lunes, 15 de agosto de 2011

Por ser la virgen de la Paloma...

Un mantón de la China, na, na
China, na, na
China, na, na
Un mantón de la China, na na...
te voy a regalar,
te voy a regalar...

Teniendo en cuenta mi origen, al que no renuncio y del que suelo sentirme orgulloso, a pesar de Esperanza Aguirre, los UltraSSur, el frente Atlético y Rouco Varela (otro fresco procedente de Galicia, aunque en este caso con fuerte peste a marisco podrido), la fiesta que hoy celebro y que se celebra en Madrid no es otra que La Paloma, auténtico referente patronal junto a San isidro, ambos con histórica verbena, por más que nos quieran meter, casi con calzador, como patrona a la Virgen de la Almudena, cuyo único mérito es, a mi muy subjetivo juicio, tener un nombre muy bonito, y uno de sus muchos deméritos ese espanto al comienzo de la calle Bailén que han dado en llamar Catedral de La Almudena que por fuera tiene un pasar pero con un interior, perpetrado en gran medida por un pintamonas visionario, que, nunca mejor empleada la expresión, clama al cielo. Nadie ha oido hablar de la verbena de La Almudena. Que con esa catedral y ese rio Madrid sea una ciudad tan importante tiene indudable mérito. Con El Sena y Notre Dame cualquiera. Claro que ninguna ciudad del mundo, absolutamente ninguna, puede decir es que alberga Chamartín, hoy conocido por Santiago Bernabeu. Podría hacer, un intento de relato, de lo ocurrido precisamente ayer en ese colíseo, ni lo voy a intentar todo el mundo lo vió y Aitor Karanka fue suficientemente expresivo: "Hay cosas que no cambian". Pero estaba yo tan feliz con mi día de la Paloma, cuando estos negros pensamientos me han asaltado. Y la entrada es lo que buscaba, no otra cosa, festejar una importante fiesta del verano que la tradición religiosa hace coincidir con la Asunción, que no Ascensión, de la Virgen María a los cielos. Y el matiz es importante, porque a esta extravagante señora la suben al cielo en cuerpo y alma, y que nadie lo tome como un insulto pero a mí determinadas actitudes de esta señora, sobre todo en materia sexual me parecen, como poco, extravagantes. O... ¿Cómo calificar la actitud de una señora que se casa con adulto sano y a continuación se compremete a mantener la castidad de por vida? ¿Qué pretendía del carpintero? (el chiste de las chispas en la ebanistería es muy obvio, y mas aún el del instrumento [probablemente anatómico] usado como sustituto de la garlopa). ¿Como calificar, y puede que extravagante sea corto, esa especie de coito virtual angelical que se esconde tras el Dios te salve María...? Pero la extravagancia de esta señora, dejando de lado su afición a aparecerse en toda clase de grutas y recovecos a pastorcillos, señoras avispadas o tontos de remate, llega a su máximo al ser la única en todo el cielo que tiene cuerpo material, todo lo demás son almas y espíritus puros. Hay que suponer que no fue idea suya, pero en cualquier caso tiene que haber creado incovenientes en el cielo de todo tipo, puesto que un cuerpo físico y material tiene indudables necesidades derivadas de su condición. ¿Hay comedor en el cielo? Ya sabemos que con cinco panes y cinco peces esta gente tiene para mucho, pero no se lo comerá de pie, que menos que una mesa y un silla. Y tambien habrá letrinas, ¿Y dónde van los residuos?. De otras necesidades no hablo por lo expresado anteriormente. Resumiendo, la presencia de esta señora hace del cielo un sitio menos edificante. Para que se vea la importancia de la fiesta de hoy. LA VIRGEN DE LA PALOMA. Casi ná


3 comentarios:

KobaRascayú dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
BATDELSAL dijo...

Hola Javier. Me alegra que reabras el blog y de otro lado siento los problemillas de salud. Yo llevo varios días caminado con un bastón por los excesos vacacionales. Aprovecho para desmentir que lo del bastón sea por los borregos que se ven por las calles madrileñas. Alégrate, que no sólo han vuelto a bendecir tu ciudad de nacimiento con la más prístinas esencias del nacionalcatolicismo, sino que al menos diez o doce jóvenes (y jóvenas) peregrinos me han preguntado que cómo se iba al Bernabéu que ellos querían conocerlo y comprarse una camiseta. Algo es algo, no todo está perdido. Ya vendrá septiembre. Salud. Igual nos vemos en San Fernando de Henares.

GabrielAñez dijo...

jeje que fiesta tan extraña... y los chinos se estan adueñando del mundo por lo menos de mi pais jeje asi que mejor no me meto mucho con ellos XD gaby - casas en venta