viernes, 17 de agosto de 2007

Las catástrofes y la sociedad liberal

Estaba yo aún un poco indignado por las estupideces liberales que algunos mentecatos se habían dedicado a poner en la bitácora de Antonio cuando me llegó la noticia del terremoto en Perú. No conviene repetirse cuando otros, como el kabileño Rafa, han escrito mejor que tú sobre el drama, pero ello, ligado al rescate, comentado por Arbillas ,de una patera, llevado a cabo por un crucero, me indignó sobremanera y sentí la necesidad de hacer una reflexión sin caer en el terreno de la demagogia y el sensacionalismo sensiblero. Debo ser como las fieras, la música me relaja, sobre todo el piano, así que para escribir esto , y para admiración de Freia que continuamente se asombra de mis condiciones de trabajo, si conociera mis emolumentos su asombro evolucionaría a estupefacción, me he colocado a un volumen más que respetable, lo de los auriculares no acaba de convencerme, las Suites Inglesas de JSB con Glenn Gould al piano, que el mozo parece que entiende de darle a la tecla.
Una vez convertida mi indignación iracunda en una objetiva preocupación recordé un párrafo escrito por uno de los adalides del ciberliberalismo bloggero que se autonombra como Egócrata :
"...pero me importa un comino si Paco Edelmiro Ruiz,de Wyoming, pierde su casa. Lo que realmente me importa es el efecto agregado que miles de situaciones como esta puede causar en 325 millones de americanos,500 millones de europeos, y en el mundo entero en general."
Porque encierra el meollo de la cuestión, Paco Edelmiro Ruiz, de Wyoming, no es nada, lo importante es lo que le ocurra, al mundo entero en general y tampoco son nada los centenares de muertos, y miles de damnificados, física y materialmente, de Pisco o Ica, comparados con los miles de millones que componen el mundo, porque entre esos de miles de millones que componen el mundo, estoy yo que ni soy Paco Edelmiro Ruiz, de Wyoming, ni soy un damnificado peruano, y en realidad a mí, como buen liberal que soy, la vida de los demás, sus venturas y desventuras , me importan literalmente un bledo, "Vive y deja vivir" "Laissez faire, laissez passer, le monde va de lui-même". ¿Obligué yo a Paco Edelmiro Ruiz, de Wyoming, a comprarse una casa? Si han aumentado los tipos de interés y no puede pagar la cuota hipotecaria que se aguante, ¡Que hubiera alquilado! Ahora bien, si las entidades bancarias que emitieron las hipotecas empiezan a tener falta de liquidez, y eso influye en la bolsa norteamericana, que baja y produce bajas en las bolsas europeas, entre ellas la española donde yo, siempre yo, que soy un previsor ahorrador, no un pringao como Paco Edelmiro Ruiz, de Wyoming, he invertido mis recursos finacieros, ganados o heredados. Y no venga hablarme de las circustancias personales de Paco Edelmiro Ruiz, de Wyoming, y a compararlas con las mias. El porqué yo puedo ahorrar mientras él no puede ni pagarse la vivienda en la que vive, eso, son novelas, las historias personales son novelas nos dice el tal egócrata, lo importante es la política, la política tal y como la entiende el sistema liberal-capitalista. ¿Y el terremoto? ¿He tenido yo la culpa de que haya habido un terremoto en Perú? ¿Porqué de mis impuestos tiene que salir una ayuda destinada a los damnificados? Ya haré yo, si quiero, caridad, ingresando dinero en una de las múltiples cuentas que diversas ong's han abierto. Al fin y al cabo la caridad no deja de ser una inversión, por si es verdad que somos trascendentes y al morir tenemos que dar cuenta de nuestros actos. En cuanto a los cayucos, y las pateras nadie les obliga a venir, ¡más les valdría quedarse en su tierra y colaborar a su progreso! Porque...al fin y al cabo, las sociedades occidentales hemos progresado mientras que ellos no, teniendo, en muchas ocasiones, terrenos fértiles y ricos en minerales. ¿Qué envidian ahora? Intentamos por todos los medios que adopten nuestro sistema democrático-capitalista, y en seguida llega al poder algún dictadorzuelo corrupto, o son democráticamente elegidos gentes corruptas o corrompibles. De nada sirve intentar hacer comprender a los liberales la aberración que supone trasladar a una sociedad que apenas ha salido de una organización basada en el tribalismo, aproximadamente nuestra prehistoria, los usos y costumbres de una sociedad capitalista avanzada, eso también es historia, no es política.
La esencia del capitalismo exige una sociedad meritocrática, como corresponde al luteranismo del que procede, bien los méritos sean adquiridos por uno mismo o por su linaje. En esa concepción de la vida los mediocres, aquellos a los que el trabajo nos parece una condena que tenemos que sufrir para subsistir, los que no estamos dispuestos a abrirnos paso a codazos para alcanzar el triunfo, los que buscamos una vida sosegada y tranquila disfrutando de pequeños placeres. En definitiva los que no hacemos de nuestro eje de vida el trabajo, el esfuerzo, en definitiva el MÉRITO , no tenemos derecho a nada, y los que trabajan y se esfuerzan pero no tienen capacidad intelectual, tampoco, a no ser que generaciones anteriores hayan hecho ese esfuerzo, hayan tenido ese mérito. Es una sociedad para los más listos, los más inteligentes, los más trabajadores o los más luchadores, en definitiva es una mierda de sociedad.
Afortunadamente, muchos creemos que la utopia existe , y llegará un día en que la sociedad se compondrá de individuos esencialmente libres que ocuparan su lugar teniendo en cuenta su capacidad, y vivirán de acuerdo con sus necesidades materiales y morales. No será mañana, ni el mes que viene, tardará años, siglos o milenios, depende de nosotros, de la intensidad que pongamos en trabajar por ella. Por lo demás es dialécticamente inexorable: La lucha de clases existirá mientras haya clases. Y será innecesaria cuando hayan desaparecido. ¡Ah! y no sé si fue Bakunin o Kropotkin el que dijo: La propiedad privada es un robo, sobre los medios de producción añado yo.

16 comentarios:

Blanca dijo...

Esa mierda de sociedad es a la que nos quieren arrojar los mierdoliberales... y están más cerca de conseguirlo de lo que, en mi utopía, hubiera imaginado que llegara a estar.

En el mismo momento en que importe un bledo el "prójimo", nos habremos convertido en simple basura: carga de agua, proteinas, grasas y epidermis, que solo nace, se reproduce y se convertirá en polvo, sin conocer nada de nada más que la basura podrida en la que, sin saberlo, pululan por el mundo, pensando que están vivos y no, qué va, están muertos desde el mismo momento de nacer, gente sin alma y sin corazón... y seguramente muchos son de comunión diaria...

Maripuchi dijo...

Pues sí, querido Bolche, así de simple y así de crudo es el tema...

Y así nos está luciendo el pelo... Pronto, muy pronto, muchos españoles no podrán tampoco pagar sus hipotecas. Quizá, entre ellos, el elemento que comentas ...

Freia dijo...

¡Este es mi bolche! y lo digo sin coña. Me tenía preocupada que llevases una semana sin escribir.

Pues sí Javier, las cosas están así. El enano infiltrado de Libertad Digital debe de estar reconcomiéndose porque el bastión del liberalismo por excelencia, los EEUU y su potente Reserva Federal, han decidido ponerse intervencionistas y rebajar el tipo de descuento a toda pastilla. Pero no lo han hecho para intentar solucionar la situación, sino para que el chiringuito no se les venga abajo y tenga efecto dominó en todas las bolsas del mundo mundial. ¿Qué iban a hacer ellos si su sacrosanto sistema liberal-capitalista se les va a la mierda?
Mientras tanto siguen llegando a nuestra costa europa pateras y cayucos con muertos de hambre, sed y frío (los muertos en sentido estricto tuvieron que dejarlos por el camino).
Pues mira, yo en esto pienso casi como tú. No sé si la situación cambiará porque alguien o muchos provoquen el cambio o porque, como en el viejo chiste, el montaje se caiga solo (preferiría que fuera por lo primero), pero las cosas así no pueden durar mucho: por algún sitio tiene que estallar la miseria, la angustia, la pobreza.

Salud y disfruta tus Suites Inglesas: por lo que te pagan ya has trabajado demasiado hoy.

javierM dijo...

A mi también me chirrió esa frase de egócrata cuando leí su post. Las personas no importan, importa el sistema. Es lo que vienen a decirnos constantemente, y teniendo en cuenta cómo llevamos nuestras cuentas hipotecarias más valdría empezar a hacernos cruces los que sepan para que no haya miles de edelmiros ruiz que pierdan sus casa aquí.

Saludos

AF dijo...

Ya son varias las veces que lo diglo: cuando se pone usted, no hay quien le pare. Habrá (seguro) quien diga que esto es una soflama, pero yo veo en ella la traducción a lenguaje humano corriente y moliente de una elaboradísima reflexión socio-económica.

Un enorme saludo.

Arbillas dijo...

¿me has leido el pensamiento?.

¿¿O te han llegado las ondas de mi estado de animo??

Ultimamente me siento estúpida y egoista cuando me miro y me quejo de mí.

Un abrazo.

J. G Centeno dijo...

Blanca: Muchos serán de comunión diaria, sin duda y es es una de sus mayores contradicciones, de todas formas hay muchos creyentes, incluso católicos practicantes, aunque puede que no de comunión diaría que aspiran a una sociedad distinta de la capitalista.
Maripuchi: Yo pertenezco al colectivo de los hipotecados, y cada vez se hace más duro hacer frente a la hipoteca y, efectivamente, no creo ser el único.
Freia: Gracias por tu comprensión en el no-trabajo, además de mi vagancia que se estimula sola, estimulas mi rebeldía.
javierM: Es que efectivamente el comentario chirría demasiado.
Antoñito: Efectivamente, a pesar de parecer una arenga, algo más marcial que soflama, responde a una reflexión en voz alta y es que empiezo a estar de los liberales y el liberalismo hasta...
Arbillas: Aunque en mi divina personalidad cabe la posibilidad de leer pensamientos contigo no lo he hecho, puede que en muchas cuestiones pensemos lo msimo o parecido, para mi que va a ser eso.

Dardo dijo...

Don Javier; por supuesto que no podemos desentendernos de la suerte de nuestro prójimo y este es un reto fundamental que tenemos.

Continuamente Vd. achaca muchos de los problemas al modelo capitalista (como si hubiera un arquetipo único).

El modelo parte de reconocer (Vd. bien lo sabe) en el egoísmo el motor del desarrollo económico. Bien; el mismo Adam Smith creía en el capitalismo, no así en los capitalistas que en el fondo aspiran por un mercado cautivo.

La gran aspiración de todo empresario es suprimir la competencia y establecer un monopolio.

Yo no me declaro precisamente liberal; pero hemos de reconocer con Hayeck (Camino de servidumbre) cómo en el intervencionismo está el germen de la dictadura. Este profeta vislumbró lo que nadie en su tiempo veía, ni aceptaba. Tuvo que venir el shock de 1989 (caída del muro) para ver que cobrara verdadera magnitud su profecía de 1944.

Cualquier interesado en la historia económica ve en el desarrollo del comercio y trasunto de desarrollo civil y político. Esto ya de por sí es suficientemente valioso.

Nos encontramos desigualdades; claro que sí; y el capitalismo renano (¿menchevique?) pretende limarlas.

Don Javier; es muy honroso dar a cada uno según sus necesidades materiales y morales. Pero, perdóneme, no creo en la "plétora pontencial"; sino en la "escasez". Me creo que Vd. tiene el suficiente sentido práctico para tal vez admitir lo que parece ser un hecho: que los recursos son escasos y susceptibles de usos alternativos.

Y que la redistribución de la riqueza es la clave de la justicia social; pero abundando en ese sentido práctico toda sociedad debe resolver dos problemas económicos previos: a) qué producir (cañones o mantequilla) y b) cómo producirlo.

Sinceramente pretender que las infinitesimales cuestiones de estas dos cuestiones se pueden abordar mejor desde la planificación centralizada que desde la autonomía de los agentes económicos me creo que es de un voluntarismo idealista excesivo.

Evidentemente la retribución es el mérito por mejor contribuir a satisfacer las necesidades económicas de la sociedad. Estoy con Vd. en que al menos hay que intervenir con tacto en la redistribución.

Imperialista dijo...

Menos mal que ha escrito este su comentario antes de los cinco goles que les cascaron el domingo en el Cuernabéu que si no se pone en contra incluso de la ley de la gravedad.

Y no lleva razón, as usual.

J. G Centeno dijo...

El comentario de Dardo merece una respuesta meditada, y sirva la primera reflexión para poner de manifiesto que inicialmente estamos de acuerdo en una cosa: Ni a él ni a mi nos gusta, por injusto, el que podríamos llamar capitalismo salvaje, modelo que propugnan, sin disimulo, los ultraliberales y los neocon, ya eso nos coloca a ambos en un espacio político común, la izquierda, ya que ambos aspiramos a una transformación de la sociedad, hacia un modelo más justo, y, aunque no es poco, aquí se acaban nuestras coincidencias y empiezan nuestras divergencias.
La primera es la relación directa entre intervencionismo y dictadura, que se queda, a mi juicio muy corta, pues la relación, realmente, se da entre el Estado y la dictadura, todo estado es, esencialmente, la dictadura de una clase dominante sobre el resto, la clase que detenta el poder económico, el poder real, y así ocurre en las democracias occidentales o capitalistas, lo que si existe en estos sistemas, incluido el nuestro, es el respeto exquisito a una serie de libertades como son la de expresión, reunión, asociación y manifestación, a las que no debemos renunciar jamás sean las que sean las ideas que se expresan por los ciudadanos que se reunen, asocian o manifiestan, los españoles que las hemos tenido largamente cercenadas, tenemos que ser especialmente celosos en que se respeten sea cual sea el régimen político, monarquía parlamentaria o república, o económico capitalismo (renano, intervencionista, menchevique, etc... o socialismo. Quedan excluidos por tanto los sistemas totalitarios incapaces, por su esencia de respetar estas libertades. Y es en este sentido, en el que los marxistas, al menos yo, hablamos de dictadura del proletariado, la toma del poder económico, la propiedad de los medios de producción, sin que por ello tengan que cercenarse las libertades que he citado anteriormente, y aquí no hay ningún tipo de idealismo, todo lo contrario. Se puede argumentar, e incluso se debe hacer, que desde 1917 en que se produce la Revolución de Octubre en Rusia, hasta la Cuba de nuestros días no se ha producido esa conjunción de socialismo y libertades. Es innegable, así ocurrido, pero no hay ninguna ley social que indique que tiene que ser así. La consigna de los bolcheviques en el asalto al Palacio de Invierno no fue ¡Todo el poder para el POSDR(b)!, sino ¡Todo el poder para los Soviets!, siendo éstos la máxima expresión de poder popular, es más, en los primeros tiempos de la Rusia soviética las libertades en todos los campos fue muy superior a la del resto del mundo, sin embargo, pronto las potencias europeas van a intervenir, y la reacción defensiva va a fortalecer la implantación de un estado fuerte con un partido único, en definitiva de un sistema totalitario. La II guerra mundial en la que el papel de la URSS fue decisivo no hizo más que acentuar el carácter del sistema, abocado desde entonces a una brutal carrera armamentística que ,a la postre, fue una de las causas de su derrumbe. Hubo que fabricar cañones cuando lo que procedía era fabricar mantequilla. Que sea difícil hacer coexistir un sistema económico socialista con las libertades que todos deseamos no lo pongo en duda, pero no hay ningún elemento que muestre su imposibilidad.
Sí me parece, en cambio, una posición idealista el creer que el capitalismo es reformable, mediante las correspondientes dosis de intervencionismo, hasta llegar a un punto en el que podamos hablar de una equitativa distribución de la riqueza. Es cierto que las sociedades capitalistas occidentales han avanzado, y mucho, en el terreno de lo social desde que la revolución industrial, en el siglo XIX, diese lugar a un proletariado industrial sin apenas más derechos que el derecho al trabajo. Hablar de jornadas de doce horas y de la inexistencia de festivos o vacaciones, parece hablar de la Edad media, sin embargo estamos hablando de, apenas,cien años atrás. Es cierto que el capitalismo ha ido aceptando cosas impensables, pero no ha sido por reformas más o menos tímidas emanadas desde el propio sistema, sino por la presión de los propios trabajadores, con los instrumentos propios de la lucha de clases, y también por el miedo a que la radicalización de la lucha diera lugar al derrumbe del propio de sistema, la existencia de la URSS como potencia mundial fué, en ese sentido, una gran aliada. Por otra parte la opulencia de las sociedades occidentales se debe en gran medida en la esquilmación de materias primas, y últimamente de recursos humanos. Que Finlandia sea un líder en tecnología telefónica móvil, se debe en gran medida al sistemático robo que se hace de las materias primas al África subsahariana, los crecimientos económicos de paises europeos tienen algo que ver con la deslocalización que permite producir con bajísimos costes salariales. Hablar de Estado del bienestar con cayucos y pateras llenos de gente jugándose la vida, puede llegar a parecer un sarcasmo.
Por último, es evidente que existe una escasez de recursos, pero eso avala mis tesis, puesto que la escasez debe determinar su reparto, no la acumulación en manos de unos pocos.

J. G Centeno dijo...

Mi muy querido don Impe, cuanto me alegro de verle por esta su casa, siempre animoso.
Cita usted el Cuernabeu, la libertad de expresión tiene estos inconvenientes, sin tener en cuenta que al menos se trata de una propiedad del Real Madrid C.F., no de Ramón Calderón, como no fue nunca ni de Florentino Pérez ni siquiera del eximio don Santiago, fue cosnstruido con el dinero de la sociedad, tras no pocos avatares que pusieron en peligro la existencia misma del club. Y a dia de hoy sigue siendo de la sociedad. También el estadio del Manzares, se construyó gracias a los desvelos de ese gran caballero (no en vano fue socio del Madrid) que fue don Vicente Calderón, con el dinero de los socios rojiblancos. Sin embargo la titularidad del estadio es hoy propiedad de una familia, Gil Marín, heredera de un delincuente convicto, que convirtió Marbella en una especie de patio de Monipodio y que de no haber muerto estaría hoy procesado junto a sus sucesores Julián Muñoz, Marisol Yagüe y Tomás Reñones (ex-jugador rojiblanco). Y le recuerdo don Impe, que el club se lo entregaron los socios al fallecido energúmeno eligiéndolo presidente y tal y tal...
Como los vikingos somos así del encuentro casi amistoso y preparatorio de la próxima temporada recuerdo dos cosillas:
a) Tres maravillosos goles de Drenthe (muchacho de exótica belleza), Cannavaro y Sergio Ramos.
b) Una nefasta actuación arbitral dado que el trencilla olvidó dos de las premisas que deben regir su comportamiento:
b.1) Ningún jugador del Madrid comete jamás, entiéndase jamás,penalty en Chamartín, y en los partidos de fuera sólo si el Madrid lleva más de tres goles de ventaja y quedan menos de diez minutos.
b.2) A ningún jugador del Madrid se le enseña otra clase de tarteja que no sea la de visita con el número de la cuenta corriente.
Espero que el sr. Calderón, don Ramón, haya seguido mi consejo trasmitiéndole al sr. Sánchez Arminio, para que este lo haga a su vez con los colegiados, las dificultades derivadas de intentar nadar con aletas de cemento.
Como no soy un buen profeta, no sé quien va a ganar la Liga, ni la Copa de España, ni la de Europa, pero como de fútbol entiendo algo estoy seguro de que, al menos un puesto, estaremos por encima de ustedes, a pesar de lo cual no siento ninguna necesidad de quedar los cuartos por abajo.

Dardo dijo...

Don Javier; es un honor -vista su propia escala de valores- que me coloque en la izquierda; pero le significo que la justicia social (sin reducirla a caridad) es un valor transversal.

Mi posición es democristiana y con un particular afecto por el cooperativismo como fórmula empresarial a potenciar.

Evidentemente tiene que haber regulaciones; el mismo A.Smith creía en ellas. No en balde trataba de hallar el fundamento de la riqueza de las naciones.

Yo no puedo ser tan absoluto de señalar una ley inexorable entre intervencionismo y dictadura; pero la historia hasta ahora nos ha revelado el fracaso político y económico del denominado socialismo real; y reseñé que esto lo apuntó el propio Hayeck en 1944 cuando estaba de moda y bien visto la corriente comunista.

También la historia nos ha demostrado (sin pretender extraer ninguna ley universal) que allí donde se ha dado un sistema de libre comercio (Inglaterra, ciudades hanseáticas, etc.) ha habido un florecimiento económico que ha posibilitado un desarrollo político y cultural.

Tal vez Vd. me señale que es más la "ética protestante" la que ha permitido este desarrollo (M.Weber) capitalista. Pero, además, ha venido acompañado dicho renacimiento económico, basado en la autonomía de los agentes, en una superestructura también autónoma de agentes políticos y culturales en un amplio sentido.

Pues bien; frente a una nomenclatura única cribada artificialmente por la ley de hierro partidista, una oligarquía depurada naturalmente por la propia competencia social. Frente a una "élite artificial", unas "élites naturales". Una aristocracia natural frente a una "monarquía" artificial.

Le respeto totalmente su visión de la dictadura del proletariado; tiene un impulso justo en su concepción; otra cosa sería su desenvolvimiento. Pero no puedo compartir su afirmación relativa a que:

"en los primeros tiempos de la Rusia soviética las libertades en todos los campos fue muy superior a la del resto del mundo"

Porque los datos históricos que yo tengo dicen que en las elecciones a diputados de finales de 1917 a la Asamblea Constituyente Rusa se dieron estos resultados:

Eseristas. 370 diputados
Bolcheviques. 175 diputados
Kadetes. 17 diputados
Mencheviques. 16 diputados.
Minorías étnicas. 89 diputados.

Al estar los bolcheviques en minoría trataron de impedir el funcionamiento de esta Asamblea democráticamente elegida. De hecho la disolvieron el 19-1-1918; a mi modo de ver, más que una dictadura del proletariado lo que se produjo fue la dictadura de un partido minoritario en la Asamblea.
De hecho la manifestación previa para pedir su constitución se saldó con cien muertos.

Disuelta la Asamblea y habiendo asumido el Consejo de Comisarios todo el poder, nos encontramos con la primera gran redada del 11 al 12-04-1918 donde la ChK detiene a 520 anarquistas, de los que 25 son ejecutados como bandidos.

Recordarte que la pena de muerte abolida con el propio gobierno de Kerensky se restauró en este año de 1918.

Francamente; me cuesta ver esa superioridad en las libertades.

Que me diga que cabe la posibilidad de planificación centralizada (algo super complejo) y libertades; no se lo voy a negar rotundamente; pero tengo mis dudas a raíz de todo lo comentado hasta ahora.

Me señala diversos factores que han obligado al capitalismo a reformarse. ¡¡Bienvenidos todos esos factores!!. Entre ellos el derecho de huelga que era castigado en la Rusia soviética con la pena de muerte al considerarlo sabotaje contrarevolucionario.

No le niego que la opulencia de las sociedades occidentales "en parte" se debe a un proceso de esquilmación (colonialismo y neocolonialismo); sin duda creo que lo fundamental es una cosmovisión distinta de lo que es una res publica. ¿Otra vez la "ética protestante y el desarrollo del capitalismo"?. Hay países (petroleros por ejemplo) con un gran potencial y una pésima organización política, moral y económica. La misma ayuda al Tercer Mundo es gestionada corruptamente en destino. Si se sugiere intervenir en esa ayuda, de momento se acusa a los donantes de neocoloniales. Si no se intervione; se les acusa de connivencia con los dictadorzuelos corruptos. Algo complicado todo esto.

Pero sí; yo estoy con Vd. en que no nos debemos de conformar con que este es el mejor de los mundos posibles; porque no lo es.

Osaposa dijo...

Despues de haberles leido a todos Ustedes, y agradecer la claridad y contundencia de algunos. He de decirles que efectivamente esta sociedad a la que nos llevan es una mierda, pero es la que nos merecemos, por nuestra tolerancia, vagancia, indiferencia y nuestro egocentrismo, partiendo de mi misma; siempre encuentro alguna justificacion para quejarme, y alguna mas fuerte para no hacer nada, a pesar de que soy de las que frien a correos a todas las comisiones, agencias, consejerias, ministerios y demas organismos a quejas, e incluso insultos, unas veces mas encubiertos que otras.
Pero lo cierto es que los que tienen la fuerza, la juventud, esta tan bien aleccionada que no tiene ningun interes, lo digo en terminnos generales, por mejorar la situacion, como ejemplo sirva el hecho de que los chinos, de cultura milenaria, sublimes y sibaritas, han prohibido en las olimpiadas besarse, y para mi asombro nadie dice nada. ¿Como les va a interesar otra cosa?, les recuerdo que en las Olimpiadas anteriores se fulminaban los condones por segundos; pues ni tan siquiera esto le interesa a la juventud, como les va a interesar la socieda, el bien social, el projimo, la cultura y el ocio, entre otras cosas porque los occidentales estan siempre ociosos. Hay que reconocer que lo hemos hecho muy bien, parece que nos hemos puesto todos de acuerdo para la lobotomia, para decir todos a una ¡viva la globalizacion!
Desde esta afirmacion el ciudadano no existe, a lo mejor les da por globalizar las hipotecas y volvemos a la epoca egipcia dando vueltas a un molino para sacer los intereses correspondientes, o en ultimo termino nos entierran con el presidente del momento, cosa que esta empezando a suceder.
Bueno lo dejo porque caigo en lo mismo de lo que me quejo, ya he dejado un testamento.
Animo inquietos parados

J. G Centeno dijo...

Este Dardo se atreve a interrumpir mi descanso, no tiene la prudencia de darme la razón en todo, que es la dialéctica que, aunque no lo confieso, me gusta, y ademas se atreve a aportar datos a la discusión, he estado tentado de mandarle una cheka pero dado que el camarada Beria no está con nosotros, siempre lamentaré tan dolorosa perdida, y quien lleva los asuntos del antiguo KGB es un tal Vladimir Putin, del que no me fío demasiado, he decidido contestarle amparándome en la corriente de magnanimidad que me sacude. Si después de mi respuesta no queda convencido y abraza incondicionalmente los postulados del marxismo-leninismo, le consideraré un caso perdido, y no me quedará más remedio que obligarle a matricularse en curso sobre "Análisis semiótico del opúsculo de V.I.Lenin materialismo y empiriocriticismo y su influencia en las teorias de Pannekoek sobre los consejos obreros.Ud. se lo ha buscado.
Comencemos por deshacer un pequeño error, bastante común, la insurrección de Octubre, muy especialmente la del Soviet de Petrogrado, contra quien se levanta es precisamente contra el Gobierno Provisional emanado de la Asamblea Constituyente al no considerarlos legítimos, de ahí la reclamación del Poder a los soviets, compuestos exclusivamente de obreros, campesinos, soldados y marineros, es decir, un poder popular esencialmente distinto al que representaban tanto la Asamblea Constituyente como el Gobierno Provisional presidido por Kerensky, un Social Revolucionario (Eserista) del ala derecha, y no estaría bien pasar por alto la historia de este partido, el Social Revolucionario, que comienza siendo un partido de extrema izquierda, León Trotski tiene un efímero paso por sus filas, que llega a utilizar el terrorismo como arma de acción política, y termina aliado con mencheviques y kadetes. De hecho, los Eseristas tiene otro ala, opuesta radicalmente a Kerenski y encabezada por Kalinin partidaria de la colaboración con los bolcheviques, ingresando la mayor parte de ellos en el PCR(b)(Nombre que adquieren los bolcheviques hasta la constitución de la URSS y el PCUS). Difícilmente iban a respetar los bolcheviques la composición de un órgano que no creían democrático.
Es cierto que el estallido de la guerra civil, alentada desde el exterior por las potencias capitalistas, no se nos olvide, produce el establecimiento de un Estado de Guerra, que incluye el establecimiento de la pena de muerte, pero hasta ese momento la explosión de libertades, no sólo en el ámbito político, sino tambien en el artistíco y literario. Ahora bien cuando hablamos de libertades viene a cuenta la célebre respuesta de Lenin a Fernando de los Rios, y que con tanta alegría se cita fuera de contexto. ¿Libertad para qué?, ¿para que los Kulaks y los propietarios atenten contra las que han conquistado obreros y campesinos? ¡Nunca!
Es cierto que se produjeron esas 25 ejecuciones, pero es curioso lo que ocurre con los anarquistas, si cualquier bandido dedicado al saqueo se declara anarquista en un régimen digamos que, progresista, es inmediatamente elevado a los altares del romanticismo revolucionario, y eso es lo que ocurre con las bandas de Majno aliadas al atamán de los cosacos blancos, el bandido Petliura,no son más que delincuentes elevados a la categoría de mártires revolucionarios, por no hablar de los sucesos de Krondstat. Además hay que situar el momento histórico, el desarrollo social de la época. A principios del siglo XIX, prácticamente nadie ponía en tela de juicio la pena de muerte como un arma defensiva del estado. En la izquierda marxista no está siendo fácil asumir la abolición de la pena de muerte, el Kabileño Rafa tiene una entrada en la que comento las discusiones, estúpidas por otra parte, que teníamos sobre lo que haríamos con Franco cuando lo derrocaramos. Aunque a Dardo no le guste, el relativismo moral existe.
Que el capitalismo y el luteranismo van cogidos de la mano, es ademas de para Max Weber, evidente para mí. Los luteranos son con diferencia los más reaccionarios de los cristianos, y los únicos verdaderamente fundamentalistas, entre los católicos se dan toda clase de sensibilidades sociales, otra cuestión es la jerarquía, una apuesta tan radicalmente social como es la Teología de la liberación, independientemente de que a Dardo pueda gustarle más o menos, es impensable para un luterano.
Por otra parte, y esto es muy importante, ningun marxista en su sano juicio, aunque aquí tambien hay talibanes que hacen una lectura sesgada e interesada de Marx, Engels y Lenin, intentaría repetir, ni de lejos, los procesos que se produjeron en Rusia, en 1917, la sociedad ha evolucionado, y mucho, en parte debido a esa misma Revolución, de todas formas no quiero terminar sin hacer una última precisión: La huelga es un arma del trabajador contra el empresario dueño del medio de producción. En un sistema socialista, los dueños, al menos en teoría, son los propios trabajadores, de manera que el cese en la actividad debería ser considerado como un sabotaje. Otra cosa sería entrar en si realmente, en la URSS, los trabajadores eran los verdaderos dueños de los medios de producción.
Como estoy seguro de que Dardo se habrá ido rápidamente a afiliarse al PCE, termino esta perorata.
Salud y República.

Osaposa dijo...

Tanto a Javier como a Dardo, deberiamos recomendarlos al Ministerio de Educacion, para que rellenasen el hueco de esa clase que se añade este curso por el rollo, en el que no debemos entrar en este momento, de la Iglesia en España. Digo en el Ministerio para que afectase a todas las CCAA, y los estudiantes españoles tuviesen una vision de los distintos sistemas imperantes "Capitalismo" y "Socialismo", desde dos puntos de vista distintos.
El acerbo cultura-historico-economico de de Dº Javier lo conozco desde hace años y en muchisimas ocasiones disfruto de el, pero por favor dejen de machacarnos con la intolerancia y los conocimientos sesgados, pues se pasa del divertimento y el conocimiento, al ofuscamiento y al aburrimiento.

Dardo dijo...

Don Javier; he ido al PCE (y como ahora estamos en feria en Almería) no ha sido posible practicar mi alta; no sé yo si me durarán los efectos de su catecismo secular pasada esta semana; aunque estoy por hacer cualquier cosa antes de matricularme en el pestiño que me ha sugerido.

¡Y no se me ponga "farruco"!. ¡Si me manda a la ChK; yo le mando a los flechas navales!.

¿Sabe que no me ha sorprendido para nada su explicación de lo antitético del derecho de huelga en una sociedad donde los medios de producción son de los propios obreros?. ¡Ay, don javier; este argumentario en concreto debemos de revisarlo huele un poco a doctrina!.

Sobre la historia; pues tal vez a lo que podamos agarrarnos sea a los datos. El hecho es que la Asamblea se reunió sólo una vez. Me abstengo de hacer interpretaciones.

¡Pero ha sido un placer leerle!. Y quiero hacerte una consideración: respeto profundamente (hasta con admiración) todo lo que de justicia social hay en la teología de la liberación; lo que me chirría es ciertas consideraciones que son contrarias a la misma cristología, etc. y que están o abiertamente casi comparten el materialismo.