jueves, 7 de febrero de 2008

Uno se explica algunas cosas

Durante mucho tiempo me he preguntado como ha sido posible que cada vez que en nuestro bendito país ha habido una convulsión política, por leve que haya sido, las masas, las turbas, la canalla, póngase el epíteto más del gusto de cada cual, han actuado en diversos lugares, aunque nunca los mismos, contra los intereses inmobiliarios de la Iglesia Católica, cuando no contra los propios miembros del clero. En nuestra última guerra civil, al producirse el movimiento sedicioso de los militares traidores, al mismo tiempo que se asaltaban cuarteles y dependencias militares para obtener armas se producían, en algunos lugares, insisto, quemas de iglesias, fusilamiento de imágenes de Crsito crucificado y escarnio de imágenes de la Virgen, madre de Dios. Incluso se dice, no se hasta que punto es verdad, que en el cerro de los Ángeles, en Madrid, llegó a fusilarse el mismísimo corazón de Jesús.¿Porqué tanto odio? ¿De dónde viene? ¿Qué lo produce?.Inquisitivo como es un servidor, he pedido, innumerables veces, a veteranos camarados que presenciaron los hechos, una explicación. Sin excepción todos ellos han afirmado siempre con rotundidad que ni los partidos y organizaciones pertenecientes al Frente Popular, ni los sindicatos, CNT incluida, tuvieron nunca nada que ver, es más intentaron por todos los medios que no se produjeran. Mi perplejidad aumentaba por el hecho de que en mi miltancia política, de continuo manteníamos estrechos lazos con grupos de cristianos, e incluso con sacerdotes con un fuerte compromiso antifascista. Es cierto que la historia, la de verdad no la que manipulaban en la Escuela, nos enseña que la Iglesia Católica en España, en otros lugares también, pero en España sobre todo, ha estado siempre del lado de los poderosos, no es tan tópica como a veces parece la imágen del orondo presbítero atiforrándose a chocolate con picatostes en casa del sr. marqués o del cacique de turno. Pero para mí, inexperto como un jaguar joven, el concilio Vaticano II había abierto las puertas a nuevos conceptos, a revitalizar una doctrina social un tanto obsoleta, a jugar abiertamente la carta del dialogo, a abandonar a al fascismo y al autoritarismo, sus tradicionales aliados. Eran los tiempos en los que no era extraño ver a un cura combatir al lado de los indígenas en latinoamerica, fue lo que despues se llamó Teología de la Liberación, en los que no era extraño que un cura de Villaverde abriera la iglesia para que los obreros de Robert Bosch realizaran una asamblea. Eran los tiempos en que los obispos Tarancón, Díaz Merchán, Iniesta, Jubany...,etc comenzaban a decirle al régimen que sus trayectorias no eran, ni podían ser coincidentes. Eran los tiempos en que un obispo, monseñor Añoveros llegó a amenazar con excomulgar al mismísimo Caudillo.
Pero la llegada de un reaccionario de liturgia caduca, como Karol S. Wojtyla, al asiento de Pedro en Roma barrió de un plumazo todo lo que habían traído los vientos conciliares. Y la iglesia volvió a sus presupuestos anteriores, la teología de la liberación fue anatemizada sin contemplaciones, los curas obreros, con la honrosa excepción de la parroquia de San Carlos Borromeo, han vuelto a su antiguo empleo de capellanes de los Consejos de Administración, sustituyendo el viejo chocolate con picatostes, por caviar acompañado por Möet Chandon. Y aquellos obispos que tantos disgustos causaban al régimen anterior han sido sustituidos por otros los Rouco, Cañizares, Martínez Camino, que guardan excelentes relaciones con los epígonos de la dictadura, con los herederos políticos de ella. Y no dudan en morder la mano que les da de comer.Porque...
¿Se ha portado tan mal el PSOE con ellos?:
Reciben más dinero del estado que nunca. En la mayoría de paises de nuestro entorno, excepto Italia, la Iglesia, ninguna Iglesia, no recibe nada, a lo más que se llega en Alemania es a facilitar mediante la Agencia Tributaria Federal el cobro de un impuesto aparte del común, que sólo pagan los creyentes del credo que fuere.
Sigue impartiéndose Religión Católica en la escuela pública, algo taxativamente prohibido en EE.UU., por poner un ejemplo del gusto de la derecha.
Sigue existiendo la educación concertada, mayoritariamente religiosa, consumiendo medios que deberían ir a la Escuela Pública. Es decir hay gente que manda a sus hijos a un Colegio Privado Religioso, y se lo pagamos todos los españoles. Eso sí, a eso lo llaman la sagrada libertad de los padres para elegir la educación de sus hijos.
Y sin embargo piden más, son insaciables, quieren obtener el monopolio de formadores de la conciencia moral, como ocurría en la Edad media, o más recientemente, durante el nacionalcatolicismo.
Y no quieren que se remueva la historia, porque salen muy mal parados de ella, y no les gusta la ley de memoria histórica.
Y no quieren que sus hijos sean educados como ciudadanos que puedan convivir sin problemas con aquellos que tengan convicciones morales distintas de las suyas. Quieren que sean educados en la intolerancia que no sean ciudadanos, sean propagandistas de fe. Y se oponen a la asignatura de Educación para la Ciudadanía , asignatura que con variados nombres existe en todo el mundo llamado libre.
Y quieren que sus preceptos morales impregnen el corpus legislativo, de manera que se dificulte el divorcio, les encantaría que se prohibiese pero esa batalla la han dado por perdida, porque ellos defienden que el matrimonio es hasta que la muerte nos separe. Hipócritamente piden que se cumpla la actual ley que depenaliza la interrupción voluntaria del embarazo en determinados casos, porque lo quieren es prohibir radicalmente el aborto, porque para ellos la vida empieza cuando el hombre se baja la bragueta. Y no quieren que se investigue con embriones porque para ellos la vida es un don de Dios, y el día menos pensado cualquier científico conseguirá a partir de la síntesis de aminoácidos, obtener una completa cadena de DNA, y entonces...¿En que momento habrá insuflado Dios la vida? Otra máxima a hacer puñetas. Pero habrá quien diga, y con razón, pues que no lo hagan, si son católicos que no se divorcien, si son católicos que no aborten, si un científico es católico que no investigue en ese tema. Y ahí está su drama, por eso necesitan que las leyes civiles les hagan el trabajo. Los católicos, en muchísismos casos, cuando fracasan en su matrimonio se divorcian y se vuelven a casar, y muchas católicas cuando tienen un embarazo no deseado abortan y los científicos católicos si pueden investigar con embriones investigan.
Y ahora cuando uno les ve con sus tenebrosos ternos negros orlados de púrpura o de carmesí, no puede evitar la imagen de un obispo cualquiera manoseando a un niño o a un adolescente, no digo ninguna barbaridad, los casos de pederastia entre el clero son numerosos, incluso todo un arzobispo de Tenerife manifestó con descaro que algunos adolescentes provocaban ¿a quién? ¿a él?,la iglesia norteamericana gasta ingentes sumas en tapar acciones cometidas por sus sacerdotes y obispos, y comprendo, comprendo perfectamente el odio acumulado hacia esa institución. Y ahora entiendo los incendios, y los fusilamientos de imágenes inanimadas. No puedo justificar los hechos, porque son absolutamente injustificables, pero si sigo prestando atención a Rouco Valera o Martínez Camino no sé que acabaré pensando.

9 comentarios:

RGAlmazán dijo...

Muy buen post, D. Bolche. Bien documentado y argumentado. Pero he de decirle que si quiere ir al cielo debe de avenirse a razones con Rouco y Cía. Lo demás cuentos chinos. Y que sepa que tiene Ud. el peligro, de seguir así, de encontrarse conmigo en el Averno.

Salud y República

SPOOK dijo...

En mi opinión hay algo más.
Lo que potencia el rechazo a la iglesia no es tanto su identificación con los poderosos, como la deshonestidad personal y moral de la jerarquía. El comportamiento absolutamente hipócrita. La grosera sutileza de sus argumentaciones para justificar evidentes injusticias.
Es su rastrero servilismo ante el dinero (disfrazado de pobreza), su misoginia (disfrazada de sublimación sexual), su altanera petulancia (disfrazada de humildad), su violenta imposición de sus intereses (disfrazada de violencia).
Es la PERVERSA utilización de los buenos sentimientos de los fieles para acomodarlos al servicio de los poderosos.
Esta mendaz tragicomedia produce naúseas.
Es justo oponerse a los privilegios de los poderosos si deseamos igualdad.
Y es necesario acabar con esta iglesia si deseamos libertad.

Dardo dijo...

Digamoslo claramente, amigo Javier, esto rezuma anticlericalismo. Por otra parte es natural. Que conste que no te lo afeo. Entre otras cosas porque sueles escribir con mucha solidez y respeto. Y en particular porque el marxismo como filosofía es incompatible con la cosmovisión cristiana, según yo lo veo. Bien lo sabes y en más de una ocasión nos lo has participado. Yo opino igual que tú. Llego a tu misma conclusión pero desde premisas algo diferentes.

La filosofía marxista no parte de la verdad, hace la verdad. Es sobretodo praxis. El propio Marx lo dejó sentado en una brutal frase:

"Hasta ahora los filósofos se han limitado a interpretar diversamente el mundo, pero de lo que se trata es de transformarlo".

La verdad no está en el ser (metafísica) ni en el hecho histórico (el factum historicista); la verdad es el faciendum: la verdad de la transformación y de la configuración del mundo. Una verdad que no es, que será (porque se remite al futuro, a la acción).

El corolario de esto: La única redención del hombre sólo puede hacerse en este mundo, de manos de la política y de la economía. Estamos ante una filosofía que niega la existencia de Dios o que no entra ni a planteársela; es más, erige al mismo hombre en Dios ya que si la verdad es la praxis y ésta solo tiene que ver con el actuar humano (política y economía) es entonces aquél el verdadero Dios. Por eso, pese a todo su atractivo social y de justicia, es tan discutida, y lo digo con todo respeto y admiración sencira, la teología de la liberación.

Con esto bien puede comprenderse que la superestructura religiosa sea un estorbo. Una emanación de una realidad injusta que requiere ser "transformada" (pongo comillas para dar cabida aquí más significados que los propios de transformar). Injusta realidad de la que sólo pueden derivarse frutos igualmente injustos.

Con esto quiero decir que hay una anticlericalismo estructural en la izquierda. Le es connatural. Cualquier proceso revolucionario. Cualquier toma del poder, sea o no democráticamente, va a provocar inexorablemente tensiones con las confesiones religiosas y más directamente con aquellas mejor organizadas como es el caso de la Iglesia Católica que ha sido tradicionalmente la verdadera bestia negra por representar un verdadero handicap en este apuntado proceso de transformación.

Apreciado Javier me creo que nos comprendemos perfectamente. De extremeño a extremeño.

No voy a entrar en ciertas anécdotas que has contado que se me antojan orwellianas, propias de la enciclopedia soviética. Que tienen mucho que ver con la "reescritura del pasado". Si te digo que hay fotografías del fusilamiento del Sagrado Corazón; a lo mejor me sales con que están trucadas: Sí, como aquélla en que aparece Lenin frente al Teatro Bolshoi arengando a los trabajadores y en la que también está Trotsky; quien desaparecerá en posteriores ediciones.

Y, de otras cosas, mejor será que no hable. Mejor será. Vislumbro que va a tener pocos artículos disonantes como el mío. Seguramente se agregaran a este auto de fe secular toda la congregación que por aquí pulula para "acabar" con la Iglesia.

Tengo en mis manos un librito que se considera el precursor del fascismo en España. "Genio de España" de Ernesto Giménez Caballero. El autor mismo ha sido considerado el teórico del fascismo español, pese a su radical indenpendencia. Lo he cogido a propósito de su entrada. Lo tengo bastante subrayado. Este autor no puede entender "lo genial español" sin su conexión básica con "lo católico romano". El contenido del libro es, evidentemente, muy discutible; pero explica también como todo movimiento antiespañol ha de ser forzosamente anticatólico. Curiosamente la posición de este genial escritor es asumida por sus contrarios ideológicos que hacen lo propio por combatir la misma idea de España (o al menos la que hasta ahora hemos conocido como tal). ¿Se sorprende entonces, don Javier, por el hecho de que todo movimiento de agitación o revolucionario no se dirija únicamente contra las instituciones seculares, sino que añada propina para lo considerado estrucutural de nuestra Nación (al decir de algunos).

Saludos, pese a todo, cordiales.

Cosimo, El Barón dijo...

A lo mejor no sé lo cree, pero en una pequeña parte comprendo su escándalo ante ciertas actitudes de la clerecía. Lo que no comparto es la tremenda importancia que desde ámbitos de la izquierda se le da la Iglesia poder, a la Iglesia institución, ¿por qué les molesta tanto lo que los obispos digan?, podrían combatirles desde la verdad, desde de la realidad de muchos de estos prelados que vestían en mangas de camisa hace años, cuando daban clases en determinadas facultades, y hoy día se pirran por las capas de moaré kilométricas. Pero me temo que desde muchas posiciones políticas no se conoce cual es el día a día de una parroquia, y es en esa unidad menor, la parroquia, donde están las respuestas a toda esta esquizofrenia tan española de anticlericalismos y proclericalismos.

No se cansen los marxsitas, nunca entenderán la dogmática de la institución, menos aún el poder subliminal de las comunidades creyentes, pero es que tampoco entenderán jamas la prolongada y acusada demanda (aunque débil hoy día) de los servicios de un clero que se debate, las más de las veces, entre la ignoracia e incultura supina, la arrogancia jerárquica, cierta cortedad de miras con falta de debate interno, y pocas dosis de verdadero espíritu cristiano.

Por lo demás, creo que este debate social es estéril y se está prolongando demasiado en el tiempo.


Saludos

SPOOK dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
SPOOK dijo...

Este Dardo lo lía todo.
No se si por ignorancia o por interés de oscurecer lo evidente. ¿Qué tendrá que ver el anticlericalismo con la teología?.
Veamos:
-” el marxismo como filosofía es incompatible con la cosmovisión cristiana”.
¡será simple¡. Con la cosmovisión cristiana es incompatible cualquier filosofía.
Mire usted, ya no cuela eso de pasar el hisopo para santificar el mundo.
La teología es una cosa. Y la filosofía otra. Distinta y extraña.

-” La única redención del hombre sólo puede hacerse en este mundo”
La redención del hombre es un invento de la iglesia, acompañado de esa estupidez del pecado original.
Un invento que utilizan ustedes para atemorizar y someter al hombre a su monopolio de salvación.
¡Será fatuo¡. El marxismo y toda sistema social centrado en el hombre y su medio ambiente procura su crecimiento en libertad. Pero de redimir…redimir de qué??
Redimir no. Liberar de los que le esclavizan con falsas teorías alienantes, de esas doctrinas que consideran enemigo al mundo, demonio y carne. ¿Se puede ser más inhumano que considerar enemigo al mundo? ¿se puede ser más inhumano que considerar enemigo a la carne? ¿se puede ser más diabólico que atemorizar a los niños con el demonio?

- “es más, erige al mismo hombre en Dios ya que si la verdad es la praxis y ésta solo tiene que ver con el actuar humano (política y economía) es entonces aquél el verdadero Dios”.
La verdad puede ser o no la praxis. Pero sea la praxis o no, su conclusión (…se erige en dios) es necia ¿Quién ha llamado a dios a este entierro?
El hombre actuará según su conocimiento e interés, junto con el medio ambiente, para mejorar su bienestar. Pero dios ni está ni se le espera.

” puede comprenderse que la superestructura religiosa sea un estorbo”
Gracias por decirlo tal claramente. La religión es un estorbo para el desarrollo autónomo del hombre.

” Con esto quiero decir que hay una anticlericalismo estructural en la izquierda”
¡ Pero bueno¡ ¡que fatuo¡ ¡no líe¡.
El anticlericalismo es algo muy concreto y mucho más prosaico. No voy a repetir lo que escribí en mi comentario anterior. Es una reacción desde el sentimiento de justicia más profundo de la persona más humilde e inculta.

” Cualquier toma del poder, sea o no democráticamente, va a provocar inexorablemente tensiones con las confesiones religiosas”
NO, sólo en las confesiones religiosas que para su supervivencia necesitan un poder NO democrático.
Hay más confesiones religiosas de las que usted parece conocer por su comentario.

” Este autor no puede entender "lo genial español" sin su conexión básica con "lo católico”
Es usted muy libre de inspirarse en Gimenez Caballero. Sepa que hay otros autores diferentes que también han reflexionado sobre España. Y ha habido y hay españoles (unos son intelectuales y otros fontaneros) que no identifican su pensamiento con el catolicismo.
NO, la idea que tiene usted de España es muy reduccionista, la de Rouco & Cia. Reducir la cultura española a los autores católicos es de una ignorancia de dimensiones cósmicas.
Estudie, lea y tenga el valor de ser libre para admitir la verdad.
La libertad nos hace sabios

Dardo dijo...

¿Con el cristianimo es incompatible cualquier filosofía?. ¿Y Vd. groseramente me llama simple?. Por eso la crítica judia del politeismo (de los dioses de Israel) conecta con la crítica filosófica de los mitos en Grecia. Conexión en lo temporal y en lo ideológico.

Sobre la cuestión teología - filosofía existen tres posiciones (S.Agustín, Occam y S.Tomás de Aquino); tres, no una.

Redimir es sinónimo de liberar. Huelgan por tanto sus comentarios; y huelga su nueva chabacanería calificativa.

El atribuir al hombre la condición de Dios es retratar lo que hoy pasa. El hombre por sus conocimientos ya está en camino de crear y diseñar al hombre, sin ataduras superiores. Es Dios. El hombre en este contexto actua sólo; no "junto al medio ambiente"; éste si que de verdad no es nadie.

La religión no es un estorbo para el hombre; sino para los que quieren esclavizarlo en aras de una nueva idolatría de poder.

Las revoluciones no las hacen las masas; sino las élites. Y éstas son las que instilan con consignas esquemáticas el imaginario de aquéllas. El anticlericalismo no se sustrae a esto. Vuelve con su ordinariez de juicio.

He dicho:

"Cualquier toma del poder, sea o no democráticamente, va a provocar inexorablemente tensiones con las confesiones religiosas y MAS DIRECTAMENTE CON AQUELLAS MEJOR ORGANIZADAS COMO ES EL CASO DE LA IGLESIA CATOLICA que ha sido tradicionalmente la verdadera bestia negra por representar un verdadero handicap en este apuntado proceso de transformación". Sigue Vd. citando mal. Así comprende peor.

Ahórrese sacarme politólogos tránsfugas o especialistas exóticos de los que gusta; ya tenemos bastante con padecerle a Vd.

Tenga cuidado con consignas tan simplonas como esa de "libertad nos hace sabios" que parece que le ha tocado en una galleta de la suerte china.

Mire; los nazis tenían aquella de "el trabajo os liberará".

SPOOK dijo...

Como este post va de curas y no de filosofía le responderé muy someramente.

- Lea, lea correctamente. Primero escribió: ”incompatible con la cosmovisión cristiana” y ahora lo deja más indeterminado, con eso de ” el cristianimo es incompatible”.
Mire usted, la cosmovisión cristiana es un sistema de pensamiento incompatible con cualquier sistema filosófico.
Si lo cambia por el cristianismo, pues dígame a qué se refiere. A los curas, al catecismo, a la moral cristiana, a la misa, a las pancartas de los obispos…

- "S.Agustín, Occam y S.Tomás de Aquino"
Insisto, lea, lea. En mi anterior comentario escribí que ya no cuela. Eso de pasar el hisopo valía en tiempos de santo Tomás, pero ya no cuela. Actualmente la filosofía y la teología están claramente diferenciados y todas las escuelas (filosóficas y teológicas) admiten que sus objetos de estudio son distintos.

- Se lo repito, lea, lea bien. En el contesto de su comentario REDIMIR es pagar un precio por una culpa anterior. Como muy bien le respondo en mi anterior comentario tal invento procede de una manzana. (después vinieron las peras y no vea la que se armó)

- Otra más. ” El atribuir al hombre la condición de Dios es retratar lo que hoy pasa. El hombre por sus conocimientos ya está en camino de crear y diseñar al hombre, sin ataduras superiores”
¡Ve como tengo razón¡ la cosmología cristiana es incompatible con todo sistema filosófico pues hace “colgar” todo de ataduras superiores. Y no es solamente incompatible con la filosofía, también es incompatible con la ciencia.
¿Por qué está mal que el hombre sea capaz de obtener vida?¡ En su momento estaba mal que la tierra girara alrededor del sol¡
NO, el hombre no es dios. El hombre es el hombre y dios es un concepto inventado por la imaginación humana.

Y acaba escribiendo ”El anticlericalismo no se sustrae a esto. Vuelve con su ordinariez de juicio.”
Pues será muy ordinario, pero lo cierto es que esto no tiene nada que ver con el anticlericalismo.Se lo “tripito”: el anticlericalismo : “Es una reacción desde el sentimiento de justicia más profundo de la persona más humilde e inculta” ante el comportamiento ruin, mendaz e hipócrita de la jerarquía católica. (no me haga repetir el post).

Es usted el que no sabe no sabe lo que es citar. Es lo mismo, como mi cita estaba bien hecha su ampliación no modifica la validez de mi anterior respuesta: el poder democrático no crea tensiones en todas las confesiones religiosas” NO, sólo en las confesiones religiosas que para su supervivencia necesitan un poder NO democrático.
Hay más confesiones religiosas de las que usted parece conocer por su comentario.


Para terminar le voy a aceptar que “la libertad nos hace sabios” es simple. Tan simple que es válido para todos aunque resulta odioso al engreido intelectual elitista que pretende arrogarse la exclusividad de la sabiduría.
Los nazis eran elitistas. Eran una raza superior

J. G Centeno dijo...

El hecho de que Dardo y Spook hayan tomado mi humilde bitácora como terreno para sus ya tradicionales trifulcas, es para mí motivo de orgullo y satisfacción, muletilla que suele repetir algún que otro panoli al felicitar las pascuas. Bienvenidos sean ambos. Como es lógico estoy más cerca de las posiciones de Spook, de manera que voy a intentar aclarar al kerigmático bitacorero algunas de las cuestiones que plantea.
Mi entrada no rezuma anticlericalismo, es abiertamente anticlerical, y por matizar algo radicalmente antiepiscopal.
No entro en la discusión sobre si la filosofía es incompatible o no con la religión, desde luego parten de principios distintos, aunque no tienen por que ser contrapuestos, puesto que la religión parte de una revelación o proclamación divina:

El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha consagrado por la unción. Él me envió a llevar la Buena Noticia a los pobres, a anunciar la liberación a los cautivos y la vista a los ciegos, a dar la libertad a los oprimidos y proclamar un año de gracia del Señor.

Este es el kerygma con el que Jesús el Galileo, se proclama mesias sin más aportaciones de índole filosófico que su palabra, y esto, en principio, tiene poco, o nada, que ver con la busqueda del saber inherente a la filosofía. Sin embargo, a lo largo de la historia ha habido multitud de filósofos que se han considerado a si mismos, con todo su derecho, como filósofos cristianos, y de otros credos también los habrá habido digo yo, que han buscado, a mi juicio infructuosamente, conciliar el saber filosófico con el saber revelado, kerigmático. Lo que si estoy en condiciones de afirmar, y afirmo con rotundidad, es que lo que es incompatible con la religión es la Ciencia. Todo el desarrollo científico de la humanidad ha ido desmontando, sistemáticamente, muchos hechos en principio atribuibles a una entidad superior, y el desarrollo futuro desmontará aún más. A día de hoy, a la luz del conocimiento que la Ciencia nos aporta, dios, entendiendole como una entidad superior creadora del universo, no solo no es necesario para explicar el principio y desarrollo del universo todo, es que ademas es contradictorio, o mejor, es imposible. Las leyes de conservación de la materia y la energía, son taxativas , no pueden crearse ni destruirse solo transformarse, si acaso puede conseguirse liberar la energía de la materia, E=mc2, donde c es la velocidad de la luz(única magnitud constante del universo como demuestra la teoría de la relatividad de Albert Einstein)y entonces la ley de conservación podría mas propiamente enunciarse como:
La cantidad de materia-energía del universo es constante. Por otra parte los datos que la exploración del universo van aportando, mediante sondas y telescopios de gran resolución, que permiten ver estrellas a miles de millones de años-luz, o lo que es lo mismo tal y como era el universo hace miles de millones de años, apoyan la teoría cada vez más aceptada por la comunidad científica, de que el universo nació de una gran explosión, big bang, con la que nacieron nuestras tres dimensiones espaciales, en las direcciones en las que el universo se expande y una cuarta, el tiempo, que relaciona secuencialmente los sucesos que acontecen en las otras tres. Para que quede bien claro, el tiempo nace con esa gran explosión, plantearse el término "antes" científicamente no tiene ningún sentido. Por poner un ejemplo, nosotros en algún momento de nuestro desarrollo como ser humano, no sé si a los seis meses, o al año, o cuando sea, creamos nuestro propio universo relativo empezamos a saber donde estamos, que tenemos delante y que tenemos detras, lo que hay arriba y lo que hay abajo, quien tenemos a nuestra derecha y quien a nuestra izquierda, y que echar los gases es un suceso que ocurre después de haber comido. Plantearse donde estabamos y que haciamos cuatro años antes de haber nacido no tiene ningún sentido ,ni estabamos ni eramos, plantearse lo que era el universo antes de su creación igualmente carece de importancia científica. Otra cuestión, muy respetable, es la confortabilidad emocional de cada cual.
Hay gente, que puede ser muy respetable, muy válida, muy inteligente, o todo lo contrario, para la que el hecho de no trascender, de no perpetuarse de alguna forma es una idea insoportable que restaría de sentido a toda su vida. Para ellos es imprescindible una visión del universo, una cosmovisión gustan de decir, y a mi es un término que me agrada, en la que la vida que vivimos tiene que ser sólo una etapa de tránsito hacia un estadío superior, y para esa cosmovisión es necesaria la existencia de un ser superior, que haya creado o diseñado el universo mundo y junto al que compartir la eternidad. Una personalidad de la talla intelectual de Santo Tomás de Aquino, que desarrolló con extraordinaria brillantez el pensamiento de Aristóteles haciéndolo servir de base al desarrollo filosófico del cristianismo en la Edad Media, fue uno de los primeros filósofos cristianos de los que hablaba antes, elaboró unos razonamientos, vías tomistas las llamamos, que supuestamente demuestran la existencia de dios, y que, excepto una que tiene un cierto recuerdo a los arquetipos de Platón, repiten el mismo hilo argumental de que todo es causa de algo o procede de algo, por tanto tiene que haber una primera causa o primer motor. El esfuerzo es bueno aunque vano a luz de los incontestables hechos que nos muestra hoy la Ciencia.
Pero en cualquier caso, la Ciencia al avanzar tumba también verdades que parecían inalterables, creo haber utilizado este ejemplo en alguna ocasión, pero no me importa repetirlo porque me parece ilustrativo:
Uno de los primeros modelos atómicos el de Rutherford repetía un esquema planetario con el núcleo del átomo compuesto por protones y neutrones y los electrones girando a su alrededor como si fueran planetas. El modelo parecía correcto hasta que alguien cayó en la cuenta de que las leyes de Maxwell determinaban que como las cargas eléctricas en movimiento crean un campo magnético, los electrones debían caer necesariamente en el núcleo. Sin embargo, posteriormente Bohr en sus postulados, y un tanto porque sí,aunque en realidad es porque los resultados experimentales así lo aseguran, afirma como axioma que en el microcosmos de las partículas elementales hay determinadas leyes de la física clásica que no tienen validez y por tanto el modelo de Rutherford podría ser válido, si bien el presenta un modelo con algunas diferencias. Quiere esto decir que si mañana alguien consigue demostrar que la velocidad de la luz no es la única constante del universo independiente del observador y que en determinadas consecuencias no se cumple el principio de conservación de la materia-energía, podríamos llegar a la conclusión de que es posible la existencia de dios e incluso que es imprescindible, pero mucho me temo que la Ciencia no avanza en ese sentido, más bien en el contrario.
Pero es un derecho, de Dardo y de todo el mundo, tener fe en lo que uno quiera, y yo soy el primero en respetarlo, pero no es ningún derecho querer que el ordenamiento jurídico esté impregnado por esa fe, que para el es un valor positivo, y para mí, y para muchos como yo, encierra valores éticos no ya neutros, sino directamente negativos y tendentes a crear un hombre sumiso y servil a una autoridad calificada, ni más ni menos, que como omnipotente. Por eso los obispos están en su derecho de pedir a sus fieles que no se divorcien, o que no aborten, pero no tienen ningun derecho, NINGUNO, a exigir que no lo puedan hacer los que no tienen sus creencias.
Y por eso es necesaria una asignatura como la Educación para la Ciudadanía, para que los hijos de los católicos, con los padres ya va a ser difícil, aprendan a vivir en tolerancia, a respetar, por ejemplo, modelos de familia radicalmente diferentes del suyo.
Porque por encima del derecho de los padres a escoger la educación de los hijos está el derecho de los hijos a recibir del conjunto de la sociedad una educación completa.
Esta es la esencia del problema, Dardo, la superioridad moral que ustedes, kerigmáticamente, creen tener sobre nosotros, y que sinceramente, es falsa.