lunes, 16 de abril de 2007

El 14 de Abril

No he querido, voluntariamente, escribir nada sobre el 14 de abril, en la absoluta certeza de que otros lo harían mejor que yo, y así ha sido. La bitácora llamada precisamente 14 de abril es buen ejemplo, un ejemplo que además tiene la virtud de enlazar con todos los que os habris pronunciado sobre esta efemérides. A mi me queda poco que añadir, si acaso destacar el hecho de que si alguno de los intentos por hacer progresar España, hacer su siempre postergada revolución burguesa, hubiera triunfado, en 1812, en 1868 o en 1931, casi estoy por afirmar que hoy no tendríamos los problemas de identidad que tienen los españoles no castellanos, como no lo tienen en Francia ni los Bretones ni los Vascos, que se consideran esencialmente franceses. En España la conjunción reaccionaria de la casa real más retrógrada y pegada al trono de Europa, los Borbones, con una Iglesia Católica siempre ligada a intereses de terranientes y nobleza improductiva, ha impedido la creación de un sentimiento nacional en el que todos nos sintieramos cómodos. Pensemos que a los Borbones los hemos echado tres veces, y las tres veces han vuelto sin reparar medios, Juan Carlos de Borbón y Borbón, no reinaría hoy en España si cuarenta años antes un grupo de generales traidores a su patria no se hubieran levantado contra el poder legítimo.
Los que nos sentimos republicanos, lo somos, no porque sea la nuestra una bandera más colorista, sino porque creemos que la única forma de que progresemos en nuestra propia cohesión identitaria pasa por la proclamación de la República, a mi juicio Federal, y la reducción de la Iglesia Católica a su papel de gestora de un práctica, la religiosa, estrictamente privada.
Salud y República Federal (y laica)

1 comentario:

Los pasos que no doy dijo...

Viva la República¡

(A mí también me encantó El crack, las dos)