y mucho, preferí mirar para otro lado. Y aquellos polvos han traido estos lodos, y ahora el terrorismo emocional parece haberse convertido en práctica habitual. Fuí cobarde una vez, he sido tolerante, absurdamente tolerante, cada vez que intempestivamente han entrado en mi bitácora para poner pingando a un camarada, para mi muy admirado como es Julio Anguita. Y de una puta vez el juego ha terminado, el que me busca acaba encontrándome, y termino siendo muy, pero que muy molesto.

11 comentarios:

Rubén dijo...

no he leído el resto, pero titulandose "la demagogia como arma política", al llegar a "cien mil electores han sido privados del derecho al sufragio" me he parado en seco... vaya manera de criticar la demagogia!

Gracchus Babeuf dijo...

Cuando tenemos una capacidad de difundir ideas, debemos evaluar qué uso hacemos de esa capacidad. Esta entrada es innecesaria, y lo que es peor: es inutil. No entiendo la necesidad de utilizar tu capacidad de difundir ideas para atacar a los vecinos. Ataca a los enemigos, coño!

AF dijo...

Sí que me parece iracunda la entrada de don Javier. Reconozco que me ha hecho temblar como tiembla uno siempre que observa un estallido de violencia allí, a unos metros de distancia.

La clave está en esos metros. Para los demás es una distancia no sólo física, sino también mental. Para don Javier no existen esos metros, está ahí metido, en mitad de todo el medio, donde ha caído la bomba de un comentario que a mí también me parece lacerante.

Porque, doña Blanca, su insinuación no tiene excusa. Los "datos" que da don Javier no son novedad, y Maripuchi, a quien se refiere en origen esta polémica, los ha dado liberalmente, si bien de forma indirecta, en multitud de entradas suyas. Ha ido más allá, incluso, de lo que don Javier va en la entrada de referencia, aportando ciertos datos relativos al barrio en el que vive que, si se temen amenazas o incluso agresiones de terroristas, parece sumamente imprudente dar.

Yo creo que lo que ocurre es que la propia Maripuchi no tiene en mente ese temor (por más que la posibilidad siempre exista, no me cabe duda). Malamente, pues, se le pueden pedir cuentas a don Javier por lo que ha dicho.

Y en cuanto al comentario de don Gracchus, pues también me parece desafortunado porque vuelve a poner sobre la mesa esa especie de tabú que hay entre gente que se sitúa en la izquierda política y social, acerca de con quién hay que meterse y con quién no hay que hacerlo. Yo creo que cuando uno se mete con otro, cuando le critica, sus razones tendrá. Los demás podemos ver lo que dicen unos y lo que responden otros, y quedarnos a la carta que mejor nos parezca, pero no creo que haya que jugar el papel de maestro en el patio del colegio, regañando a dos chicos porque se pelean. Las peleas siempre tienen un motivo, otra cosa es que pueda olvidarse pronto y no dejar huella.

Un saludo.

AF dijo...

¡Hombre, don Spook, todavía no ha tenido usted bastante! Claro que hay doble vara de medir. Un año de estos que me apetezca le llenaré los dos o tres mil folios de dobles varas de medir que toda sociedad y todo individuo tiene. No entre usted en terreno de hipocresía, hombre.

Un saludo.

Freia dijo...

Gracchus. Sabes que te admiro, te respeto y, sobre todo, te aprecio. Pero esta vez no estoy de acuerdo en absoluto contigo. No creo que esta entrada sea inútil ni tampoco innecesaria.
Intentaré ser lo más breve posible.
Todo el mundo sabe que no soy una experta en temas políticos. Pocas veces intervengo y prefiero dejar que otros lo hagan. Aprendo mucho con ello. Pero esta vez se trata de algo más.
Me parece indigno que alguien utilice argumentos tan rastreros y, sobre todo, tan falsos y falsarios (no abundaré sobre esto; creo que AF ha contestado suficientemente), para intentar ponerse por encima del bien del mal y dar pretendidas lecciones de moralidad a quien no las necesita. Conozco y quiero desde hace más de treinta años a Javier y es una de las personas con mayor estatura moral que conozco. Y sobre todo, no se puede
ir acusando a la gente de "facilitar datos" para que puedan ser utilizados en contra de la seguridad física y psíquica de alguien. Es sencillamente indigno. Y no es la primera vez que pasa.
En segundo lugar, yo, que no soy nada sospechosa de ideas radicales, también creo que la solución al terrorismo en el País Vasco no pasa por prohibir ideas ni partidos. La solución, repito, no pasa, desde mi punto de vista por ahí. Si alguien se rasga las vestiduras y prefiere acusar a Javier de connivencia con el terrorismo porque habla de determinación de los pueblos y de estar en contra de prohibir, allá cada cual. No creo que a estas alturas Centeno tenga que demostrar en qué lado está, por mucho que se empeñen en colocarlo en el otro lado.
Podría ser mucho más contundente en mi comentario. Ganas me dan de ello. Pero no voy a hacerlo.
¿Que la reacción de Javier a una agresión ha sido desmedida? Pues miren, no lo creo así. En este caso, la agresión ha sido mucho más violenta, rastrera e infame que la reacción.
Cuando alguien, tildándose a sí misma de ecuánime y equidistante, se considera con derecho a llamar a los demas colaboracionistas, kalleborrokas o nazis, no tengo yo tan claro dónde está el enemigo.

J. G Centeno dijo...

Voy a intentar contestar por partes, y eliminando cierto grado de iracundia que efectivamente puede haber inundado mi entrada inicial. No me arrepiento de nada pero voy a intentar moderarme, más que nada para no dar pie a que se me acuse de lo que no soy.
Rubén:
Me he tomado la molestia, y le aseguro que ha sido una molestia, de entrar en su bitácora y comprendo perfectamente que no haya podido leer mi entrada más allá de una pocas líneas. Pertenece usted, que se identifica como estudiante, a ese colectivo de admiradores de pijos cubanos, que pomposamente se autodefinen como Generación Y que lloran amargamente que las difíciles condiciones que viven Cuba y su Revolución les impidan comprar tejanos de marca. Pero sobre todo me ha llamado la atención su entrada-comentario al último libro de Santiago Carrillo, individuo por el que no tengo simpatía alguna. En esa entrada intenta legitimar la entrada, en 1934, de la CEDA, organización furibundamente antirrepublicana, en el gobierno de Alejandro Lerroux, gobiernos si acaso lerrouxistas y no lerroxistas como su supina ignorancia, me gustaría saber que estudia usted, le hace escribir. Continuando su argumento, Ab ovo usque ad mala,los nazis estaban legitimados en 1933 para tomar el poder, puesto que habían sido el partido más votado. Y termina usted repitiendo los argumentos del ex-grapo Pio Moa, reconvertido en fascista de nuevo cuño, de que la guerra civil fue culpa de los intolerantes de derecha e izquierda. Remedando, en un chiste fácil, el título de la película que dió un merecido oscar a Javier Bardem no es la mía una Bitácora para memos que en definitiva es lo que sois esa panda de pequeño-burgueses que creeis que ser de izquierda consiste en repetir cuatro vanos eslóganes sobre la libertad. Sus opiniones me importan un bledo, e incluso un pimiento.

Don Antonio y Freia entre ustedes y yo todo esta dicho, sobran comentarios.

Monsieur Babeuf.
Creo haber demostrado que tengo en alta consideración sus opiniones, y esta consideración no va a cambiar por el hecho de que en esta ocasión discrepemos. Además obedezco su sugerencia, y con esta entrada no hago otra cosa que atacar a los enemigos, y de entre los enemigos, los peores, los más peligrosos, son los que se hacen pasar por amigos, y este es el caso que nos ocurre, porque la situación que ha dado lugar a mi, creeis algunos, virulenta respuesta no ha sido más que la gota que ha hecho rebosar el vaso. El final, pues para mí de final se trata, de una larga y sistemática sucesión de agresiones, al movimiento sociopolítico (IU) en el que desarrollo mi trabajo político y al partido (PCE) en el que milito. Y puestos a que me etiqueten, yo hago lo propio y también etiqueto, y declaro, por ejemplo, que todo aquel que no condene al estado de Israel, es corresponsable de sus acciones genocidas, y me molesta que esa gentuza se mezcle conmigo. Otra cuestión es la de la inutilida. Para mi, a estas alturas, conviene tener claro quienes están a un lado u otro de la raya, y en ese sentido estos procesos aclaratorios y un tanto catárticos tienen utilidad, ya lo creo que la tienen. No me parece de necesaria aplicación el aforismo Qui non est mecum, contra me est pero conviene aplicar este otro Qui habet aures audiendi, audiat para que todos sepamos donde estamos, y así ser coherentes puesto que Cujusvis hominis errare; nullius, aisi insipientis, in errore perseverare.

Spook
Quosque tandem abutere Spook patientam nostram?.
¡Hasta aquí!, tambien con usted se me agotó la paciencia. He soportado con estoicismo, que a mi mismo me ha sorprendido, el que usted sacara de mi toda una serie de conclusiones tendentes a determinar que soy una especie de gilipollas que no me entero de lo que leo( según usted debo haber leido El Capital, Das Kapital escribe usted haciendo gala de un provinciano mequetrefismo, sin enterarme de gran cosa). Pero que soy, eso sí, una persona íntegra, es decir que además de gilipollas soy un bobolachorra. Dada la altura intelectual en la que le tengo a usted, que tiende a cero en progresión geométrica le he dejado hacer. Al fin y al cabo toda bitácora que se precie tiene en plantilla un troll, y se da la circunstancia de que además es un friqui de descomunal talla con ínfulas de intelectual leido, pues mejor, más prestigio, es algo así como los fantasmas de los castillos ingleses. Pero como ocurre que ha tenido usted la desfachatez de insultar a un amigo, y muy bueno, mio, ocurre también que desde este momento, y hasta que le pida, a don Antonio, excusas, que a mi han de aparecerme sinceras, su presencia en esta bitácora no es bien recibida, por lo que le ruego que se abstenga de intervenir.
No se si he conseguido lo de domar mi iracundia, pero me da que no del todo.

RGAlmazán dijo...

Está bueno el patio. Esta mañana apenas abrí el blog y ahora me encuentro con esta entrada y los comentarios.
No voy a entrar hoy, no tengo "el coño para farolillos" --perdonen la grosería-- pero he tenido una mala noticia que me hace que el problema que ha surgido, siendo importante, me parezca absolutamente liviano.
Sólo decir que me entristece este enfrentamiento, que creo que se ha desmadrado, pero lo dejo ahí. Y prometo volver para dar mi opinión, porque yo también soy de los que no quiere dejar esto como si estuviera al margen, que no lo estoy.
Ahora no es el momento oportuno.

Salud y República

RGAlmazán dijo...

Como quiera que quedé en comentar, ahí voy.
En primer lugar decir que la bomba estalló cuando ante una entrada en "Variaciones Goldberg" hubo una respuesta, a mi modo de ver, absolutamente desproporcionada y lamentable de Blanca, que no contesté pues quedó contestada por Curro y creí oportuno no meter el dedo en la herida más. Algo que no merecía la dueña del Blog que suele ser de una educación exquisita. Pero tal contestación era muy, muy fuerte, los párrafos están en cursiva en esta entrada de Bolche, por lo tanto no voy a insistir.
Después ha habido entradas mías, quiza el primero, y de varios de nosotros sobre la conveniencia de un pacto entre PSOE y PP. La alineación de cada uno es harto sabido, por lo que es una cuestión política en la que se defienden posturas contrarias, y de ahi no se debería pasar.
Desde luego, es también muy gordo acusar a nadie de, en base a una posible seguridad, descubrir las inclinaciones políticas de Maripuchi, cuando, con toda la libertad --y hace bien, si así lo desea-- es ella misma la que constantemente dice las posturas que defiende y que pertenece al PSE.
No se puede acusar de eso.
Es verdad que no me gusta que se haya puesto en el título de una entrada (el amigo AF) el nombre de Maripuchi --conociéndole un poco, estoy seguro que no cree haber hecho mal--. Como tampoco estoy de acuerdo en el tono de Bolche, aunque sí lo estoy en el fondo de lo que dice tanto él como AF.
Por último, como no quiero entrar más en la polémica del Abuelo Cebolleta decir que el comportamiento de quien eliminó a tres de sus componentes, fue un acto lamentable que afortunadamente corrigió Maripuchi, pero que podía haber solventado Blanca antes de abandonar nuestra entrañable bitácora colectiva, invitando a los tres compañeros que eliminó primero.
En fin, yo, salvo que sea citado o la cosa se vaya por otros lares, doy por acabado este desencuentro, aunque no voy a cejar de criticar ciertas posiciones políticas que no me parezcan bien.

Salud y República

J. G Centeno dijo...

Por mi parte la polémica está cerrada, y desde ahora, y por decisión propia, no volveré a hacer mención a ninguna de estas dos señoras, lo cual no será óbice para que conteste cada vez que se ataque a IU o EB, siempre en el terreno político.
Spook tiene vetada la entrada en esta bitácora hasta que no pida excusas, que a mi me parezcan creíbles a Antonio Flórez. He suprimido todos sus comentarios en esta entrada, por lo cual la secuencia de los mismos queda un tanto surrealista.

AF dijo...

Pues la verdad, don Rafael, es que tiene usted razón: no alcanzo a comprender en qué obro incorrectamente al usar el nombre de Maripuchi en el título de un post. Es que se trata de un post dedicado exclusivamnte a analizar posturas y discursos de Maripuchi (no de otras personas, aunque coincidan, evidentemente). Comprendo perfectamente que si en lugar de usar su nombre hubiera puesto algo más genérico, habría quedado más elegante, pero no es la elegancia lo que yo buscaba. Avisé a Maripuchi en su propio blog de que le contestaba en el mío y le expliqué además por qué lo hacía así.

Por otro lado, esto de que se ha restituido su capacidad de publicar entradas en el blog del Abuelo Cebolleta a las tres personas a quien se nos había inutilizado esa capacidad, no es cierto. Cuando yo entro en el blog, no tengo habilitado un perfil para ello. Curiosamente, y aunque últimamente llevaba bastante tiempo sin publicar, la última entrada publicada antes de que don Javier hiciera su reentré fue una mía.

En cualquier caso, por mi parte queda zanjada la cuestión salvo que, como dice don Rafael, volviera yo a leer algo que atañera al buen sentido. Ni me declaro enemigo irreconciliable de nadie ni -he de reconocerlo- soy capaz de sentirme tan próximo a una serie de personas como he podido sentirme en el pasado.

Un saludo a todos y a todas.

AF dijo...

Don Javier:

Agradezco su deferencia hacia mí, pero he de reconocerle que los argumentos de don Spook no me resultan ofensivos. Es cierto que da la sensación de pretender dar lecciones de algunas cosas, pero, por más que lo he intentado, no he conseguido sentirme aleccionado por él.

Un saludo.