lunes, 27 de agosto de 2007

El fútbol y la tele

Escribía muy acertadamente Don Antonio desde su lado del Rubicón sobre la guerra oculta que había en el conflicto desatado entre Mediapro (accionista de La Sexta) y Audiovisual Sport, participada mayoritariamente por Sogecable, o lo que es lo mismo el grupo PRISA, pero no ha sido hasta este fin de semana cuando ha estallado con curiosa virulencia. Me puse a ver el sábado el partido entre el Sevilla y el Getafe, con el indisimulado deseo de que el Getafe le sobara el morro a los engreidos palanganas , y con el ánimo exultante después de saber lo ocurrido en Chamartín, cuando, de repente, una vez que el árbitro dió el pitido inicial, me llevé un susto mayúsculo, al comprobar que la retransmisión dejaba de estar ¿comentada?, por ese candidato a plasta universal llamado Andrés Montes, escuchándose en su lugar a un locutor con una dicción mucho más profesional, pero con una particularidad, lo hacía en catalán. Por un momento pensé que España, efectivamente, se había roto y por alguna razón que desconocía, en el reparto de los despojos, Alpedrete había caído bajo las garras de la odiada Cataluña. Por un momento me imaginé a mi alcaldesa-petarda ,con barretina prestando juramento de fidelidad a una senyera, y me entró la risa floja , pero luego recordé el conflicto televisivo y me imaginé que los tiros iban por ahí. Como uno, humildemente, el catalán lo entiende bastante bien,e incluso es capaz de hablarlo un poquito, tanto Lluis Llach, Raimon, Pi de la Serra, María del Mar Bonet, etc..., algun beneficio tendría que aportar, aguanté tranquilamente el partido escuchando un idioma que a mi me parece muy agradable y musical, hasta que el árbitro rompió el partido dejando al Getafe con nueve, momento en el que me puse a buscar alguna cadena que emitiera algún reportaje sobre el magno acontecimiento que, anteriormente había tenido lugar en Chamartín, con el más que justo y merecido triunfo de los vigentes campeones de Liga ante los aspirantes a convertirse en el segundo equipo de la Comunidad de Madrid, título honorífico que ahora ostentan los azulones del Getafe. Y es que otra de las consecuencias de la guerra futbolero-televisiva es que el partido más importante de lo jornada lo daban en Pago Por Visión, y aunque tenía la posibilidad de comprarlo no lo hice, por razones personales, la más importante es mi manía de quitar la tele en cuanto el Madrid va perdiendo. Y si es en un partido de pago mi socia, y con razón, me da la charla si lo quito.
El domingo, después de comprobar al mediodía que el vuddu funciona al ver a Hamilton con la rueda hecha trapos, la cosa se puso más divertida puesto que al mismo tiempo que Canal+ ponía el Espanyol-Valladolid, La Sexta nos ponía un partido bastante más interesante el Valencia-Villarreal, partido que a su vez era ofrecido en Pago Por Visión por Digital+, me imagino que con escaso éxito. Eso sí, este partido como era entre dos equipos de una Comunidad catalanoparlante lo transmitieron en castellano, aunque eso sí sin Andrés Montes y su amplia panoplia de chuminadas, lo cual es de agradecer.
Supongo que tarde o temprano llegaran a un acuerdo las dos empresas, pero mientras tanto los espectadores salimos ganando, aquellos a los que nos gusta el fútbol, que no somos todos, y en alguna que otra comunidad familiar puede haber algún que otro problema.
El partido del sábado en Chamartín no merece comentario, los temporalmente inquilinos del Vicente Calderón, hasta que la familia Gil Marín quiera, fueron fieles a su máxima: VENI, VIDI, PERDI, o también aquella de: Jugamos como nunca, perdimos como siempre. Vae Victis!

4 comentarios:

AF dijo...

La jugada de Media Pro consiste en prolongar al máximo la actual situación para provocarle a Sogecable las suficientes pérdidas como para que se avenga a renegociar un contrato que -razón tiene, en puridad, Audiovisual Sport- da la razón a los prisaicos.

Pero ya se sabe que en esta vida, uno puede tener toda la razón que quiera, pero si nadie se encarga de hacerla efectiva, pues se jode uno y se apea del burro, que es lo que Media Pro pretende (y probablemente consiga).

Que los beneficiados seamos los demás es algo en lo que coincido por el momento, pero eso tiene fácil solución para el fuuro inmediato. En cuanto Media Pro consiga su renegociación y rebajar sustancialmente lo que debe pagarle a Audiovisual, las cosas volverán a los cauces que se esperaba hubiera en este comienzo de Liga.

Por el momento, prefiero el baloncesto, cuyo campeonato de Europa espero ansioso (ahí si sirven los comentarios de Andrés Montes, porque de basket sí que sabe el calvo).

Y le conmino a pasarse por el blog:
http://sportrivas.blogspot.com
y premiarnos desde él con sus sabios comentarios deportivos.

Vale.

javierM dijo...

Sopcast
Tvants
Tvuplayer...

Unos programillas para ver el furgol vía internet. Se ve un pelín pixelado algunas veces pero a cambio no se oye a Montes y como va pelín retrasado con la radio pues evita uno las tentaciones de ponerse a escuchar a esos fantoches de carrusel.

Eso si, los de audiovisual deben dejar retrasmitir para el resto del universo mundial, que esta semana, por esos flecos tontos con sogecable han dejado a media china sin ver a "Laul y a lonaldiño". Y a mi.

Osaposa dijo...

Chico debes estar fatal, se nota que es finales de agosto y estas agotado, tambien lo estan tus compañeros, a pesar de que algunos estan recien llegados de las vacaciones, sera por eso. Buenos que te pases un rato dandole a la azotea para hablarnos de como se retrasmite el futbol, en donde y en que lengua, lo unico interesante, demuestra que estas muy cansado.
En esto no te puedo apoyar, mientras no porngas a "los ciudadanos del mundo unidos" en contra de unas olimpiadas sin besos, sin que los organismos internacionales den su opinion, y sin que la Iglesia explique porque esta tan contenta y calladita, engordando y teniendo mas elementos para justificar lo injustificable, vamos que me veo con burca y ninguno de Uds., dice nada. Son unos liberales, progres, de izquierdas, incluso de derechas de pacotilla.

Antonio dijo...

Osaposa nos va a poner firmes en menos que canta un gallo. Un beso muy grande, Osaposa.