lunes, 12 de marzo de 2007

¿Y ahora qué?

Después de este agitado, y nunca mejor empleada la expresión, fin de semana con el PP volcado en las calles, preparando lo que me temo va a ser una tónica general, como poco hasta que se celebren las elecciones municipales, y creo sinceramente, a no ser que sufran una improbable catástrofe electoral, hasta las elecciones generales: Único tema a tratar la política antiterrorista, con las múltiples bifurcaciones que podamos suponer. Navarra, PCTV, de Juana Chaos,etc...
Desde luego, y en primer término el objetivo está cumplido. Toda la sociedad tiene en su orden del día personal en conversaciones tomando el aperitivo, comiendo, de ida o de vuelta a casa en el autobús, en los periódicos, de pago o gratuitos, en las radios y televisiones, públicas o privadas, en definitiva en todas partes. Conocemos ya más de la vida de Ignacio de Juana Chaos que de algunos "héroes" de la canción y el deporte. Sabemos de que tipo de familia procedía, sabemos que fue ertzaina, sabemos que a su madre la cuidó un familiar de una víctima de ETA, incluso creo que suya, conocemos de "pe a pa" a sus víctimas, excepto al comandante Saénz de Yniestrillas, al que curiosamente se intenta ocultar como componente del conjunto de víctimas, sabemos que pidió langostinos y champán para celebrar un atentado. Incluso en esta "blogtertulia" progresista hemos dedicado mucho tiempo a este señor que a todos los demás temas que deberían preocupar a la izquierda. Si el objetivo de la derecha dura era llevarnos a un terreno en el que fácilmente se cambia la reflexión y el dialogo por las vísceras y el apasionamiento, el objetivo debe darse por cumplido, hemos caído de cabeza, un servidor como el que más.
Por eso creo que es momento de pasar página, lo cual no quiere decir, ni mucho menos, callarse, y abordar, desde la izquierda, problemas que acucian a nuestra sociedad. Y evidentemente, cuando digo a nuestra sociedad parto de la base de que esta es una sociedad dividida en clases con intereses contrapuestos, lo que vulgarmente llamamos lucha de clases, que por más que digan los sepultureros de las ideologías y la historia, existirá mientras existan las clases propiamente dichas.
Las elecciones de 2004 determinaron una mayoría social de izquierdas bastante cómoda con 9.628.201 votos para el PP y más de trece millones para la izquierda declarada (PSOE-IU-ERC-BNG-Chunta Aragonesista), sin contar al PNV , CCy a CiU que son opciones claramente centristas. La familia de la izquierda preferida fue el PSOE con 10.907.530 votos, es evidente que era a José Luis Rodríguez Zapatero a quien le correspondía formar gobierno. La pregunta que ahora debemos hacernos es ¿Ha habido una política de izquierda en estos tres años? Es evidente, para mí, que no. Que este gobierno es mejor que la colección de reaccionarios que le precedieron salta a la vista, pero lo tenían muy fácil, así es progresista cualquiera pero si analizamos más en profundidad, si vamos al fondo de las cosas nos tenemos que sentir un tanto decepcionados. Si exceptuamos la ley de dependencia, la ley contra la violencia a las mujeres, la modificación del código penal despenalizando la unión de personas del mismo sexo, que son avances, que son positivas, y hay que decirlo, el balance para tres años de legislatura es, más bien, pobre.
No ha habido una postura firme con la Iglesia Católica en el tema de la financiación y de la religión en la escuela.
Una ley de plazos para el aborto está en el limbo de los justos, se prefiere no perseguir a las mujeres que abortan sin cumplir ninguno de los tres supuestos, a abordar un derecho fundamental.
Se pasa de puntillas sobre la eutanasia.
En el terreno económico se sigue apostando por el cumplimiento de objetivos macroeconómicos, dejando de lado los aspectos más sociales de la economía, aquellos que más deberían importar a la izquierda. Se da la circustancia, que somos la izquierda más progresista la que tenemos que defender con uñas y dientes aspectos del bienestar social que se han conseguido arrancar a un sistema económico, en el que en el fondo nunca hemos creido. Los marxistas defendiendo la socialdemocracia mientras el PSOE aplica fórmulas que con éxito aplicó Rodrigo Rato, copiadas de Solbes y Solchaga, por cierto, y que dan a España un fuerte crecimiento, pero a costa de ahondar las diferencias entre clases. Evidentemente lo contrario de lo que deseamos. ¿De que nos sirve recortar el deficit público si perdemos calidad en Sanidad y Educación? ¿De que nos sirve crear empleo si es empleo de pésima calidad, aunque sea de contrato indefinido?
Y la política exterior es errática, da la sensación de que hay que pagar una especie de multa por haber sacado las tropas de Iraq, y hay tropas con una misión no muy clara en Afganistán o Líbano. Se hace seguidismo de USA, cuando es obvio que la administración republicana apuesta claramente por el PP. ¿Hasta cuando vamos a seguir siendo un confortable portaviones para la U.S. Navy?
Hay mucho que discutir y mucho que reflexionar sobre lo que debe hacer la izquierda hoy, en 2007.
Salud y República

6 comentarios:

Gracchus Babeuf dijo...

Vale. Impecable. Pero la presión del Pp nos obliga a actuar con timidez. No podemos, presionando al gobierno desde la izquierda, acabar haciendo una pinza. En cierto sentido, tienes razón. El PP está acertando al elevar la tensión. Nos impide pedir cambios profundos. ¿Pero todo vale antes que propiciar el regreso de Acebes?

J. G Centeno dijo...

Mon cher Babeuf, me ocurre algunas veces, sobre todo cuando voy con prisa, que me explico fatal. Al volver a casa he vuelto a leer la entrada y efectivamente da la sensación de que propongo presionar la PSOE para que vire a la izquierda, ello le haría una pinza y se encontraría más diletante de lo que está ahora. Resumiendo, me he explicado como "el culo" porque pretendo lo contrario, lo que realmente creo es que hay que hacerle llegar al PSOE la idea de que no están solos, que pueden y deben contar con nosotros, que hacer políticas de izquierda no les va a perjudicar electoralmente, sino que les va a beneficiar. Que, aunque solo sea defender su programa, que no es nada revolucionario pero si más progresista de lo que han hecho hasta ahora, nos tendrán a su lado, ¡que no se acojonen, coño! Hablando mal y pronto. Acabo de pensar en Rajoy de presidente, Acebes en Interior, Martínez Pujalte en Cultura y Zaplana en Vivienda y se me han caído las protesis, ¡Jesús Babeuf que sustos das jodío!

Maripuchi dijo...

Me tenéis a carcajadas ... aunque realmente, no sé de qué coño me estoy riendo ....

Y es que el PP se va a retorcer como un gusano cada vez que este gobierno diga mu. Da igual, por lo que sea.

Efectivamente no están solos y, como vosotros, pienso que deberían retomar el camino donde estaba antes del dichoso tema De Juana.

Y seguro que no es por falta de ideas ...

Muy pero que muy difícil lo va a tener el pp en las próximas generales de seguir así la cosa. So pena que vuelvan a hablar catalán y otros idiomas del país en la intimidad ....

Salud y República.

AF dijo...

Y diría yo más, don Javier: que la cosa de los impuestos sigue en la misma línea que la mantuvo el PP: bajándolos, que, como bien se viene diciendo or ahí (¡ya era hora de que sonase esa cantinela!), es algo no progresista, sino todo lo contrario.

Y algo que me preocupa mucho, que es la vena prohibicionista que parece ir encastránodose en la cultura de gobierno de este país. Las sucesivas leyes que en ese sentido se han dictado proceden del ámbito del ministerio de Sanidad, pero han sido aprobadas por todo el Gobierno (salvo la de ¡Viva el vinooo!).

Y coincido con su segunda entrada, en el sentido de que en situaciones de embites tan fuertes como el que está planteando la derecha, y en ausencia de alternativas no digo ya revolucionarias, sino más de izquierda que el PSOE actual (y digo alternativas, no torpes remedos de ellas, como en muchos sentidos es por desgracia, Izquierda Unida), lo que toca, claramente, es defender lo poco que se tenga.

Un abrazo (pero sin carantoñas, ¿eh?)

RGAlmazán dijo...

Yo creo que la pinza está hecha entre ETA y el PP. Lo demás parece no importar. El gobierno no puede estar a expensas de la agenda que le impone el PP. Ha de tirar para adelante. Ya está bien.

"Menos talante y mas p'alante"

Salud y República

Amorín dijo...

en: El blog de Kevin Vázquez: MEAR FUERA DEL TIESTO.

"Urgente solidaridad

Acabamos de recibir, en nuestra redacción provisional de Medina del Campo, el siguiente mensaje de

solidaridad que reproducimos:
Secuestrados Rajoy, Acebes, Zaplana y Jiménez Losantos. Los secuestradores piden 100 millones de

euros o los quemarán vivos en 48 horas. Sé solidario y colabora en la colecta. Ya llevamos recogidos

25345 litros de gasolina y 7321 cerillas. Apadrina un litro.
Nuestra redacción, siempre sensible a la llamada de cualquier víctima, tanto más cuando se trata de

patriotas españoles tan preclaros como los citados, se dispone a responder a tan generoso llamamiento y

aportará varios mecheros con la bandera española y la sigla "P.P." y 500 ejemplares atrasados del diario

LA RAZÓN, para calentar motores.
Lo más curioso de todo es que Alberto Ruiz Gallardón ha dicho que se trata de una astuta maniobra para

hacerle de menos y que el mensaje de los secuestradores lo ha escrito Aznar, debido a las abundantes

faltas de ortografía que contiene. De todas formas, reconoce que él aportará una vela encendida a dios y

otra al diablo, por si acaso, para que se tuesten por igual por los dos lados.
P. D. Keviniana
Mi sobrina me pregunta cómo es que tardan 48 horas en quemarlos. Le digo que porque están muy verdes

y hay que sacarles primero los humos.
¿Y eso no contaminará?"

Salud.