lunes, 11 de febrero de 2008

Ayer hizo un año

Pues sí, ayer hizo un año que me lancé a este mundillo de las bitácoras con una entrada que, que casualidad, sigue estando de actualidad.
No es mal momento para hacer un pequeño balance. En lo positivo, con mucha diferencia está el haber conocido gente muy, pero que muy, interesante, y a algunos incluso en persona. Deberíamos pensar en repetir una pequeña reunión, pero podríamos dejarlo para después que Gaspar Llamazares sea investido presidente, que no se enfaden mis amigos socialeros, aunque saquemos mayoría absoluta, los últimos sondeos nos lo ponen muy difícil, dejaremos alguna subsecretaría, incluso algún ministerio, para socialistas, que no sea el ministerio para la difusión del Ateísmo Científico, que está reservado para mí, aunque hay una secretaría de estado para maripuchi la de Relaciones con la Santa Sede. De los discrepantes con mi forma de pensar tengo que destacar a dardo que está empeñado en salvarme y llevarme por el camino de la democracia parlamentaria, que evidentemente no es el mío. De los demás amigotes prefiero no decir nada, no vaya a ser que se me acaben mosqueando.
Por lo demás he estado revisando mis entradas ,158 sin contar esta, y hay de todo, alguna cosilla que incluso a mi me ha gustado, bastante cosas del montón aunque con ínfulas más que pretenciosas, alguna divertida, y tambien algunas, pocas, afortunadamente, francamente, o será realmente, pesadas, aburridas y con solo algún interés para mi. En este repaso he podido comprobar lo que me preocupa, y sobre todo cuales son mis fobias y miedos:
Miedo, tengo miedo a la Iglesia y al fascismo, y no puedo evitar considerarlos dos patas de la misma mesa, por más que soy consciente de que la mayoría de los creyentes no son, ni por asomo fascistas. La postura de la jerarquía no ayuda mucho a desterrar mis miedos.
Miedo, tengo miedo al PSOE, a que continue sin dar el salto cualitativo necesario para avanzar hacia el socialismo, el socialismo de verdad. Una mayoría absoluta del PSOE, sería una tragedia para la izquierda, como lo fue el negrísimo periodo de Felipe González. Su vuelta a la arena política no deja de desasosegarme.
Miedo, tengo miedo a que el Pp vuelva al gobierno, aunque está implícito en el primer miedo, no han conseguido convencerme de que forman una derecha democrática, son los herederos políticos del franquismo y se comportan como tales.
Miedo, tengo miedo a que Iu se difumine en algo irreconocible, alejado de aquello para lo que fue fundada, convertida en una especie de Pepito Grillo del PSOE. Fue muy dolorosa la traición de Nueva Izquierda y Diego López Garrido, para andar ahora jugando con tonterías. En ese sentido las alusiones a un cierto republicanismo cívico que ante la imposibilidad de avanzar más y más deprisa, vendría a sustuir de una forma táctica y coyuntural, al programa de una organización socialista, revolucionaria y republicana como es Iu, me hacen asustarme. Tragar, como en su día tragó el PCE, con banderas e himnos ajenos a nuestra tradición republicana, significaría asumir de facto que el marco único en el que nos podemos desenvolver es el de la democracia parlamentaria. Soy el primero en reconocer que a dia de hoy no se dan, ni de lejos, las condiciones para asaltar ningún palacio, ni el de Invierno de Petrogrado, ni el de la Zarzuela en Madrid, pero de ahí a pensar que las transformaciones sociales van a venir de la mano de mayorias parlamentarias hay un trecho. El mismo trecho que separa las organizaciones revolucionarias de la izquierda socialdemócrata, oportunista y posibilista, incapaz, por esencia, de avanzar en el cambio radical de estructuras que hagan posible el salto al socialismo, entendido como el paso de los medios de producción a manos colectivas.
Y fobias, tengo fobia a Rouco Varela, y en general a clérigomadontes y sotanosaurios, a Martínez- Pujalte y Ángel Acebes , y a los chulos prepotentes en general, a Jiménez Losantos, César Vidal, Cristina López Schilling, Isabel San Sebastián, Miguel Ángel Rodríguez, Curry Valenzuela, y a todos aquellos que consiguen sacar de dentro de mí lo peor de mis sentimientos, a Jose Blanco , y a todos los torpes que van de listos, a José Bono, Francisco Vázquez, y a todos aquellos que se atreven a llamarse socialistas sin comulgar con una sola de sus ideas, y hay más gente pero en la actualidad no conviene que los miente (de mentar, no de mentir)
Espero estar otro año dándoos el cognazo

11 comentarios:

Gracchus Babeuf dijo...

Feliz cumpleaño.

(Bienvenido, caballero. Esperamos sus comentarios con ansiedad. Tenemos mucho trabajo pendiente, y su indignación es combustible para la máquina.10/02/07)

¿Y una embajadita en Cuba para mí?

J. G Centeno dijo...

la embajada es suya caballero, ahora bien no se llevé para allá la guillotina, la sociedad cubana está perfectamente ilustrada.

Maripuchi dijo...

Felicidades!!
Lo de la secretaría de estado para las relaciones con la santa sede me ha llegado al alma (purificada tras haberse enterado de que el infierno es un lugar físico donde hace mucho calor). Amén.

Manuel Ortiz dijo...

Felicidades, amigo, por tu primer cumpleaños, y que vengan muchos más. Bien por la declaración de principios e intenciones, pero veo que en los comentarios ya empezamos a repartirnos las carteras, aplicando un amiguismo que me parece absolutamente fuera de tono. Ten cuidado con las mieles del poder.

Un abrazo.

SPOOK dijo...

Su párrafo
” Soy el primero en reconocer que a dia de hoy no se dan, ni de lejos, las condiciones para asaltar ningún palacio, ni el de Invierno de Petrogrado, ni el de la Zarzuela en Madrid, pero de ahí a pensar que las transformaciones sociales van a venir de la mano de mayorias parlamentarias hay un trecho”
me recuerda un libro leído recientemente : Utopías e ilusiones naturales, de Fernandez Buey. Escribe el autor : “tal vez se pueda decir que después de los desastres del siglo XX la utopía ha perdido su inocencia, pero no su vigencia”.
Usted, que ha vivido y sufrido con los desastres del siglo XX, ha perdido la inocencia. Y se mantiene vigente.

No voy yo a defender que el actual sistema político español sea ideal, pero usted no me negará que ha servido, y sirve, para aumentar la libertad política e individual de los ciudadanos. Y estará de acuerdo en que la libertad es condición necesaria para cualquier sistema político que tenga al hombre y su desarrollo personal como objetivo. ¡Algo hemos avanzado con este deplorable, en su valoración, parlamentarismo ¡Alguna transformación positiva hemos de agradecerle¡
Y, créame,para alcanzar su “socialismo” la libertad REAL de TODOS los ciudadanos es el camino más rápido.

RGAlmazán dijo...

Felicidades D. Bolche. ¿Y de lo mío qué? Aquí repartiendo y se olvida Ud. de mí, nunca creí que me hiciera tal ofensa. En fin, que le vamos a hacer queda Ud. condenado a seguir escribiendo hasta que decida darme un carguito, que tampoco pido mucho, joer.

Salud y República

Blanca dijo...

Felicidades, Javier, y dicho ésto noto un cierto tufillo, auténticamente bolchevique a la hora de repartir cargos... ¡póngase inmediatamente de cara a la pared a hacer una autocrítica como Jehová manda!

J. G Centeno dijo...

Pida por esa boquita kabileño, yo por si acaso le reservo la presidencia de la Federación Española de Fumbol haber si de una puñetera vez me ganan algo. Va a tener razón Blanca, enseguida repartiendo comisariados, se me va a cabrear Gaspar y nos va a poner a todos firmes.

M.Angel dijo...

Felicidades bolche, que sean muchos años más.

Freia dijo...

Felicidades Bolche querido.

Sigo pensando que eres excesivamente exigente en tus autocríticas. Yo recuerdo más de alguno bueno; es más, en lo tocante a artículos de corte político (la mayoría), recuerdo unos cuantos excelentes: con buen ritmo de narración, interesantes y pedagógicos. Los de júmbol, sencillamente soberbios, mal que les pese a unos cuantos. Y en lo tocante a temas personales, alguno hay que todavía me provoca un nudo en la garganta.
Los miedos y fobias son claros. Creo que es perfectamente posible eliminar unos pocos de aquéllos y añadir unos cuantos de éstos.
No temas que te reclame cargos o prebendas. Sabes que soy de natural vago y nada constante.
Mis felicidades tienen además doble sentido porque gracias a tu entrada en la blogosfera, acabé yo también enganchada al cabo de unos meses.
Como complemento a los deseos y parabienes, aquí te dejo un pequeño regalo de aniversario. Seguro que reconoces la versión.
Un abrazo fuerte, fuerte.

Dardo dijo...

Ante todo, siquiera sea con retraso, felicidades en su aniversario.

Pierda Vd. cuidado; no tengo ningún empeño en salvarle. Lo suyo es un caso perdido. Al menos me queda el consuelo de poderles formar causa para que decida la Sala del 61 del Tribunal Supremo. Le aseguro que me he quedado un tanto espantado por lo que dice Vd. de un tiempo a esta parte. Pero le aseguro que nunca me espanteré por quién lo ha dicho. Esa, Javier, es una diferencia que hay que tener en cuenta.

Como he llegado tarde creo que no me va a dar ninguna cartera; si acaso el pasaporte y no sé si un informe sobre mi persona "que cojea" para la Chrezvycháinaya Komíssia.

Prometo ser bueno y que me conceda una oficina de relaciones con las confesiones religiosas. Estoy dispuesto a cohonestar teología y praxis comunista.

No se enfade conmigo. Que ya está el personal lo suficientemente subido.

Felicidades don Javier.