martes, 18 de mayo de 2010

El VIII Congreso del PCM




Como que no quiere la cosa vamos caminando hacia el VIII Congreso del Partido Comunista de Madrid, que no es otra cosa que la federación madrileña del Partido Comunista de España. Algo que tiene más importancia de lo que parece, porque aunque tiene personalidad propia, aunque nunca desde el punto vista jurídico, que habrá de tener en cuenta las características específicas de la Comunidad de Madrid, y en ese contexto desarrollará sus políticas, es solidario y corresponsable del proyecto político que representa el PCE . No tendría sentido, no lo tiene de hecho, que el Congreso del PCM, debatiera cuestiones ya aprobadas en el XVIII del PCE.
Y los documentos aprobados dicen cosas como:

La hegemonía política y cultural dominante ha contribuido a una continua degradación y difamación de las ideas comunistas. El revisionismo histórico y la criminalización de nuestras ideas son dos amenazas reales que debemos combatir. Es tarea del PCE la rehabilitación del significado del comunismo, la subsanación, explicación y desmitificación de nuestro proyecto emancipador a la población.
o
El modelo sindical del PCE goza, en sus rasgos generales, de amplio consenso dentro del partido. Este acuerdo tiene que ver con la trayectoria sindical histórica del partido y muchos/as dirigentes estuvieron muy ligados al movimiento sindical. El nacimiento y desarrollo de cerca de 50 años de vida de CCOO, referente sindical hegemónico en el Estado, está cimentado sobre el esfuerzo y el sacrificio de numerosos militantes obreros, hombres y mujeres del partido, entre los que hay que destacar a su primer secretario general, Marcelino Camacho.
Cabe, igualmente, destacar:
Se empieza a ver como Latinoamérica, ese territorio que los EE.UU. consideraban de su propiedad, su patio trasero decían, le pone contra las cuerdas, vemos como los pueblos de Venezuela, Bolivia, Uruguay, Brasil, Ecuador y otros muchos se unen al cubano en la defensa de su dignidad Hay que tener en cuenta que los actuales cambios y procesos que se están desarrollando en el continente latinoamericano se han producido en gran parte por la pervivencia y la resistencia de la Revolución cubana. La lucha permanente del pueblo en mantener su libertad y los evidentes logros sociales, políticos y culturales a los que ha accedido el pueblo cubano ha alimentado las esperanzas de otros pueblos en otro mundo mejor, y ha alumbrado el camino de la liberación y emancipación.
Y muy importante:
Llevamos años hablando del PCE de IU, el PCE en IU, Un PCE fuerte para una IU fuerte, del PCE como garante de la existencia izquierda transformadora. Es decir, de un partido siempre en función de IU. Hemos llegado a confundir al proyecto del partido con la estrategia y a ésta con el instrumento de la misma. PERO La apuesta por IU NO ES LA RESPONSABLE de la degradación del PCE, al contrario, la política de Convergencia (que después dio origen a IU) fue capaz de “romper con Carrillo” y el “eurocomunismo”, responsables del principio de dicha degradación.
Sin olvidar que:
El PCE defiende su compromiso irrenunciable a la refundación de IU como una apuesta de los comunistas por recuperar la hegemonía cultural que la derecha nos ha arrebatado en los últimos años, y no una simple recomposición de hegemonías internas en IU, que conduciría irremediablemente al fin de nuestro proyecto estratégico y al fracaso en la sociedad.
Hay que destacar que Izquierda Unida, aunque actualmente aparece como la única alternativa frente al bipartidismo capitalista, no es más que un pequeño embrión del amplio movimiento plural y unitario que requieren las tareas a realizar, articulando la organización política con el conjunto de los movimientos sociales emancipatorios, y en el cual habrán de poder participar todas las organizaciones, corrientes y sensibilidades de izquierdas desde al respeto a la identidad de cada una, aunando la plena libertad en el debate interno y externo y en la movilización social democrática con la unidad de acción en las instituciones del Estado.

En cuanto a IU:
Cada vez son más las voces, dentro y fuera del Partido, que defienden la necesidad de que IU recobre el espíritu con el que fue creada como un movimiento político y social aglutinador de partidos, movimientos y personas que sean capaces de proponer una alternativa real al capitalismo, trabajando por el socialismo del siglo XXI. Para que IU vuelva a funcionar con ese espíritu hay que acabar con la cesión de soberanía política de sus componentes (sea el PCE, sean los trotskistas, anarquistas, ecologistas o cualesquiera otras fuerzas antagónicas con el capitalismo).
...
El XVIII Congreso del PCE reafirma la justeza de la política de Convergencia, nuestra coincidencia en que hay que seguir ahondando en ese camino iniciado en 1983 y que, entre otras cosas, supuso la ruptura con el “carrillismo”. Es cierto, el partido no es suficiente para acometer las grandes transformaciones que queremos para la sociedad y por ello hay que seguir desarrollando la política de alianzas. Pero, a partir de ahí, hay que reconducir y revisar gran parte de lo hecho hasta ahora.
La Asamblea de refundación de IU podría desembocar, en teoría, en una nueva formación política (como hicimos al crear IU). El PCE apuesta por IU pero aligerando las (todavía) estructuras de partido y potenciando todo lo relacionado con la elaboración colectiva y la convergencia programática y en la movilización con la sociedad. Y no sólo abrirnos a la aportación a los programas, abrir también las candidaturas a personas que convergen con nosotros desde el punto de vista del programa o de la movilización. Todo está por decidir (aunque nuestra posición de partida sería el mantenimiento de la denominación actual, IU). En cualquier caso, el partido ha de ser un partido en la sociedad. Para nosotros y nosotras, nada es más importante, como instrumento para la política, que el propio partido.

Nada de lo que decida el Congreso del PCM, podrá ir en contra de esas tesis políticas, el trabajo de ese Congreso consistirá, fundamentalmente, en adecuar esas políticas a la especificidad de la Comunidad de Madrid. Quiere decirse que habrá de dotarse de un programa de actuación para CCOO en la Comunidad de Madrid. Quiere decirse que, a diferencia de lo que ahora ocurre, en relación a IUCM, el Partido deberá tener una única voz que será la que defienda nuestra política, en el terreno de la refundación, y en todos los demas.
He sido elegido delegado al Congreso por mi Agrupación, y en esos parámetros me gustaría moverme, más allá de los nombres, deberíamos encontrar un equipo de dirección capaz de llevar a cabo esa tarea. Y no es una tarea sencilla, porque venimos de una situación anómala en la que daba la sensación de que había más de un PCM. Y con esa situación hay que terminar. El PCM, como lo es el PCE a nivel federal, tiene que ser un partido cohesionado, con una línea política determinada, y sólo una, generada a través del debate dentro del propio Partido. Que cualquiera con carnet del partido, sin más requisitos, se atribuya, sin más, la representación del partido, no hace más que provocar ruido en IUCM, ruido y distorsiones. Por otra parte, el PCE, y por tanto el PCM, es un partido con entidad propia, que cede su soberanía a IU para cuestiones muy importantes como son los procesos electorales y la representación institucional que de ellos emana, pero para lo demás, es absolutamente dueño de las políticas que elabora.
En las presentes circusntancias, con una ofensiva de los poderes reales, los económicos, ocupando espacios políticos de modo y manera que incumplen sus propias normas "democráticas", que yo sepa el FMI no se presenta a elecciones de ninguna clase, la necesidad de existencia de los comunistas es obvia. Sin ser pretencioso, y asumiendo, con naturalidad, mi contingencia personal, puedo afirmar que los comunistas somos imprescindibles para avanzar hacia el socialismo, quedando claro que no solo hay comunistas en el PCM o el PCE, hay comunistas encuadrados, legítimamente, en otras organizaciones, y, desgraciadamente, hay muchísimos comunistas que, por diversas razones, están desorganizados. Que yo me refiera a la importancia del PCM se debe al hecho de que es el partido en el que milito, y si milito en él es porque considero que es el lugar más adecuado para que un comunista se organice, sin desmerecer ni descalificar a aquellos que están en otros sitios.

5 comentarios:

David Velilla dijo...

Muy poquito me gusta esto, muy poquito. De hecho, creo que hasta me parece que se contradice con lo acordado en el último Congreso Federal del PCE.

Suerte a los que vayáis y a ver si se cambio algo en esta infecta organización.

Un saludo

24reales dijo...

Para que se nos caiga la baba de pura, sana , solidaria e internacionalista envidia:

href="http://civilizacionsocialista.blogspot.com/2010/05/los-ultimos-estalinistas-de-europa.html"


No sólo hay que ver las fotos, sino leer los comentarios a pie de las mismas.

J. G Centeno dijo...

Que un compañero de Izquierda Unida, que además es el coordinador de una Asamblea, considere al PCE, mi partido, como una organización infecta, ya ni siquiera me indigna, solo me entristece. Que IU es una organización plural lo queremos todos, y desde luego los comunistas, de ahí a que se convierta en un nido de anticomunistas hay un trecho grande. Con todo estamos tranquilos. Hubo un momento en que los bolcheviques sujetaron a Kerenski. Dejo a la cultura política de los lectores el averiguar por donde.

David Velilla dijo...

Buenas. Soy miembro del PCE, y hablo como miembro del PCE, no como coordinador de IU Morata, sólo faltaría. El PCE no es infecto en su esencia, sin embargo el PCM si lo es en su práctica -ahora por lo menos-.

IU es un proyecto del PCE, por tanto el PCE es importante en IU, faltaría más. Pero lo que sucede en Madrid es harina de otro costal.

Una dirección que no baja a las Agrupaciones a explicar los documentos, una dirección que pasa olimpicamente de las agrupaciones que no le son "simpáticas" no merece ser llamada dirección, y mucho menos de algo tan serio como el PCE.

A mí y a mis camaradas de Morata nos han ninguneado, vete tú a saber porqué. De ahí su preocupante infección ¿de poder? Que cada uno haga sus propias composiciones de lugar.

Un saludo

lenguadebrujo dijo...

Comparto la opinión de David Velilla en torno a lo que está sucediendo en el PCM. Yo soy el Responsable Político de la Agrupación de Morata de Tajuña del PCE, lo de PCM me suena a "carrillismo" por mucho que lo quieran vestir con banderas estilo soviético y proclamas bolches, fotos mediáticas delante de la Bolsa y tonterías por el estilo. Lo digo aquí y ante quien quiera, y si es ante Garantías y Control lo seguiré diciendo: LA DIRECCIÓN EJECUTIVA DEL PCM ES UNA DIRECCION INFECTA.
Ahora que me lleven donde quieran, lo único que tengo para avalar son 31 años de afiliación al PCE, su apuesta por la política de Convergencia Política y Social, lo aprobado en el último Congreso y su caracter internacionalista.

Mateo González.