martes, 6 de marzo de 2007

El lazito azul tambien se lo quedan

Los que practicamos la funesta manía de pensar solemos practicar tambien la poco recomendable costumbre de leer. Ocurre que juntando las dos aberraciones antes mencionadas uno puede acceder a conocimientos, no sólo derivados de su propia experiencia sino de la experiencia de otros, que han tenido el detalle de describirla, y aún más, hay quien es capaz de hacer lúcidos análisis concatenando unos hechos con otros. Por tanto, sin haber conocido físicamente lo ocurrido en la primera mitad del siglo XX, y como es una época de la historia que me interesa profundamente, creo tener, al igual que muchísimos otros, un conocimiento suficiente de lo que supuso la II República, las causas e ilusiones que la trajeron, quien la traicionó desde dentro, porqué se produjo la insurrección militar fascista que acabó con ella y los terribles cuarenta años de tristeza y plomo que acompañaron a los vencedores. A esa españa vencedora que algunos ilusos creian haber enterrado en 1978. No me pasa, en definitiva, como a tantos y tantos dirigentes del PP que preguntados por cualquier episodio anterior a eso que llaman ejemplar transición no dudan en manifestar que en 1975 ellos eran unos modélicos estudiantes, muy jóvenes todos ellos, que exclusivamente se dedicaban a su obligación de aprovechar los estudios, no como los díscolos rojos irredentos, que sólo se matriculaban para montar follón y jugar al mus. Parece ser que a estos jóvenes de las Nuevas Generaciones, les practican una lobotomía que les impide leer novelas y ensayos argumentados en la República, la guerra y el franquismo. Y películas, algunas muy buenas, y otras no tanto, también se han hecho unas cuantas.
Con la magna manifestación que ha covocado el PP contra la Paz y la Concordia y a favor de la victoria, la sangre y la venganza, han vuelto a apropiarse de un simbolo, el lazo azul, que creíamos por encima de todos, y cuando escribo han vuelto, no me refirero a la dichosa banderita y al tachundero himno, que al fin y al cabo siempre han sido suyos, y si acaso los han recuperado, sino a la historia de usurpación de símbolos que la derecha y la extrema derecha han ido acometiendo a lo largo del tiempo. No tuvieron reparos en darle la vuelta a los colores rojinegros identificativos de la tradición anarco-sindicalista para inventarse la bandera de falange, y se pusieron la camisa azul, como azul era el mono de los obreros. Y es que el Partido Popular y sus actitudes recuerdan extraordinariamente la agitación que llevó a cabo la CEDA después del triunfo del frente popular. No dudaban entonces, y no dudan ahora, en utilizar a pistoleros de extrema derecha. Si ayer su aliado objetivo era José Antonio Primo de Rivera, hoy lo es Ricardo Sáenz de Yniestrillas o Alcaraz, (¿Serán estos los españoles normales, los españoles de bien?), y con ellos bien cogiditos de su brazo la reaccionaria Iglesia Católica. El discurso guerracivilista de los dirigentes del PP se queda corto si escuchamos lo que dicen los cabecillas de los pueblos y ciudades pequeñas, Ángel Acebes o Eduardo Zaplana pueden parecer dos boy scouts en comparación con los caciquillos peperos de cualquier pueblo de la sierra de Madrid, generalmente hijo, nieto o sobrino del que durante muchos años fué el alcalcalde del movimiento del pueblo de turno. Para nuestra tranquilidad, relativa desde luego, el entorno no es el mismo que el de 1936 con dos potencias fascistas como Alemania e Italia en pleno ejercicio del poder, ni el ejército español es el africanista de entonces en el que había más generales, ociosos la mayor parte, que tropa, aunque de los uniformados nunca conviene fiarse. Pero el discurso de Mariano Rajoy, hoy ,difiere poco del de José Calvo-Sotelo de antaño. Su llamada a la unidad de España ( como entonces Prefiero una España roja a una España rota) , a una España de valores cristianos en la que sobran cosas tan ajenas a nuestro tradicional pensamiento como los matrimonios entre homosexuales, con la religión católica bien encastrada en nuestra escuela. Y tan virulenta reacción se da contra un gobierno que no es precisamente un ejemplo de arrojo progresista, que apenas ha avanzado mínimamente en el terreno de las libertades, y que ni de lejos ha rozado la esencia del sistema capitalista.
¿Cuál será la reacción cuando haya un gobierno que, de verdad, qiuera avanzar hacia el socialismo? Habría que ir pensando en pararlos ahora, pero no veo al gobierno del PSOE por la labor.

7 comentarios:

animalpolítico dijo...

Para hacer pensar. Es temible la resurrección neofranquista. Y sobre todo la falta ya de disimulo. La labor de erosión se la han venido haciendo los revisionistas. Como ahora resulta que la Guerra Civil fue culpa del PSOE y de ERC...

RGAlmazán dijo...

Llevas razón, hay que pararlos. Algo, aunque poco se ha hecho. El caso de la enmienda sobre la prolongación del mandato de la Presidenta del TC, es un ejemplo. El hecho de contraatacar --Zapatero ha dicho que va a salir lo que hicieron cuando gobernaban con la política penitenciaria. Ahora el gobierno tiene la oportunidad con la ley de la Memoria histórica. Veremos cómo reaccionan y si admiten enmiendas importantes de los otros grupos minoritarios.

Si al final da igual, haga lo que haga el gobierno siempre estarán enfrente y despotricando. Es un momento para hacer políticas de izquierda. Más no pueden hacer, afotunadamente no estamos en los años treinta.

"Menos talante y más adelante"

Salud y República

José-Luis dijo...

Que se metan por el culo el lacito azul (y no digo lo mismo de la bandera y el himno)

JAL dijo...

Tratemos de quitar hierro al asunto. Los símbolos pueden o no ser universales. El lazo que se licirá el próximo sábado será para mi un pedazo de papel o de tela sin significado, mientras que el que lucimos TODOS hace unos años significaba mucho más.
El recrudecimiento de la violencia en las filas conservadoras es cierto que es un hecho (basta ver las entrevistas a los asistentes a las manifestaciones, donde he llegado a escuchar "somos fachas hasta la muerte"). Sin embargo, no seamos tan alarmistas, el equilirio llega, tarde o temprano.
Y, por cierto, espero que nunca haya un gobierno que aboge por el socialismo, omo tú lo defines, sería tan perjudicial para nosotros como lo podría ser el de la extrema derecha.

Maripuchi dijo...

Y, en este maremagnum político ... ¿Qué hace nuestro rey? En su casita, viendo tranquilamente los telediarios (o ni éso) ... y viéndolas venir ...

Deberíamos exigirle al rey un poquito de pacificación (que, entre otras cosas, es su trabajo). Y si no, ya sabemos lo que hay... Y deberíamos empezar a decirlo un poco más en voz alta .. a ver si en una de éstas se nos termina oyendo ...

¡Salud y República!

Violante dijo...

LaCito, no lazito...
Se apropian de todo, absolutamente de todo. Un día nos quitarán hasta la poca dignidad que nos queda...

J. G Centeno dijo...

Mil perdones por lo del laZito, pero es que desde lo de LetiZia ando un poco liado con la c y la z. Sin querer comparar como JRJiménez con la G y la J.