viernes, 8 de febrero de 2008

Consideraciones a la entrada anterior

Pecando un poco de vanidad voy a reproducir integramente una respuesta que he dado en la entrada anterior terciando en una polémica, creo que puede aclarar bastante el porque la Conferencia Episcopal no tiene derecho a decir lo que ha dicho:
El hecho de que Dardo y Spook hayan tomado mi humilde bitácora como terreno para sus ya tradicionales trifulcas, es para mí motivo de orgullo y satisfacción, muletilla que suele repetir algún que otro panoli al felicitar las pascuas. Bienvenidos sean ambos. Como es lógico estoy más cerca de las posiciones de Spook, de manera que voy a intentar aclarar al kerigmático bitacorero algunas de las cuestiones que plantea.Mi entrada no rezuma anticlericalismo, es abiertamente anticlerical, y por matizar algo radicalmente antiepiscopal.No entro en la discusión sobre si la filosofía es incompatible o no con la religión, desde luego parten de principios distintos, aunque no tienen por que ser contrapuestos, puesto que la religión parte de una revelación o proclamación divina:
El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha consagrado por la unción. Él me envió a llevar la Buena Noticia a los pobres, a anunciar la liberación a los cautivos y la vista a los ciegos, a dar la libertad a los oprimidos y proclamar un año de gracia del Señor.
Este es el kerygma con el que Jesús el Galileo, se proclama mesias sin más aportaciones de índole filosófico que su palabra, y esto, en principio, tiene poco, o nada, que ver con la busqueda del saber inherente a la filosofía. Sin embargo, a lo largo de la historia ha habido multitud de filósofos que se han considerado a si mismos, con todo su derecho, como filósofos cristianos, y de otros credos también los habrá habido digo yo, que han buscado, a mi juicio infructuosamente, conciliar el saber filosófico con el saber revelado, kerigmático. Lo que si estoy en condiciones de afirmar, y afirmo con rotundidad, es que lo que es incompatible con la religión es la Ciencia. Todo el desarrollo científico de la humanidad ha ido desmontando, sistemáticamente, muchos hechos en principio atribuibles a una entidad superior, y el desarrollo futuro desmontará aún más. A día de hoy, a la luz del conocimiento que la Ciencia nos aporta, dios, entendiéndole como una entidad superior creadora del universo, no solo no es necesario para explicar el principio y desarrollo del universo todo, es que ademas es contradictorio, o mejor, es imposible. Las leyes de conservación de la materia y la energía, son taxativas , no pueden crearse ni destruirse solo transformarse, si acaso puede conseguirse liberar la energía de la materia, E=mc2, donde c es la velocidad de la luz(única magnitud constante del universo como demuestra la teoría de la relatividad de Albert Einstein)y entonces la ley de conservación podría mas propiamente enunciarse como:
La cantidad de materia-energía del universo es constante.
Por otra parte los datos que la exploración del universo van aportando, mediante sondas y telescopios de gran resolución, que permiten ver estrellas a miles de millones de años-luz, o lo que es lo mismo tal y como era el universo hace miles de millones de años, apoyan la teoría cada vez más aceptada por la comunidad científica, de que el universo nació de una gran explosión, big bang, con la que nacieron nuestras tres dimensiones espaciales, en las direcciones en las que el universo se expande y una cuarta, el tiempo, que relaciona secuencialmente los sucesos que acontecen en las otras tres. Para que quede bien claro, el tiempo nace con esa gran explosión, plantearse el término "antes" científicamente no tiene ningún sentido. Por poner un ejemplo, nosotros en algún momento de nuestro desarrollo como ser humano, no sé si a los seis meses, o al año, o cuando sea, creamos nuestro propio universo relativo empezamos a saber donde estamos, que tenemos delante y que tenemos detras, lo que hay arriba y lo que hay abajo, quien tenemos a nuestra derecha y quien a nuestra izquierda, y que echar los gases es un suceso que ocurre después de haber comido. Plantearse donde estabamos y que haciamos cuatro años antes de haber nacido no tiene ningún sentido ,ni estabamos ni eramos, plantearse lo que era el universo antes de su creación igualmente carece de importancia científica. Otra cuestión, muy respetable, es la confortabilidad emocional de cada cual.Hay gente, que puede ser muy respetable, muy válida, muy inteligente, o todo lo contrario, para la que el hecho de no trascender, de no perpetuarse de alguna forma es una idea insoportable que restaría de sentido a toda su vida. Para ellos es imprescindible una visión del universo, una cosmovisión gustan de decir, y a mi es un término que me agrada, en la que la vida que vivimos tiene que ser sólo una etapa de tránsito hacia un estadío superior, y para esa cosmovisión es necesaria la existencia de un ser superior, que haya creado o diseñado el universo mundo y junto al que compartir la eternidad. Una personalidad de la talla intelectual de Santo Tomás de Aquino, que desarrolló con extraordinaria brillantez el pensamiento de Aristóteles haciéndolo servir de base al desarrollo filosófico del cristianismo en la Edad Media, fue uno de los primeros filósofos cristianos de los que hablaba antes, elaboró unos razonamientos, vías tomistas las llamamos, que supuestamente demuestran la existencia de dios, y que, excepto una que tiene un cierto recuerdo a los arquetipos de Platón, repiten el mismo hilo argumental de que todo es causa de algo o procede de algo, por tanto tiene que haber una primera causa o primer motor. El esfuerzo es bueno aunque vano a luz de los incontestables hechos que nos muestra hoy la Ciencia.Pero en cualquier caso, la Ciencia al avanzar tumba también verdades que parecían inalterables, creo haber utilizado este ejemplo en alguna ocasión, pero no me importa repetirlo porque me parece ilustrativo:Uno de los primeros modelos atómicos, el de Rutherford repetía un esquema planetario con el núcleo del átomo compuesto por protones y neutrones y los electrones girando a su alrededor como si fueran planetas. El modelo parecía correcto hasta que alguien cayó en la cuenta de que las leyes de Maxwell determinaban que como las cargas eléctricas en movimiento crean un campo magnético, los electrones debían caer necesariamente en el núcleo. Sin embargo, posteriormente Bohr en sus postulados, y un tanto porque sí,aunque en realidad es porque los resultados experimentales así lo aseguran, afirma como axioma que en el microcosmos de las partículas elementales hay determinadas leyes de la física clásica que no tienen validez y por tanto el modelo de Rutherford podría ser válido, si bien el presenta un modelo con algunas diferencias. Quiere esto decir que si mañana alguien consigue demostrar que la velocidad de la luz no es la única constante del universo independiente del observador y que en determinadas consecuencias no se cumple el principio de conservación de la materia-energía, podríamos llegar a la conclusión de que es posible la existencia de dios e incluso que es imprescindible, pero mucho me temo que la Ciencia no avanza en ese sentido, más bien en el contrario.Pero es un derecho, de Dardo y de todo el mundo, tener fe en lo que uno quiera, y yo soy el primero en respetarlo, pero no es ningún derecho querer que el ordenamiento jurídico esté impregnado por esa fe, que para el es un valor positivo, y para mí, y para muchos como yo, encierra valores éticos no ya neutros, sino directamente negativos y tendentes a crear un hombre sumiso y servil a una autoridad calificada, ni más ni menos, que como omnipotente. Por eso los obispos están en su derecho de pedir a sus fieles que no se divorcien, o que no aborten, pero no tienen ningun derecho, NINGUNO, a exigir que no lo puedan hacer los que no tienen sus creencias.Y por eso es necesaria una asignatura como la Educación para la Ciudadanía, para que los hijos de los católicos, con los padres ya va a ser difícil, aprendan a vivir en tolerancia, a respetar, por ejemplo, modelos de familia radicalmente diferentes del suyo.Porque por encima del derecho de los padres a escoger la educación de los hijos está el derecho de los hijos a recibir del conjunto de la sociedad una educación completa.Esta es la esencia del problema, Dardo, la superioridad moral que ustedes, kerigmáticamente, creen tener sobre nosotros, y que sinceramente, es falsa.

13 comentarios:

Freia dijo...

!Chapeau Bolche!
Por el concepto y por la forma, por la claridad de expresión y de ideas. Por el respeto y el conocimiento. Espléndida entrada.
Un abrazo

P.D. He preferido hacer el comentario en esta nueva entrada y no en la anterior por aquello de que lo que en el fondo te encanta es que suba el número de comentarios a tus post y en el anterior ya habías sobrepasado la media. Jejeje. Besazos :-P

SPOOK dijo...

Es usted muy optimista si piensa que la ciencia es eficaz para convencer a estos creyentes.
Hay científicos (incluso publicaciones científicas) que siguen manteniendo la literalidad de Génesis. Otros menos necios se conforman con defender “científicamente” la necesaria acción de “una inteligencia” divina en la evolución de las especies. Y no hay biología que les convenza de lo contrario. Es que su interés no es la ciencia ni la biología…
Hoy mismo he leido que el gran jefe de la secta católica habla del infierno como real y que no está vacío, que tiene clientes. Es decir, que existe un lugar en el universo donde están los malos. Y otro lugar igualmente real donde están los buenos. Y además están (o estarán) en cuerpo y alma. ¡Jó¡ es dificil rehacer un cuerpo cuyos átomos han sido propiedad de varios, ¡vaya lío¡ el día del juicio final todos a la rebañina, cada uno reclamando sus partículas.
¿Tiene algo que decir su física de partículas para resolver este este cruel problema de disputa de propiedad ?
Y sus sondas exploradoras ¿han descubierto donde puede estar ese infierno REAL del que habla Benedicto XVI? ¿podría ser la materia oscura? porque desde luego no es la materia gris.

¡JO¡ con lo fácil que lo había dejado su antecesor con aquello de que el cielo y el infierno NO son lugares físicos, que eran situaciones ¿? (a mi no me pregunte, y el que lo dijo ya no puede responder, lo siento). Pero no, tenía que demostrar que él es mas listo. Es que son como niños.

Y gracias por su saludo.

Dardo dijo...

Mire, Javier, todo esto venía a cuento de su "comprensión" de la violencia anticlerical; de su hiperbólica confesión de que está en proyecto de justicarlo si esto sigue de esta guisa.

De negar el derecho de una organización a expresarse. Vd. que nos ha confesado públicamente que es un error -a propósito de la Ley de Partidos- negar la interlocución política de determinadas plataformas políticas que apoyan o justifican la violencia. Sin importarle la falta de coherencia que se gasta cuando es Vd. mismo el que ha defendido históricamente la actuación de los bolcheviques impidiendo la apertura de la Asamblea Constituyente rusa de 1918 donde tenían mayoría absoluta los eseristas.

Esto, se ha dicho aquí con zafiedad, "va de curas". De puro y duro anticlericalismo. De negar la expresión a una organización y sin embargo ser comprensivos (lo multicultural) hasta límites insoportables con otros fenómenos religiosos o no.

No hay ninguna objeción a la crítica de la crítica. Pero negar la propia expresión de la crítica es todo un despropósito. Y lo peor de todo. Todo esto se trata de un inmenso globo artificial. Porque no estamos hablando de una postura novedosa; lo que es novedoso es el tratamiento de agitación propagandística que empieza a ser ya estomagante. Pero está claro que estamos en elecciones y el Poder aprovecha todos los recursos coreográficos a su alcance.

Lo que no entiendo es ese orgullo por nuestras "tradicionales trifulcas". Sepa que esto me desagrada en extremo. Yo entro en su blog a hablar con Vd., a quien aprecio; pese a que tenemos posiciones muy divergentes; sin importarme su mayor cercanía con cualesquiera. Lo demás, creáme, es una pesadilla que padezco desde hace tiempo. Sinceramente; yo estoy contrariado de lo indecoroso de todo esto.

No es mi interés alargar discusiones teológicas o sobre epistemología en esta entrada que iba de otra cosa más peregrina. Sólo un punto que me lo ha hecho Vd. inevitable: Vd. ha reducido lo científico a lo fenomenológico. Sólo es ciencia la medición de lo aparente, de lo visible. Bien; yo le digo que esto es un marco de "nueva verdad" y que no se puede sustraer a la crítica por parte del pensamiento no científico-natural. Sí, ciertamente la fe es incompatible con la ciencia así caracterizada, como positivismo y fenomenologismo. Según esto carecen de objeto las nociones de "verdad", "sentido" y se sustituyen por las de "utilidad", "función". Y es que la "verdad" no puede ser calculada. Pero Vd. de alguna manera lo ha apuntado. El físico moderno está cada vez más convencido de que no podemos expresar la realidades dadas. Pues bien lo que pasa en la física moderna a causa de nuestros límites gnoseológicos también vale para "otras" realidades. Así, siguiendo con su hilo, E.Schrodinger ha definido la estructura de la materia como paquetes de ondas. Lo que vemos es una actualidad no una substancialidad ya que es el resultado de la estructura móvil de las ondas. Pero, es más, el propio observador se implica en lo observado; con todo lo que esto implica y que no voy a desarrollar.

Francamente, Javier, no se trata de superioridad moral. Sensación de la que Vds. tampoco están exentos. Se trata de un problema de libertad, de participación política, de elevar a lo político las decisiones fundamentales democráticamente. Con el concurso de la mayoría. Se trata de que a través de la reflexión singular se llegue al convencimiento de lo que es más o menos justo. Por eso es necesario el contraste en libertad para que se de ocasión a la reflexión. Evidentemente la mayoría es la que decidirá; y esto no significa que sea lo justo, aunque sea lo democrático. Aquí habría que traer a colación lo que consideramos Derecho Justo en la civilización occidental.

Mire, Javier, la mejor intervención y más profunda la ha tenido Cósimo; pese a que a Vd. le haya pasado desapercibida. Es a la vez la más dura (de verdad) contra los prelados. Tiene la gran suerte nuestro Cósimo de hablar desde tierras alemanas y en un contexto luterano.

Y opino como él. Este debate social es estéril e interesadamente prolongado.

Saludos.

SPOOK dijo...

Y ahora el victivismo:” negar el derecho de una organización a expresarse”. Dónde y por quién??. En cuanto a negar el derecho a expresarse de momento voy yo a indicarle algunos casos en que la máxima jerarquía católica ha tenido a bien negar dicho derecho básico:
Hans Küng, Marciano Vidal, Jon Sobrino, José María Castillo, Juan Antonio Estrada…todos ellos expulsados de sus cátedras, inhabilitados para la enseñanza, destruida su obra intelectual.
También se ha intentado silenciar (no siempre con éxito) a sus víctimas. El reciente fallecido Marcial Maciel y algun otro más cercano que usted conocve.
Y ahora le toca a usted jugar, haga su lista de acusaciones que justifiquen su queja de negar el derecho de expresarse. A posible que los imputados estén a la altura de los por mí indicados.

Y se sigue quejando, no quiere alargar discusiones teológicas. Pero ¡caray¡ si desde mi primera respuesta vengo YO quejándome de que usted ha mezclado anticlericalismo con teología. Se lo repito: lea, lea.

Puede ser que el debate social sea estéril, no es mi opinión, y en consecuencia lo he continuado. Cósimo opina que es inútil y en consecuencia se ha abstenido. Pero usted, después de mantenerlo con pasión nos viene a decir que es estéril, pues “tarde piaches”. Mire usted, como dice Hamlet, algo huele a podrido…en su inconsecuencia.

Cosimo, El Barón dijo...

No, yo no dije que fuera inútil, dije que es estéril. Un hombre puede ser esteril pero no por ello lo vamos a considerar inútil (si bien es verdad que en la historia -presente y pasada- de la humanidad hay demasiados terribles ejemplos en los que a una mujer estéril se la acaba considerando inútil).

Solo quiero aportar algo ante la confusión que se continúa en muchas teorías litigantes contra el clero. Muchos teólogos están silenciados por Roma, silenciados en el ámbito oficial de las instituciones académicas que dependen de la Iglesia, pero eso no quiere decir que ellos dejen de ser Iglesia. Hans Kúng por ejemplo sigue siendo sacerdote, como Eugen Drewermann, como siguió siendo dominico Congar, y un largo etc. Pero no por ello dejarían de ser lo que son, porque sus vidas están consagradas a una vocación, como está consagrada la vida de un artista a su arte, o la de un científico a sus investigaciones, esa es una libertad que nadie les puede arrebatar, ni siquiera Roma, nada en ellos está destruído aunque quede la emoción encontrada de no ser reconocida su obra de manera oficial. Pero tampoco nadie reconoció la obra de van Gogh en su momento, y la de Bach estuvo escondida durante siglos, ¿a quién culparemos del no reconocimiento en estos casos? Utilizar los conflictos internos de la Iglesia para atacarla es un tanto esquizofrénico.

La dicotomía de cielo e infierno es el paralelo trascendente del bien y del mal, a nadie se le puede negar el derecho de querer creer en los dos pilares fundamentales de todo desarrollo ético, como a nadie se le puede arrebatar el deseo de que, al menos, si en este mundo no hay justicia lo pueda haber en otro venidero; pensemos en Hitler, no se le pudo juzgar por sus crímenes, ¿por qué no es lógico pensar que haya quienes quieran creer con firmeza que hay un lugar en el que paga de alguna manera por sus acciones monstruosas?, menciono esto porque para muchas personas de fe, esta es su manera de creer en el cielo y en el infierno.

Mofarse del poco cientifismo de la fe es un acto infantil, como el de esos niños que se ríen del compañero con algún problema físico o carencia material. Pero, por lo general, en nuestro país, muchos de los que se ríen de la fe cristiana y católica ajena no suelen tener problemas para aceptar la meditación oriental, la religión musulmana (realmente cruel con el ser humano por la negación de su libertad a decidir) o cualquier tipo de práctica religiosa. Luego están, claro, los nihilistas, y es de admirar la composición de Nietzsche, una obra magna, pero lo que pretende, en el fondo, es arrancar del ser humano sus parámetros éticos y eso es, muy peligroso, porque eso nos conduces a la selva.

Me vuelvo a mis copas arbóreas, un saludo.

J. G Centeno dijo...

Da la sensación de que no se quieren entender las cosas, y es sencillísimo. Tienen ustedes todo, absolutamente todo el derecho del mundo a vivir de acuerdo con sus creencias:
A no divorciarse porque consideran el matrimonio una institución sagrada y la unión ante su dios es para toda la vida.
A no abortar ni investigar con células madre procedentes de embriones,porque consideran que un zigoto ya es un ser humano con todas sus características, a luchar porque sus enfermos terminales no sean objeto de una eutanasia más o menos encubierta (que, hablando claro, es lo que hay tras una sedación mayor de la estrictamente necesaria), porque al ser la vida un don de dios nadie tiene derecho a disponer de ella libremente.
A no considerar, para ustedes, las uniones entre homosexuales como contrarias al matrimonio.
A no utilizar ningun método anticonceptivo, porque el fin último del sexo es la procreación.
Nadie les niega a ustedes estos derechos, ni a proclamar a los cuatro vientos sus bondades, e intentar convencer al resto de la sociedad de ellas.
A lo que no tienen derecho, ningún derecho es a exigir, y lo que hacen sus dichosos obispos es exigir, o mejor exhortar, a que se vote a partidos, sin mentar a ninguno, que lleven en su programa la prohibición de esos derechos, que impidan la interrupción voluntaria del embarazo, para las mujeres que quieran hacerlo (no obligatorio), que impidan que dos homosexuales quieran legalizar su situación con todos los derechos, incluido es derecho a llamarlo matrimonio, para los gays que quieran hacerlo (tampoco será obligatorio), etc...
Resumiendo, al igual que nosotros no les imponemos a ustedes que hagan determinadas cosas, ustedes no me pueden imponer a mi, ni a nadie, incluidos los que aparentemente piensan como ustedes, nada desde el plano ético o moral.
Habrá cuestiones, probablemente muchas, en las que su moral y la mía coincidan, miel sobre hojuelas, y habra otras que sean discrepantes o contradictorias, y ahí las leyes tienen que ser escrupulosas permitiendo su modo de actuar, y el mío.
Ustedes tienen su ética y su moral basada en la trascendencia de la vida y en la existencia de un ser no contigente, nosotros tenemos una ética basada en el hombre, sus derechos y los de su entorno. Ustedes piensan que su moral es superior a la nuestra, nosotros justo lo contrario. Sin embargo ni yo tengo superioridad moral sobre Dardo, ni Dardo sobre mí, y si a eso se le llama relativismo moral bienvenido sea.
Y me queda un cuestió por aclarar y cito a Dardo textualmente:
"Sin importarle la falta de coherencia que se gasta cuando es Vd. mismo el que ha defendido históricamente la actuación de los bolcheviques impidiendo la apertura de la Asamblea Constituyente rusa de 1918 donde tenían mayoría absoluta los eseristas.
"
No hay falta de coherencia, ninguna, con mi pensamiento,
Desde Agosto de 1917, la consigna de los bolcheviques fue Todo el poder para los soviets. Y estos órganos de poder son esencialmente democráticos, porque estaban compuestos por soldados, obreros y campesinos, y nadie más, no había aristócratas, ni militares profesionales, ni propietarios de tierras, industrias o comercios, ni popes ni nada parecido, porque etimológicamente democracia es el poder del pueblo, no de los que explotan al pueblo. Ocurre que su concepto de democracia es distinto del mio. A mi el "parlamentarismo" me parece escasamente democrático, una vez elegido el parlamentario en cuestión, al que generalmente no conocemos de nada, durante el periodo correspondiente puede hacer de su capa un sayo. Sin embargo, algún imbécil,autoritario, fumador impenitente de puros, británico dijo una boutade que cayó en gracia, fue afortunada:La democracia parlamentaria es el peor de los sistemas si exceptuamos todos los demas. Lo siento yo prefiero la democracia popular.

SPOOK dijo...

Acepto su precisión en el término. Repito, reconozco que le cité mal. Pero estamos hablando de debates, y usted me aceptará que poca diferencia hay entre un debate estéril y un debate inútil.
Su ejemplo, pues no sé…, un hombre /mujer estéril para tener descendencia tienen otras muchas potencias, su comparación parece un pelín exagerada.
Por lo que a mi respecta le agradezco su aportación sobre los teólogos. Ha sobrepasado la intención que tenía mi cita. Como puede observar en el contexto únicamente se trataba de hacer visible la queja victimista de los obispos de la que Dardo se hace portavoz. Constatar el victimismo, pues como habrá observado, Dardo no ha tenido la delicadeza de aportar los datos que le solicité para justificar su acusación de silenciarles.
Sirve también para dejar de manifiesta la hipocresía de una jerarquía que exige libertad para publicitar su doctrina y condena al silencio el debate que implique el más mínimo desvío de su personal interpretación de la “verdad”.

Es injusta, en lo que a mi concierne, la acusación de burla.
En el anterior post dejé claro que en la actualidad se ha alcanzado consenso en cuanto al diferente objeto de la filosofía (ciencia) y la teología. Benedicto XVI se ha olvidado de su antigua formación, o por motivos pastorales ha decidido que hay que volver a resucitar el miedo al infierno real (relidad física).
NO, no es un niño -¡jo¡ Cósimo y sus ejemplos- es un hombre mayorcito y con suficiente formación y arrogancia hasta la saciedad que nos ha hecho saber que su doctrina es la única verdadera y además se cree infalible. Sabe muy bien lo que hace.
Ha podido leer en mi anterior comentario ” con lo fácil que lo había dejado su antecesor con aquello de que el cielo y el infierno NO son lugares físicos, que eran situaciones ¿? (a mi no me pregunte, y el que lo dijo ya no puede responder, lo siento” y habrá observado que ahí se respeta la creencia en “algo” para mi incomprensible. Pero si hablamos de espacios físicos, si la fe entra en la física y hace el ridículo, pues eso, hace el ridículo.
Y con esta declaración, corrrigiendo a su antecesor, conocía donde se metía. Sabía el ridículo científico de su desafortunada “teoría”, pero es más importante asustar, utilizar el miedo para dominar las conciencias, para anular la autonomía personal.
La iglesia romana, como estructura social, es una perversa organización, causa directa de amplios males que ha sufrido y sufre la sociedad por la ambición de poder y codicia de su jerarquía que en su propósito no duda en atropellar los derechos básicos de libertad y autonomía de las personas.

Para NADA esta valoración incluye la/las crencias en dios, invento de la imaginación como respuesta al sentimiento de trascendencia que tenemos los hombres. Y de ese sentimiento derivan ,¡ojo¡ con igual valor, la fe cristiana y las demás por usted citadas (y alguna más).

De ética, Nietzsche, y aportaciones de la iglesia romana a los valores morales hablaremos otro día.

SPOOK dijo...

El anterior comentario es mi respuesta a Cósimo.

SPOOK dijo...

Para J.G. Centeno
Indica usted su preferencia por “la democracia popular”.
El tema me interesa, ¿podría ampliar algo su escueta nominación?
Yo conozco algunas- las democracias populares de Europa oriental del pasado siglo, la antigua URSS, y algún populismo más- pero supongo que usted se refiere a otras.
¡No estará proponiendo un sistema teórico¡ como científico usted sabe que la teoría sin validaciónb experimental se asemeja, y mucho, a las religiones.

Segismundo (Sigmund para los amigos) dijo...

Cósimo escribió: ”Utilizar los conflictos internos de la Iglesia para atacarla es un tanto esquizofrénico.”
Me lo explique. Pero si justamente la esquizofrenia es causada por los conflictos internos. Y el conflicto entre el ideal y la realidad el síntoma específico.
El esquizo no es detectar este conflicto, sino sufrirlo.
De cualquier modo, quédese tranquilo, la realidad de la jerarquía eclesiástica no es diferente a SU ideal, otra cosa es el ideal que proponen a los demás.
Y sé de lo que hablo, le aseguro que la represión sexual y el sentimiento de pecado que la iglesia romana está tan interesada en promover es el mejor proveedor de clientes de mis colegas.

Cosimo, El Barón dijo...

Bueno. Siento si no me alargue más 8ya demasiado) en la explicación de mis palabras. Quise decir con eso que nunca he entendido la obsesión de algunos por criticar a la Iglesia (tanto jerárquica como de base) utilizando para ello los problemas que se generan entre sus componentes. No entiendo que alguien que no comulga, nunca mejor dicho, con lo religioso se empeñe en arremeter con insistencia y apasionamiento con cada frase pronunciada por unos señores que, ya veo que lo sabe, tienen multitud de problemas emocionales y se mueven, al fin y al cabo, en un contexto de poder muy limitado hoy día, limitado en lo social (en lo económico el Vaticano es bastante poderoso, desde luego).

Conozco la represión interior de la iglesia, conozco sus efectos, a algunas de sus víctimas (las de dentro y las que dejan fuera) pero cada una de esas unidades que en ocasiones solicitan terapias son personas que deberían, en muchas ocasiones, hacerse más responsables de sus actos y de sus decisiones; cualquier cambio en una institución debe producirse desde dentro y la apatía y falta de decisión, actitud servil y acomodaticia, de muchos religiosos y religiosas es proverbial.

SPOOK dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
SPOOK dijo...

Para Cósimo
Me parece que estamos de acuerdo, pero hablamos de cosas diferentes.
A mi me importa poco, pero que MUY poco, el catecismo.
Pero hay dos cosas (al menos) de la iglesia romana que si me preocupan.
- Como ciudadano:
su actuación pública, política. Su intento de controlar las costumbres ciudadanas.
- Como humanista:
su labor destructiva de la persona. Su intento de anular la libertad individual. Su interés en mantener al hombre en la ignorancia. De ello depende su supervivencia
y en consecuencia –en esto no estamos de acuerdo- no creo posible el cambio desde dentro que usted propone.

Todos mis comentarios anteriores tienen esta y no otra justificación.
Un saludo