domingo, 18 de enero de 2009

Elocuentes silencios, dolorosos asentimientos

Dicen, y estoy de acuerdo, que uno es esclavo de sus palabras y dueño de sus silencios. Sin embargo ocurre que, a veces, los silencios gritan a pleno pulmón y dejan de ser propiedad de quien no habla. Y en estos últimos días, en los que este mundillo, pequeño y reducido, que hemos dado en llamar blogosfera o blogocosa, y que se acerca más a un ciberpatio de vecinos que a otra cosa, se ha volcado de forma casi , ¡cuanto duele este casi!, unánime en la solidaridad con el pueblo palestino indignamente machacado por el sionismo terrorista, se ha producido algún silencio doloroso, a mí al menos me ha dolido, en momentos en los que el aserto de "Quien no está conmigo esta contra mi" tiene más validez que nunca.
El martes día 20 el chuchuguay pijo hawaiano Mr. Obama toma posesión de su cargo de consul del imperio, en su momento y con su admirable laconismo monsieur Babeuf apuntaba lo primero que debía hacer el día 21, y yo me voy a permitir afirmar que lo segundo debería ser tomar cartas en el asunto de la actitud de su provincia sionista en Oriente Medio. No tengo ninguna esperanza, nunca me emocionó el yes we can, era una mentira más, tiempo al tiempo.

1 comentario:

Selma dijo...

Ya en su campaña lo decía, confirmaba su postura, no iba a cambiar luego.. sabiendo del poder de los lobbies...

Bolche, no encuentro tu mail en ningún lugar de tu perfil...No es para nada importante, pero...

Un beso.