jueves, 25 de febrero de 2010

De delincuente a mártir

He hecho un auténtico esfuerzo de contención para no salir de forma inmediata a responder a la catarata de descalificaciones a Cuba y su Revolución, que al mismo tiempo han lanzado la derecha, en todas sus manifestaciones, desde la más extrema a la más presentable y esa izquierda, un tanto acomplejada, que llena de actitudes buenistas, pretende un idílico camino hacia el paraiso socialista, ornados con flores en los cabellos y el peace and love (pese a las similitudes fonéticas no debe confundirse con ¡písalo!)en los labios. Se trata de una izquierda un tanto poética pero de una poesía que a mí, por inútil, por ineficaz, por contraproducente, no me interesa en absoluto. Siempre están presentes en mí, muy presentes los versos del poeta comunista Gabriel Celaya

¡Maldigo la poesía concebida como un lujo cultural por los neutrales!
¡Maldigo la poesía de quien no toma
Partido!
¡Partido hasta mancharse!

Como también tengo presente la canción de, creo que Silvio Rodríguez

No vivo en una sociedad perfecta
no quiero que se de ese nombre


Lamento profundísimamente la muerte de Orlando Zapata, como lamentaría la de cualquier ser humano, de cualquier ser humano aunque se trate de un delincuente común y no de un combatiente de la libertad, como acertadísimamente señala Álvaro Villar

Cuba recibe, desde esa izquierda guay que, francamente ya empieza a apestar, un injusto tratamiento. Hay miles de muertos en las cárceles del mundo entero, y nadie dice nada. Sin embargo en Cuba cualquier delincuente, haya hecho lo que haya hecho, da lo mismo, es un preso de conciencia. Que la derecha emplee estas artimañas entra en la lógica, que una pretendida izquierda le haga la ola, a mi me empieza a provocar un debate interior, y tendré que resolverlo. Mientras tanto mi solidaridad y compromiso con Cuba y su Revolución( que se de sobra que no es perfecta) es total.
Probablemente si se detiene a un maltratador o a un violador, y el hecho ocurre en La Habana o Santiago, para algunos se estaría tratando de una persecución política.

6 comentarios:

Carles dijo...

Orlando Zapata tenía antecedentes violentos y su familia era financiada por EEUU
from [laRepublica.es] by Redacción laRepublica.es (J.P)

Orlando Zapata Tamayo, de 42 años, no forma parte de los 75 cubanos a sueldo de EEUU que fueron juzgados en marzo del 2003.

Zapata fue procesado en julio de 1990 por dos delitos de Estafa, Lesiones, Tenencia de Armas Blancas, Alteración del Orden, Daños y resistencia. Durante dicha condena fue sancionado varias veces por desorden en Establecimiento Penitenciario y Desacato.

En el 2001, se vincula a la contrarrevolución, contactado entre otros cubanos a sueldo de EEUU como Oswaldo Payá Sardiñas y Marta Beatriz Roque.

En el 2003, ingresa nuevamente en prisión y a partir de entonces protagoniza varias acciones violentas en ella, agrediendo físicamente a funcionarios penitenciarios. Se negó en reiteradas ocasiones a consumir los alimentos del penal y solo consumía los alimentos que recibía de sus familiares.

Se declaró en huelga de hambre el 18 de diciembre de 2009, negándose a recibir asistencia médica. No obstante, fue trasladado primeramente al Puesto Médico del penal, posteriormente, al Hospital Provincial de la ciudad de Camaguey, y después al Hospital Nacional de Reclusos de La Habana.

Según asegura el informe al que ha tenido acceso La República, en todos los lugares se le realizaron estudios clínicos y se le prestó toda la asistencia médica necesaria, incluida terapia intermedia e intensiva y alimentación voluntaria por vía parenteral (endovenosa) y enteral (mediante levín) y se le garantizaron todos los medicamentos y tratamientos necesarios hasta su fallecimiento, lo cual fue reconocido por su propia madre.

El 3 de febrero, presentó fiebre que desapareció en 24 horas. Posteriormente, se le diagnosticó una neumonía que se trató con los antibióticos y procedimientos más avanzados. Al comprometerse ambos pulmones, fue asistido con respiración artificial hasta su muerte.

Después de su ingreso al establecimiento penitenciario, la madre de Zapata Tamayo, Reyna Luisa Tamayo, se vinculó a actividades de grupos contrarrevolucionarios, por las cuales recibía dinero de organizaciones contrarrevolucionarias que actúan en territorio de Estados Unidos como la Fundación Nacional Cubano Americana.
Original enclosure (jpg_jpg_orlando.jpg)

Jan dijo...

De Pablo Milanés, es de Pablo. No se entiende por qué se magnifica todo lo que sucede en Cuba. Hay interés por el sistema en demostrar que no hay alternativa. Hay en periodismo algo parecido a la ética profesional, porque hay que ver lo que sueltan algunos por boca y pluma.
Cuba es un ejemplo contra el capital, con sus defectos y estos tienen que maximizarse al máximo y aumentarse.
Huelga decir que lamento la muerte de cualquier persona.

Alvaro Villar Calvo dijo...

Gracias por el enlace, muy buena entrada.

Paco Piniella dijo...

Discrepo totalmente con tu entrada. Y lo peor de todo es que a estas alturas aún no sabemos cuál es la opinión de IU, si la que tú defiendes o la que defienden otros blogueros de tu mismo partido, totalmente opuesta.

El Edukador dijo...

Pues, paco piniella, se acaba de conocer que IU sí condena a cuba: http://www.asueldodemoscu.net/?p=4898

echale un vistazo

Por mi parte, como demócrata veo como algo muy negativo la dictadura cubana, sin embargo, el bloqueo comercial es la gran lacra en ese país, bloqueo que encima les sirve como excusa moral para justificar su autoritarismo, para defenderse de un enemigo que a fin de cuentas les mata de hambre, sin bloqueo, pienso que la condena estaria mucho más justificada.

J. G Centeno dijo...

Decía don José Ortega y Gasset que los españoles son los únicos capaces de discutir un dato. Aquí queda claro. Orlando Zapata era un delincuente, y ese es un dato, prtender hacer de él un mártir es o ingenuo o mendaz. Y que quede claro que yo no me alegro de la muerte de un delicuente, ni siquiera de un violador o un pederasta. Las opiniones de Ricardo Royo (A sueldo de Moscú) son extremadamente minoritarias dentro de IU, y espero que sigan siéndolo. El ser admirador de la democracia burguesa no es ser demócrata.