jueves, 5 de abril de 2007

Jueves Santo: Dia del amor fraterno

Hoy hemos celebrado el primer día de la pascua cristiana, y me he enterado por "el País", a mí no me pueden echar del Pp así que compro periódicos de PRISA, y corriendo para hacer un chiste fácil, de que celebramos también la Pascua judía y el nacimiento de Mahoma. Como me he puesto ecuménico, debe ser que con la proximidad de la campaña electoral mis neuronas, las dos, se han puesto un tanto adolescentes, he decidido cumplir con las tres religiones del Libro, de las que todo el mundo dice que somos deudores. Esta es una deuda que no me importa demasiado porque no emite recibos, no como la hipoteca y el coche que son extraordinariamente puntuales a la hora de recordar la deuda. Yo, en mi casa tengo muchos libros, es una enfermedad de la que no me trataron de pequeño y ahora va a ser tarde, o sea que por libros no es, pero para esto de las religiones del Libro intuía yo que no vale un libro cualquiera. No se va uno a poner a celebrar la Pascua con Así se templo el Acero de Nikolai Ostrovski o Tierras Roturadas de Mijail Sholojov. Mucho menos con el Diccionario de Coll o Autopista de Jaume Périch. Pensando y discurriendo, dos cosas que incomprensiblemente me es muy difícil hacer al mismo tiempo, llegue a recordar, con este tercer esfuerzo quedé exahusto, que tenía en casa una traducción del Corán, que compré cuando la la Revolución Islámica de Jomeini para ver si me enteraba de algo, y una Biblia de Nácar-Colunga con sus dos partes bien diferenciadas, el Antiguo y el Nuevo Testamento. Y me puse a comparar con el fin de ecumenizarme como Dios-Yavé-Alá manda. Del Corán no he entendido nada, ni cuando lo de Jomeini ni ahora, sólo que el tal Mahoma, o le daba al morapio en plan industrial, y de ahí la prohibición de bebercio que tienen los musulmanes, o mezclaba medicamentos. En cuanto a la Biblia las dos partes ni se parecen, para empezar al creador de todo esto le llaman distinto, en el antiguo es Yavé, y en el nuevo el Padre. El Yavé es un borde de no te menees y a la que te pasas un poco te manda un arcángel que ni en la peli Llamaradas. Luego tiene un pueblo que es el elegido, y los demás somos unos pringaos que no tenemos derecho a nada. El pueblo elegido, en cuanto llegaba a un sitio que le gustaba se lo quedaba porque el tal Yavé mandaba una lluvia de Azufre o hacia sonar unas trompetas que derribaban unos muros o cualquier otra cosa que se le ocurriera por que en eso además de creador era creativo, leyendo el antiguo testamento, los hebreos le llaman la Torah, te das cuenta que pocos prejuicios morales tienen los israelíes actuales en quedarse con todo lo que son capaces de conquistar con las armas, como Yavé va con ellos, así cualquiera. Ahora eso sí cuando el pueblo elegido se portaba mal según sus criterios, que eran muy suyos, les castigaba a lo bestia que lo mismo les mandaba cuarenta años a Babilonia o de esclavos a Egipto. En cuanto a los traductores los inventó el mismo Yavé, que a los humanos les dió por hacer una especie de Manhatan en medio de Mesopotamia, y se conoce que no le gustan las alturas y les montó un lío idiomático de primera. Lo del nuevo testamento, como me lo han contado muchas veces, me sonaba más y así en principio es más llevadero, aunque hay partes que tampoco se entienden demasiado, cuando lo lian mucho lo llaman milagro y a seguir, el protagonista también es dios, como su padre, por eso le llama padre en vez de dios, y nosotros para no liarnos le llamamos dios-padre, pero el hijo es el mismo dios que dios- padre, y todavía que da el espíritu santo que sale poco, sólo cuando hay que lanzar unas bolas de fuego que entre otras cosas, sirven para resolver el lio de las lenguas, que había montado Yavé en el testamento anterior, con la torre de Babel. Parece ser que si el espiritú santo, que es como una paloma pero mas lista, te caga encima una lengua de fuego empiezas a hablar en todos los idiomas a la vez. Con la cabeza caliente después de tanta lectura mística llegué a la conclusión de que las tres religiones del Libro no se parecen en nada, ni en el libro, ni tan siquiera parecen las tres monoteistas, porque los cristianos con lo de las tres personas que son tres pero son una y al final es un misterio, y tanto santo que cada día hay más, no lo tienen nada claro.
Decidí, entonces cumplir con las tres religiones en lo que pudiera. Y lo primero que hice fue tirar un jamón de patanegra y un rioja de reserva que me habían regalado. Mi mujer y mi hijo no me hablan y me quieren llevar al frenopático más cercano. Al mismo, me imagino que me quiere llevar mi vecino de la casa paredaña, por la cara que ha puesto cuando he aparecido en su casa con un barreño, una toalla y jabón Lagarto y le he dicho que le iba a lavar los pies. Los que no quieren llevarme a ningun manicomio sino al juzgado son los que le compraron el piso a mis padres en Madrid. les he llamado por teléfono, y les he dicho que esa casa era mi tierra prometida, la de mis antepasados, que yo estaba en la diáspora, ellos me han dicho que sabían perfectamente que donde yo estaba era en Alpedrete, pero les he dicho que eso daba igual, y que o desalojaban la casa o les mandaba unos ángeles con trompetas, y ellos me han dicho que mandaban a su abogado y a la Guardia Civil.
En definitiva el Jueves Santo se me ha dado fatal, yo creo que las instrucciones de los Libros no las he entendido bien. Veremos mañana.

7 comentarios:

Maripuchi dijo...

¿Tú estás seguro que tiraste el Rioja reserva?

JavierM dijo...

Eso pasa por criarse con una sola televisión. La de pelis de romanos que hemos chupado.

Pero qué digo... ahora hay ciento una tele y todas llenas de pelis de romanos...

Pd. Un misterio me ronda la cabeza desde hace años... porqué todas esas teles locales que emiten porno de madrugada, igual que el plus pero sin rallitas, quitan el porno en semana santa?. Será por no ofender?. Usted que se ha leído los tres libros. (a mí de uno me contaron el final y me cortaron el rollo de leerlo) ¿en donde sale que no hay porno en semana santa?.

Scout Finch dijo...

Por esto es por lo que los católicos tienen un cura que les interpreta las "sagradas" escrituras. Si no, no hay quien las entienda. Pero claro, no puede ser cualquier cura. No valen los curas rojos, no vaya a ser que empiecen a hacer consas raras y ayuden al más necesitado...

Ya en serio, me he reído mucho leyendo esto. Te ha quedado bordado.

¡Saludos!

Santi Benítez (Sun_Tsu) dijo...

jajajajaja ¡Muy bueno! Yo me tuve que tragar los tres libritos en la carrera y, hombre, guardando las distancias, pues me quedé más o menos como tú.

Eso sí, te voy a pasar el título de un libro que, por lo menos a mi, me ha servido para aclararme un poco. Es el Tratado de Ateología de Michel Onfray.

En serio, vale la pena leerlo con atención.

Ôo-~

César dijo...

Es usted un rojo y probablemente un masonazo.

Ria, riase usted de todo, que si sigue asi le caerá una maldición.

Maria P se rió de la semana santa y ahora es fan de "El ultimo de la fila" y de Phil Collins, en cuyas canciones ha encontrado datos sobre la salvación de la raza humana.

Jorge S se rió del Islam y ahora se ha aficionado a la polifonía caribeña, cosa que le ha causado el divorcio y una querencia a los colores salmón.

Va a acabar usted peor que todos ellos...

Voluntad dijo...

Yo cuando me ponía impertinente en la catequesis con estos temas,la respuesta siempre era la misma: es una cuestión de fé. Ay, hombre de poca fé, si va a ser eso lo que te falta para comprender menos y creer más...

Gracchus Babeuf dijo...

Tú te tiraste el Rioja por donde yo me se, picaruelo.