jueves, 14 de febrero de 2008

Debatiendo sobre el debate

Si tenemos en cuenta el hecho, incontrovertible, de que las campañas y precampañas electorales tienden a parecerse de manera exponencial a un mercado persa, con estupendas ofertas que dejan a Carrefour minimizado, y a DIA a la altura del betún, y en lugar de hablar de política con mayúsculas, se hace politiquilla de alpargata, con aquello de:
-Yo daré 400 € a todos los contribuyentes.
-Pues yo rebajaré los impuestos y crearé 1.800.000 puestos de trabajo
-Pues yo crearé 2.000.000 y además serán para mujeres.
-Pues yo...
-Pues yo...
...
...
Terminando al unísono, con voz clara y potente:
-¡Y dos huevos duros!
Pues bien, teniendo en cuenta este lamentable espectáculo, el único debate medianamente serio que está habiendo, consiste, precisamente, en saber si va a haber un debate en televisión, y que condiciones debe tener. Yo personalmente, o mejor, Nos, la cátedra, no vamos a entrar en las condiciones que debe presentar el debate de marras, pero sí debemos entrar, queridísimos hermanos en la devoción democrática, en la esencia misma de la existencia de la posibilidad del debate en cuestión. Porque, dolorosamente tenemos que afirmar, que sólo la posibilidad de que pueda celebrarse, es ya una prueba contundente de que aquello de que "la soberanía popular reside en el parlamento", o "gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo" es pura demagogia verbal, si bien la graciosa tonteria de "la democracia es el peor de los sistemas, si exceptuamos todos los demás" puede tener para Nos, la cátedra, alguna utilidad si partimos de la base de que el sistema de representación parlamentaria dista mucho de ser estrictamente democrático. Si acaso es un sistema en el que los ciudadanos eligen quien va a ejercer el poder en su nombre, y pueden tener la posibilidad, al menos en teoría, de no renovarles la confianza en ulteriores comicios. Este sistema se acercaría, solo se acercaría, a la democracia si todos los candidatos tuvieran, de salida, las mismas oportunidades y medios materiales y financieros, y la mera posibilidad de que exista un debate con sólo dos de los candidatos a la investidura presidencial resta características democráticas a la consulta. Pero es que además el sistema parlamentario español no es, en absoluto representativo, de lo que los españoles piensan, ya que nació, en la elecciones 15-J-77, fuertemente condicionado para que los comunistas fueran penalizados, así lo reconoció, recientemente, uno de los autores de aquella ley electoral, que sigue vigente pese a ser preconstitucional, Miguel Rodríguez Herrero de Miñón, en una tertulia en la que participa junto a Santiago Carrillo, dentro del programa La Ventana que presenta Gemma Nierga en la cadena SER. Los argumentos de índole practicista :" Hombre, es que son los dos únicos con posibilidades...","Hombre, es que un debate con muchos sería ingobernable...", "Hombre, hay que ser prácticos..." y otros parecidos Nos parecen falacias que intentan lavar la auténtica cara del sistema: Aquí solo cortan el bacalao los que no pongan en cuestión la economía de "mercao". Y entiéndasenos bien, no consideramos al mismo nivel al Pp y al PSOE, ni Julio Anguita lo consideró así jamás, por más que personajes como José Bono, Rodríguez Ibarra o Francisco Vázquez, pongan mucho interés en que así sea. Y a tenor de lo acontecido en la pasada legislatura estaremos más cómodos con Jose Luis Rodríguez Zapatero, que ha acometido medidas sociales de indudable carácter progresista, aunque le tiemble el pulso cada vez que topa con la Iglesia, que con Mariano Rajoy, que antes de empezar a gobernar ya amenaza con la porra y el garrote a inmigrantes, homosexuales, abortistas y como coja (creo que hemos puesto bien la jota) carrerilla a todos los grupos de riesgo, las tres pes: putas, parientes y pobres. Pero ni el uno, ni el otro, ni el Pp ni el PSOE, ponen en cuestión la estructura económica del sistema. No es que en Iu, en Nuestra docta opinión , tengan un programa de quitarse el sombrero, pero los cambios de hondo calado, como la decidida apuesta por la República, nada de republicanismo cívico y otras milongas, abren el paso a cambios más importantes y trascendentes. Por tanto quitarse a Iu de en medio, es algo en lo que coinciden tanto el Pp como el PSOE. ¿O es que el PSOE ha hecho algo por modificar la ley electoral a pesar de los requerimientos de Gaspar Llamazares ? Nada. Y no ha hecho nada porque le beneficia, cualquier reforma de la ley electoral nunca perjudicará a los partidos nacionalistas de las comunidades autónomas, por mucho que nos intenten vender esa burra vieja, sino a los grandes partidos nacionales, ahora se da cuenta Rosa Díaz, viendo que las posibilidades de su UPyD se esfuman, pide a grandes voces la Reforma de la ley electoral, nunca la pidió estando en el PSOE, le parecía estupenda para la estabilidad del sistema. Al menos estas carencias básicas del sistema parlamentario Nos sirven de argumento para cuando, en fechas próximas, se celebren elecciones a la Asamblea Popular Cubana. Y si en ellas es imposible, aunque es mentira que todos los candidatos sean miembros del Partido Comunista Cubano, que sea elegido un presidente contrario a los principios del socialismo, en España es imposible que lo sea uno contrario a los principios de la economía de mercado. Si aquel sistema no es democrático éste tampoco. Y si en este hay más libertad, en aquel hay más igualdad. Y si para que ella libertad tiene que haber desigualdad, nunca Nos han acabado de explicar porqué, Nos escoge (¿o es con jota ?, ¡Qué cruz!) la igualdad porque solo hombres iguales pueden ser igualmente libres, y cuidado con esto porque cuando hablamos desde la cátedra somos infalibles. Y tampoco Nos extraña , para aquellos que desconfían del carácter democrático de los comunistas, que nuestro bienamado V. I. Lenin, se pasara por el arco del triunfo las elecciones a la Asamblea Legislativa en 1917, celebradas, muy probablemente, en condiciones aún menos democráticas que estas. O que en octubre de 1934 los mineros asturianos pusieran en cuestión los resultados de 1933, resultados en los que los confesionarios tuvieron mucho que ver.
Con todo lo expuesto ¿participaremos en el proceso electoral? Indudablemente como elector y participaremos activamente en la campaña para obtener votos para Iu, por razones ya expuestas. Además, y a pesar de todas las trabas impuestas, el oir la voz de la izquierda transformadora tanto en la campaña como en el parlamento es muy importante, y si además su concurso es imprescindible para conformar una mayoría de gobierno mejor todavía. Y ejerceremos nuestro voto sabiendo que vale la quinta parte que uno del Pp en Soria, ¡Olé democracia! Que los comunistas no creamos que el Parlamento sea la mayor instancia democrática, no quiere decir que renunciemos a utilizarla.
Por último, un cariñoso tirón de orejas, acompañado de pellizco de monja y capón de jesuita para todos aquellos, algunos muy queridos para este cascarrabias, que manifiestan su deseo de que Iu obtenga excelentes resultados electorales y al tiempo anuncian que van a votar PSOE. ¿Piensan acaso que Nos va a llamar a miriadas de arcángeles d'Hontianos que van a rellenar las urnas o modificar los restos? Nos, advertimos que los buenos resultados de Iu estarán en funcion de los votos que obtenga, Perogrullo dixit, y eso será imposible votando a otros.

16 comentarios:

SPOOK dijo...

De ninguna forma quiero que entienda lo que no escribo.
El victimismo de su comentario es similar al de los obispos, en aquello de que se sienten perseguidos e igualmente impotente.

Maripuchi dijo...

Yo quiero que IU obtenga un buen resultado electoral y que gobierne España en la próxima legislatura junto al PSOE.
Y sí, lo has adivinado, votaré a ^^

Dardo dijo...

No sabía yo que aquí se hablaba también ex catedra (je,je).

Acabo de recibir un encargo de la Embajada Cubana; y como soy leguleyo y tengo que defender a mis patrocinados (sin mirar a su alma); es lo cierto que le participo la queja de ellos por su falta de fe camarada. En Cuba todo es posible.

Donde no es posible es en esta falsa democracia donde impera el sacrosanto mercado. Sí; ese mercado que posibilitó la talasocracia de los griegos, las repúblicas mercantiles italianas y el florecimiento de las ciudades bálticas (hanseáticas). Sí ese comercio, ese mercado, que al proveer de más recursos (aunque no pueda llegar a la plétora cubana, por lo que siempre estará por detrás) y solucionar mejor nuestras necesidades, provoca el desarrollo y la libertad.

Un saludo a Vos de mi.

SPOOK dijo...

Dardo, refrene la eufórica celebración de la regalía con que le han obsequiado.
No piense que se lo digo por envidia. Yo prefiero la libertad (ya lo sabe).
Pero tampoco el mercado es todo. Bien está una economía de mercado, pero una sociedad de mercado no es deseable.
El mercado, si está convenientemente intervenido para evitar sus naturales abusos, es el mejor método para asignar recursos. Pero organizar la sociedad es más complejo.
Y no olvide que el mercado no equivale a capitalismo. El mercado requiere libertad, y sinceramente la libertad no es la mayor virtud del capitalista.

J. G Centeno dijo...

La historia de la humanidad es la historia de a lucha de clases La cita no es mía sino de Karl Marx que no hace otra cosa que aplicar el materialismo dialéctico, ya que en el fondo era un hegeliano no idealista o un hegeliano de izquierda como se prefiera, a la historia, y Dardo casi hace lo mismo. Efectivamente la humanidad ha progresado, en cada momento, la clase emergente, la que toma el poder, es progresista en relación con la derrotada. En 1789, cuando la burguesía toma formalmente el poder en Francia acabando con una estructura estatal, la monarquía absoluta hereditaria procedente del feudalismo, no cabe duda que es una clase revolucionaria, que con el devenir del tiempo se convertirá en reaccionaria. Y las sociedades que usted me cita, desde la talasocracia griega, a las ciudades hanseáticas, eran cualquier cosa menos justas, puesto que generaban unas extraordinarias desigualdades sociales. En definitiva viene usted a decirme que la desigualdad es positiva, porque los desequilibrios que ocasiona, produce conflictos que a la larga tienen como resultado un avance social. Si no es eso lo que usted dice tengo que entender que esas sociedades del pasado que cita, son ejemplos a seguir, para mi desde luego no. Si acaso puede asaltar la duda de si una sociedad sin conflictos sociales progresará más, socialmente se entiende, científica y culturalmente por supuesto. En cualquier caso ¿para qué?. En cualquier caso este es un debate sobre visiones del futuro, un futuro que, desgraciadamente, se antoja lejanísimo, tan lejano como las repúblicas mercantiles italianas tan del gusto de Dardo.
Pero vamos a la rabiosa actualidad.Irónica, sutil e inteligentemente, como es él, Dardo pone en solfa las cualidades del régimen cubano y afirma, con fuertes dosis de retranca que en Cuba todo es posible. Todo no pero algunas cosas sí, y en estos casi cincuenta años de revolución democrática, Cuba ha conseguido muchas cosas, cosas que la sociedad de mercado valora poco, que la sociedad cubana sea, con diferencia, tomada en su conjunto, la más culta de ambos hemisferios americanos no se mide en dólares, que la extensión de la sanidad pública a toda, absolutamente toda, la población, no sólo no se mide en dólares sino que representa un lucro cesante para aquellos, y en España la apuesta del Pp por la sanidad privada es más que evidente, que quieren hacer de la salud un negocio.
Pero no iba mi entrada de tampoco de Cuba, yo contraponía un sistema a otro y afirmaba, y afirmo, que si Cuba no es una democracia esto tampoco. Y ni una sola de las afirmaciones de Dardo va en sentido contrario, porque no puede, evidentemente.
Si no he leído mal a spook, que con este hombre no doy una, me acusa de victimismo. Debe ser un defecto mío, cuando me pegan me quejo, tiendo a no poner nunca la otra mejilla, actitud que siempre me ha parecido una estupidez. Y creo haber expresado, con fundamento, que Iu está fuertemente discriminada desde 1977, antes de existir Iu el PCE, y usted no me dice lo contrario me acusa de que me quejo. ¿Que quiere, que me descojone? En su segundo comentario por fín, yo es que soy muy torpe, atisbo de que va su pensamiento, usted piensa, legítimamente, que si el capitalismo ha demostrado que produce mejor, una afirmación muy discutible pero que, con el fin de no alargar el debate voy a dar por buena, y es socialismo distribuye mejor, una adecuada combinación de ambos debe ser de puta madre. La idea, si es que esta es la suya que igual he vuelto a cagarla, no es nueva es la clásica de la socialdemocracia, el capitalismo renano que da lugar al Estado de bienestar. Y la verdad es que si uno mira a Dinamarca, Suecia, Noruega e incluso España, ¡que coño!, vemos que han llegado a un notable grado de bienestar, y aunque hay unos ricos muy ricos, y a mí su existencia me amarga la vida, son pocos o muy pocos, y el resto de la sociedad disfruta de un relativo nivel de vida. Pero, a todo le pongo peros porque soy un cascarrabias, gran parte del bienestar que disfrutamos en Occidente, una minoría, se debe al sistemático expolio de materias primas e incluso de su mejor material humano, de los menos o nada desarrollados, porque ¿cuál es la riqueza de Suecia o Noruega, a parte de los árboles y los renos?. Es curioso como los occidentales, es una forma de hablar, ponemos mil trabas a las frutas que vienen de África o América, incluso hacemos campañas "¡Consuma plátanos de Canarias, no bananas americanas o africanas que son peores!", y al mismo tiempo nos sienta fatal que vengan aquí a buscarse los garbanzos, y mientras tanto les saqueamos el subsuelo.¡Cojonudo estado de bienestar! Y es que uno no puede evitar ser internacionalista y las desigualdades las soporta mal.
Y en cuanto a maripuchi sé de sobra que no la voy a convencer, y puede que la actuación de Ezker Batua- Berdeak no me está ayudando, pero algún día saldrá de su error

SPOOK dijo...

Con la mejor intención se lo digo: si le pegan no se queje, defiéndase.
Apelar a la compasión no le sacará de pobre, ni le librará de recibir más golpes.
IU no es tratada con discriminación, tiene los mismos derechos reconocidos en las leyes y se le respetan escrupulosamente. Quejarse sin razón es victimismo.
Si lo que quiere es cambiar la ley el camino es otro.
Si las mujeres no hubieran iniciado su LUCHA hace cuarenta años -sin despreciar valerosas excepciones anteriores, es sólo por fijar una fecha en que el movimiento feminista se populariza en este pais- una lucha activa y reivindicativa, con sólo quejas, no habrían/habríamos avanzado.

Por favor, creo que está claro en mi anterior comentario, yo no confundo capital y mercado.
Esta vez “casi” ha acertado. La sociedad que a mi me gustaría, y que le definí en esencia en anterior entrada (no voy a repetirlo), está entre el liberalismo y el socialismo (nada original por otro lado). No me pregunte como conseguirlo, ya le dije que no lo sé, por eso no me dedico a la política. Pero exijo a los políticos que sean eficaces, si no saben que hacer que se marchen.

En cuanto a la explotación de paises menos desarrollados hasta puedo suponer que me ha copiado (no me provoque que le envío a los del canon). Usted ha leido en este y otros blogs recientes comentarios mios sobre la actual explotación capitalista-imperialista. De consecuencias no muy diferentes, reconózcalo, del imperialismo socilialista del siglo pasado.
Pero si no me argumenta en contrario, como yo entiendo ese asunto en nada afecta a la idoneidad del mercado para asignar los escasos recursos disponibles.
No deseo que lo tome mal, pero observo que usted lía un poco varios temas que se pueden y se deben estudiar por separado para un mejor análisis. No trate de hacer el truco de FG que entre alguna verdad de perogrullo colocaba “en consecuencia” su doctrina. Y le funcionaba, no por ser FG, sino por ser un discurso oral. En nuestro caso, blanco sobre negro, que permite ir de atrás adelante y viceversa, no funciona.

Selma dijo...

Un debate a dos no representa a TODOS, mi candidato no participa en este o estos debates..Pero no por ello dejaré de votarle..

Un beso!

Dardo dijo...

Mire, Spook, tiene razón. La economía de mercado es el sistema económico que más se adecua a nuestra naturaleza. Todo viene -parafraseando a Adam Smith en La riqueza de las naciones- de esa propensión de la especie humana a intercambiar cosas de manera estimulante (no por benevolencia: que se puede hacer una vez o varias pero no de manera permanente); es decir, que sólo es posible hacer tratos de una manera que se entienda ventajosa.

Ese cambiar (este do ut des - este te doy para que me des) intentando un equilibrio entre ambas prestaciones es el motor de todo esto; que conlleva el principio de división del trabajo, la aparición del dinero (o de todo aquello que permitiera representar esa equivalencia en la prestación); el comercio, el mercado.

Yo no voy a decir nunca que el mercado es todo. Pero es mucho. Vds. como progresistas dan una importancia (comprensible) al homo aeconomicus, de tal manera que hacen de esta su faceta la principal de la historia de la humanidad. Lo cierto, lo saben perfectamente, es que los progresos económicos (el florecimiento económico de un pueblo) va seguido de toda una -como dicen- superestructura. Todo es muy complejo; y a la fuerza simplifico. Tengo la idea de que se produce una sinergia de todos los factores. Lo económico, lo político.... Es indudable que las primeras civilizaciones (esto también nos lo dice el gran A.Smith) son civilizaciones que están conectadas con lo hidráulico (perdónenme la pedantería es que quería aunar mares y rios interiores fluviales) porque ese intercambio del que hablaba se produce en la antiguedad de forma más "fluida" a través del agua. Estas civilizaciones progresan porque progresa su comercio. No puedo desarrollar más esto pues sería muy extenso.

Sí quiero decir algo. Una sociedad de mercado no es deseable. Claro que no. Ya le digo; le doy toda la razón en eso. La libertad no es la mayor virtud del capitalista. Otra vez coincido con Vd. Y Vd. coincide con Adam Smith que era, conviene decirlo, un profesor de Filosofía Moral (amaba el capitalismo pero detestaba a los capitalistas).

Nuestro Javier nos habla de la justicia al hacer una reseña de la historia. Esto es arriesgado. Es arriesgado ver lo antiguo con los moldes de lo moderno. Es inevitable. Pero seguro que pasa como con el daltonismo. Tal vez deberíamos preguntarnos qué pensaban los hombres de entonces. ¿Entendían ellos que su realidad era justa más o menos?. Yo me puedo permitir el gusto de ser daltónico. Al fin y al cabo Vds. me acusan de ser poco más o menos que un integrista católico que aplica valores eternos. Pero Vds., Spook y Javier, se hartan de hablar del relativismo moral. Es entonces justo criticar la cosmovisión de lo anterior partiendo del supuesto de que aquellos hombres entendían aquello como lo más justo.

La economía responde a tres preguntas: qué producimos, cómo y para quién. Cada sociedad histórica lo entiende de una manera. ¿Pueden Vds. -se lo pregunto con todo respeto- atribuirse esta cátedra de moral desde su relativismo?.

Las sociedades del pasado son lo que son. Fundamentalmente son lo que quisieron o dejaron que fuera sus coetáneos.

Créame que me molesta, Javier, tener que contrariarle en algunos detalles que son para Vd. muy queridos. Lo siento; no puedo compartir ese avance cubano que Vd. ve tan claro. Mire -sin desdeñar que seguro que algunos servicios públicos se han extendido- es lo cierto que en el momento de la revolución, Cuba no era una república bananera. Mire; un ejemplo: antes de Castro y sus barbudos el nivel de la medicina cubana era de primera fila (¿le suena el gran epidemiólogo Carlos J.Finlay descubridor de la transmisión de la fiebre amarilla?).

Cuba es la democracia que es. Es decir; esa democracia negativa (demagogia) que decía Aristóteles; y ésta es la democracia moderada que es (politeia). Yo lo veo así.

Y yo si tengo claro por donde va el Sr. Spook. Es un rawlista redomado (que no raulista del Real Madrid). Y que conste que esta opinión le honra. Claro, Javier, para Vds. esto de la teoría de la justicia no deja de ser un parche liberal del sistema que lo cohonesta con la redistribución de los bienes. Es también en el fondo, en sus opiniones políticas, todo un moralista. Hayeck debe ser un hereje por ser tan libertario.

También tengo claro lo que es el Sr. Spook; pero bueno....esa es otra historia. Me quedo con lo que opina; que no es mala cosa.

¿Continuan, don Javier, en Alpedrete con el carnaval?. Se lo digo más que nada porque está Vd. la mar de divertido con ciertas interpretaciones que hace de los textos de los demás.

SPOOK dijo...

Le agradezco el cumplido, pero debo hacer una puntual matización pero importante para entendernos:
El mercado NO es un sistema económico.
Como usted mismo apunta más abajo el mercado es un espacio (físico o /y figurativo) donde los agentes económicos fijan libremente (después hablamos de esto) el precio de cambio de sus bienes y servicios, sin el cual no es posible el comercio.
En cuanto al autor que tanto cita en su comentario, usted no desconoce que los estudios actuales están abundando en la problemática de un mercado con información asimétrica que produce distorsiones y en consecuencia ineficacia que no fueron estudiados por nuestro autor.

Si el precio lo fija una autoridad administrativa el resultado es una absoluta ineficacia en la producción y en la distribución que acaba reflejándose en el malestar de los consumidores.

La aparición de la división del trabajo es otra cosa. Es consecuencia del racionalismo industrial que coincide, por la facilidad que ofrece, con el nacimiento del capitalismo.
El capitalismo SI es un sistema económico. Su principio es la propiedad del capital sobre los medios de producción (materias primas, tecnología y trabajo asalariado).
El capital usa esta propiedad en su único beneficio. Por ello es necesario evitar los abusos con un debido intervencionismo de los poderes públicos. Y para que esta intervención sea eficaz es imprescindible que el poder político sea independiente del capital. ¿se nota mucho que aludo a la estrella “nova” del PP?.

Lo de que Vds, hablo por mi, hacen de la faceta económica la principal del homo sapiens, es mentira, y usted ha tenido oportunidad de leer, y ha leido, comentarios mios que evidencian la maldad de su afirmación.

De acuerdo en que el comercio es la base del progreso económico. Y el intercambio cultural y la crítica la base del progreso intelectual/espiritual. (algún animal aún no se ha enterado).

Yo no soy profesor de moral NI DE NADA, pero soy un interesado estudioso de la moral y de algunas cosas más. Yo no amo el capitalismo que ni Smith ni nadie puede separar de los capitalistas. Van inseparablemente unidos, uno es consecuencia del otro y a la vice la versa.
¿Y usted? Es capaz de separar lo inseparable?

No me atrevo a seguir escribiendo, que nuestro anfitrión debe estar a punto de perder la paciencia y va de sacar el mazo

SPOOK dijo...

Dardo
Cuando escribe ” También tengo claro lo que es el Sr. Spook; pero bueno....esa es otra historia. Me quedo con lo que opina; que no es mala cosa.” se equivoca.
Spook es lo que opina, y solo eso.
Su clarividencia le ha engañado. Lo que usted tiene claro no existe, es “ontológicamente” falso.
En esto de creer en lo que no existe es usted un redomado contumaz ¿irrecuperable?

Dardo dijo...

Bien, Spook, le agradezco la ilustración económica. Yo no soy economista. Soy rudimentario en esto. Tiene razón; la información asimétrica es un fallo o distorsión del mercado perfecto.

Mire; como estamos circunstancialmente de "buen rollo", se lo tengo que decir. Vd. suele opinar muy bien y con mucha calidad; pero luego está su comportamiento "dinamitero". Ese es su "ontos"; y no le de más vueltas con sorna galaica. Sí; yo soy un contumaz e irrecuperable especialista en estas cuestiones; por eso se lo digo.

¡Ah!. Y haga el favor de no provocar más explosiones; pues a este paso no voy a poder leerle. Ya sabe que en mi blog lo tengo vetado y no le voy a dejar publicar; pero sí me gusta leerle; pero, oiga, es que no le van a dejar de tanto estrago que Vd. forma.

¡Fíjese: Parece que donde le dejan a sus anchas es aquí, en la Lubianka!. Este don Javier aunque va de duro es todo un trozo de pan.

SPOOK dijo...

Dardo
Pongamos algún punto en su correspondiente “i”
Usted es un blando, su veto le cuesta poco levantarlo, no sería la primera vez.
Justamente por ello, como también tengo mi corazoncito, fui yo el que decidió abandonar pues no deseaba colocar mi pancarta ante su portal.

En cuanto a estragos, sabe usted que no se hace una tortilla sin romper “huevos”.
Su poca memoria me obliga a repetirme hasta la saciedad.
Sabe usted de mi NULO interés en convencer a nadie. Dejo mis opiniones en cualquier sitio con la esperanza de que a alguien le sirvan en su búsqueda de la verdad. Evidentemente al que ya la tiene NO LE INTERESA lo que pueda decirle.
Recíprocamente, como yo aún busco la SABIDURÍA, me interesa leer las opiniones de otros.
No se si D.Javier es un trozo de pan (malvado no parece), o le pasa lo mismo que a mi. En cualquier caso se le agradece su hospitalidad.

SPOOK dijo...

D. Javier
Aunque usted conoce mejor que yo a Dardo permítame que le prevenga de sus halagos. En amores es muy voluble.
La pasada semana se mostraba absoluta y perdidamente sulibeyado por el defensor del accionista y hoy le resulta indiferente.
Ha ignorado mi ”estelar” alusión a la necesaria independencia del poder poítico respecto al poder económico para que el mercado pueda ser eficaz.

J. G Centeno dijo...

No se priven, ustedes como en su casa, cuando entro en la bitácora de Dardo, tambien suelo extenderme. A Spook le animo a que cree una.

SPOOK dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
SPOOK dijo...

D. Javier
No descarto su sugerencia.
De momento prefiero dedicar mi tiempo a otros menesteres.
Hay algo en los blogs que no me acaba de convencer.
Tienen mucho de personal. En consecuencia suelen provocar lisonjeras adhesiones y la escasa crítica propende a mal_interpretarse en clave personal, a la persona aún cuando dicha crítica sea al argumento.
En mi opinión los foros son más aburridos, pero no tienen ese inconveniente.
En fin, en Internet hay de todo, incluso animales a mazo.

Le renuevo mi agradecimiento por su hospitalidad