miércoles, 5 de noviembre de 2008

Y a mi que me da igual

Andan los progres, entre los que afortunadamente no me encuentro, muy alterados e ilusionados con el triunfo de Barack Obama , y han sacado de paseo los tópicos habituales, más alguno nuevo derivado del color de la piel del electo candidato. Está siendo recurrente la alusión a Martin Luther King

Menos se recuerda a Malcolm X, quizás porque lo de la nación del islam no es especialmente popular en USA
Y por supuesto ni una mención a Angela Davis , Mujer, Negra y Comunista infatigable luchadora por los derechos de la mujer (y los hombres), de los negros (y blancos) y de los trabajadores sin distinción de raza ni sexo. Y es que no es lo mismo un afroamericano del sistema, producto del sistema y defensor del sistema que unos NEGROS que han tenido la osadía de desafiar al sistema. Puede que sea necesario recordar que en lo que a política exterior se refiere ( con la honrosísima excepción de Jimmy Carter ) las administarciones han podido ser más agresivas con los movimientos de liberación y progreso, y compasivas y tolerantes con regímenes de escaso pedigree democrático. Basta con recordar que gracias a Franklin D. Roosevelt (demócrata), en estimable colaboración con Winston S. Churchill , la segunda guerra mundial no tuvo su final en España, donde en realidad había comenzado, y Francisco Franco ,el Caudillo, pudo sobrevivir. Recordemos también que Harry Truman (demócrata) fue el responsable de las atrocidades de Hiroshima y Nagasaki , que John F. Kennedy inició la escalada armamentística en Vietnam , intentó la invasión de Cuba en Playa Girón , se declaró berlinés para desde la RFA iniciar una política muy agresiva hacia la RDA y el bloque del este y elaboró una curiosa teoría (que hoy pervive) según la cual ellos tenían todo el derecho del mundo a intervenir en Cuba, para, segun ellos, salvaguardar intereses norteamericanos, mientras que Cuba no tenía ningún derecho a instalar misiles en su territorio. El último ejemplo lo tenemos en Bill Clinton, que si bien no invadió Iraq como hizo su antecesor y haría su sucesor, lo bombardeó tantas veces como le dió su imperial gana. Pocas esperanzas podemos tener en los demócratas en la escena internacional que es la que al fin y al cabo nos interesa. No son muchas las esperenzas que tengo en el afrohawaiano electo.


Además, si bien John McCain me parece un plasta de tamaño respetable no puedo ocultar que su compañera de ticket Sarah Pallin tiene para mí un especial morbo que no puedo evitar :
Reconoceran conmigo que entre el candidato demócrata a la vicepresidencia y la Pallin no hay color.


Salud y República.

4 comentarios:

Adanero dijo...

Yo es que anoche tuve un sueño. Bueno, más bien tenía mucho sueño y me fui a la cama.
Hoy me levanto y todo sigue igual que ayer, aunque por lo visto todo ha cambiado y yo no me he debido de enterar.

Y si, efectivamente. No hay color.

Un saludo.

jgcenteno_jr dijo...

Yo opino que Sara Pallin es una terrorista xenófoba

Los pasos que no doy dijo...

Aysss, esa testosterona..., muy rojos, muy rojos, pero los comentarios sexistas son los mismos siempre. A derecha y a izquierda.

En fin...

surco dijo...

Pues si. La diferencia es que a unos se los cepillaron y del otro hacen posters las adolescentes. en fin..