domingo, 18 de enero de 2009

El mejor club de la historia








A diferencia de otro tipo de asociaciones, pretendidamente dedicadas al deporte, y que han sido frecuente refugio de toda clase de delincuentes, alguno de los cuales llegó a tener cierta relevancia social y ocupó importantes cargos institucionales en el poder municipal, El Madrid ha dado una nueva muestra de lo inmarccesible de su prestigio, de la acrisolado de su historia, de lo perenne de sus valores al desembarazarse de una persona que, sin entrar a valorar la legalidad de sus acciones, no estaba claramente a la altura de la grandiosidad necesaria para desempeñar una empresa de tan descomunal importancia como es la presidencia del señorial equipo que asienta sus dominios en la zona más noble de la capital de España. Muchas han sido los intentos por parte de intereses espúreos de apropiarse el inconmensurable patrimonio espiritual blanco. No pudo hacerlo el franquismo una vez fracasada, por evidente inepcia deportiva, la burda aventura de crear un equipo de evidente inspiración militar unificando, como hizo en 1937 con otras asociaciones, al equipo de uno de los tres ejércitos victoriosos, con un equipillo al que la experiencia de una España Republicana había situado, con natural merecimiento, en categorías inferiores. La figura de Don Santiago Bernabeu y Yeste

Probablemente la figura más importante del siglo XX, acabó con estos vanos y espúreos intentos de asimilar al equipo de Chamartín con el franquismo. Pero la historia ha dictado sentencia y ha puesto a cada cual en su sitio. Esperamos que se abra una etapa que nos retrotraiga a aquellos maravillosos tiempos en los que un árbitro sabía que equivocarse en contra del Madrid podía significar el fin de la carrera arbitral, a aquellos tiempos en los que eramos odiados o amados, pero nunca indiferentes.

PS: Despues de los comentarios de Freia (certadísima) y Maripuchi (poco documentado y algo pasional) he terminado el R.Madrid 3 Osasuna 1, en el que una magistral actuación del colegiado Pérez Burrull, ha terminado con las esperanzas de Osasuna de sacar algo en claro a través de penaltys. Esperemos que sea el inicio de una nueva política arbitral que ponga las cosas en sus sitio.

8 comentarios:

Freia dijo...

Bolche dixit, Freia corroborat

Maripuchi dijo...

Si, pero mientras esperan la vuelta de las oscuras golondrinas, permítame que me dé la risa ... jajajajajaja
jajajajajajaja

Tanhäuser dijo...

vale, vale, pero este año la liga está un poco chunga. Las hordas culés lo están haciendo bien y esto, hay que reconocerlo.
Un abrazo

Adanero dijo...

Pues fíjese que le voy a dar la razón. Se cubre usted con toda la honradez del mundo (y un poco más) cuando escribe lo de "Pero la historia ha dictado sentencia y ha puesto a cada cual en su sitio."
Cierto, cada uno está en su sitio.

...en tu balcón sus nidos a colgar,
y otra vez con el ala a sus cristales,
dos penaltis escamotearán.

Un saludo.

P.D.: Ahora que no nos oye nadie. El otro día pasé junto al Bernabeu y sentí una emoción especial.

Blog de Paco Piniella dijo...

Ala Madrid!

AF dijo...

Tanta emoción se agrupa en mi costado tras leerle, que por doler me duele hasta el aliento. ¡Viva el madridismo uno, grande y libre! ¡Por el madridismo hacia Dios! (en caso de que se crea en él; de lo contrario, hacia el lacón con grelos, que en eso seguro que todo el mundo cree).

Las torpes alusiones a la probable victoria liguera del Barça desoyen el sentido común que dicta que, con los árbitros situados donde nunca debieron de dejar de estar situados, el Barça perderá puntos... ¡vaya si los perderá! Y nosotros, los madridistas... EL MADRIDISMO me atrevería a decir, volveremos cual banderas victoriosas al paso alegre de la paz.

En fin, vamos a dejarlo que me desato y no mido.

Un saludo.

RGAlmazán dijo...

Verdaderamente indignante. Llego tarde pero todavía puedo decir que se ha dejado usted datos importantísimos. Por ejemplo que Santiago Bernabeu era bolchevique y que Celia Gámez famosa seguidora merengue era comunista. Esto pone las cosas en sus sitio. Si señor.
Oiga, el hotelito de Pérez Borrell que sea cercano a la Costa Brava y lejos de Pamplona preferiblemente.

Salud y República

J. G Centeno dijo...

me encanta kabileño como entras al trapo, que gustirrinin